16 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
17 de diciembre 2023 - 17:01hs

El ejército israelí aseguró haber descubierto "el mayor túnel" subterráneo construido por Hamás en la Franja de Gaza, donde Israel continúa con los devastadores bombardeos, pese a los múltiples llamados a un alto el fuego.

"Esta red masiva de túneles, que se divide en varias ramas, tiene una extensión de más de cuatro kilómetros y llega hasta 400 metros del punto de paso de Erez", entre Israel y el norte de Gaza, indicaron las fuerzas armadas del Estado hebreo en un comunicado.

La destrucción de la red de túneles construida por Hamás es uno de los objetivos de la ofensiva militar israelí en el enclave palestino, donde murieron hasta el momento unas 18.800 personas, en su inmensa mayoría civiles, según los datos del ministerio de Salud gazatí.

Más noticias

Según un periodista de la agencia de noticias AFP que pudo entrar en el túnel descubierto, el conducto subterráneo dispone de sistemas de canalización, electricidad, alcantarillado, ventilación y vías para el transporte de vehículos, y forma parte de una red de 1.300 túneles con una extensión de unos 500 kilómetros.

El sistema fue construido por Hamás para eludir el bloqueo que impuso Israel en el enclave desde 2007, cuando la organización islamista desalojó en elecciones y por fuerza a la Autoridad Palestina de la Franja de Gaza, según el Instituto de la Guerra Moderna de la Academia Militar estadounidense de West Point.

Presión interna e internacional

El gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, está cada vez más presionado, sobre todo desde que se supo el viernes que soldados del ejército mataron a tres rehenes "por error" tras confundirlos con combatientes palestinos, víctimas que formaban parte de las cerca de 250 personas capturadas en el ataque de Hamás del 7 de octubre pasado.

Cientos de personas se manifestaron ayer en Tel Aviv, para luego acampar delante de la sede del ministerio de Defensa para reclamar el regreso de sus familiares. "Mueren demasiados civiles", dijo la ministra francesa de Relaciones Exteriores, Catherine Colonna, en viaje a Israel, oportunidad en la que instó a "una nueva tregua humanitaria inmediata y duradera".

Sin embargo, su homólogo israelí, Eli Cohen, reiteró la posición de su gobierno, para quien un alto el fuego es "un regalo para Hamás", mientras se espera que en el transcurso de la semana el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, arribe a Israel, Baréin y Catar para reiterar "el compromiso de Washington en reforzar la seguridad y la estabilidad en la región".

Washington, el mayor aliado de Israel, urgió en los últimos días a Tel Aviv para que sus operaciones ingresen en una fase de "menor intensidad" con el objetivo de proteger a los civiles y evitar así la pérdida de apoyos internacionales.

La posición del gobierno de Joe Biden es coincidente con lo expresado por el jefe de la diplomacia británica, David Cameron, y su homóloga alemana, Annalena Baerbock, quienes llamaron a un "alto el fuego duradero", en un texto publicado en el Sunday Times este fin de semana.

"Baño de sangre"

Mientras la diplomacia occidental presiona a Israel, en el norte de la Franja se podían ver en las últimas horas espesas humaredas tras los bombardeos israelíes. En ese contexto, el ministerio de Salud de Hamás dio cuenta de 24 muertos en el campo de refugiados de Jabaliya, muchos de los cuales están todavía "bajo los escombros".

Otros bombardeos mataron al menos a 12 personas en la ciudad de Deir al Balah, en el centro del enclave, al tiempo que testigos informaban de ataques aéreos en la ciudad meridional de Bani Suheila y se mantenían intensos combates en la ciudad de Gaza.

El servicio de urgencia del hospital Al Shifa, en el norte de Gaza, se convirtió en "un baño de sangre", con cientos de pacientes en el interior y nuevos heridos que llegan "cada minuto", afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los ataques israelíes devastaron gran parte del territorio y Naciones Unidas (ONU) estima que 1,9 millones de gazatíes se vieron forzados a dejar sus casas.

Por su parte, el papa Francisco lamentó al final de la plegaria del Ángelus la muerte el sábado de dos mujeres en una parroquia católica en Gaza, y afirmó que en ese territorio hay "civiles indefensos" que son blanco de disparos y bombardeos.

"Traer a los rehenes vivos"

Más de 100 israelíes y extranjeros capturados fueron liberados a cambio de 240 prisioneros palestinos durante una tregua de una semana en noviembre pasado, auspiciada por Catar. No obstante, Netanyahu reiteró la “necesidad” de su gobierno de "mantener la presión militar" para traer a los rehenes y acabar con Hamás.

Catar, en tanto, confirmó que está llevando a cabo "esfuerzos diplomáticos para restablecer una pausa humanitaria". Según el sitio de noticias Axios, el jefe de los servicios de inteligencia israelíes, David Barnea, se reunió el viernes con el primer ministro catarí, Mohamed bin Abdulrahman al Thani, que participó en las negociaciones de la anterior tregua.

Hamás, por su parte, insistió en rechazar "cualquier negociación" si "la agresión contra nuestro pueblo no cesa completamente", según informó en Telegram, mientras que fuera de Gaza, la Autoridad Palestina lamentó la muerte de cinco palestinos en la Cisjordania ocupada, donde la violencia se disparó desde el estallido del conflicto.

 

(Con información de AFP)

Temas:

Guerra en Israel

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos