Itzik Horn y el reclamo por la vuelta de sus hijos en manos de Hamas

Sociedad > entrevista

Itzik Horn, padre de dos argentinos rehenes de Hamas: "El tiempo se acaba, tienen que volver ya"

Nacido en Argentina, emigrado a Israel y padre de dos secuestrados por la organización Hamas, el entrevistado habla sobre la situación desesperante de los rehenes en cautiverio desde el pasado 7 de octubre y explica por qué su liberación debería ser la prioridad máxima del gobierno de Israel
Tiempo de lectura: -'
03 de febrero de 2024 a las 14:05

Itzik Horn, un argentino de 71 años nacido en Buenos Aires, se radicó en Israel en el año 2000. Padre de tres hijos varones, porteños como él y también emigrados a Israel por la misma fecha, desde el 7 de octubre pasado siente que su vida ha dado un vuelco, que su razón de ser desde entonces es una sola.

Aquel fue el día en que un ataque terrorista perpetrado y ejecutado por la organización Hamas pasó por territorio israelí dejando un rastro de muerte y destrucción, luego de asesinar a más de 1.400 personas y de secuestrar a otras 240. De estos últimos, al día de hoy la gran mayoría permanecen como rehenes del Hamas sin que se tenga apenas información acerca de su situación o estado de salud. Entre estos rehenes están Iair y Eitan, dos de los hijos de Itzik, de 45 y 35 años respectivamente, quienes fueron secuestrados en el kibutz Nir Oz y llevados por los milicianos del Hamas hacia Gaza.

Sobre la situación de los rehenes, sobre su experiencia en estos últimos meses y el reclamo de todos los familiares que esperan volver a verlos sanos y salvos, dialogó Itzik Horn con El Observador.

En entrevistas anteriores usted contó que, por la sucesión de ataques con cohetes desde Gaza y otros puntos a partir de los hechos del 7 de octubre, debió alejarse de Ashkelon, la ciudad en donde vive, para encontrarse refugiado dentro de su propio país en un hotel de Hertzliya. ¿Cuál es su situación actual, ha podido volver a su casa?

Como primera medida hemos vuelto a Ashkelon, por suerte por ahora han disparado pocas veces sobre la ciudad, ha bajado la cantidad e intensidad de los ataques con misiles. Imagino que tiene que ver con la poca capacidad que tienen ahora de hacerlo y por la presión de la presencia del ejército de Israel en Gaza. El conflicto sigue su curso y hay un peligro de que la guerra se extienda al norte, en la frontera con el Líbano, o a otros puntos.

Pero ese tema de las proyecciones en otros frentes se los dejo a los especialistas en geopolítica y militares. A nosotros lo único que nos preocupa es que los rehenes —que ya van tres meses que han sido capturados— vuelvan ya. Se les acabó el tiempo, no tienen más tiempo. No pueden seguir estando donde están.

Los hermanos Iair, Amos y Eitan Horn. Desde el 7 de octubre, hay dos sillas vacías

 

En la tregua pactada hace semanas entre Israel y el Hamas los rehenes liberados fueron mujeres, niños y ancianos. ¿Ha habido noticias sobre el estado de los que aún están secuestrados, sus hijos entre ellos, por algún canal oficial o extraoficial?

En lo personal, la única información que hemos recibido acerca de la situación de mis hijos fue del primer grupo de liberados. De los trece que salieron, doce eran del kibutz Nir Oz, que fue donde fueron secuestrados mis hijos. Me dijeron que los vieron, que estaban bien, que no estaban heridos. Pero es una información que tiene más de 50 días, hoy nadie sabe nada más.

Desde luego que no se puede presumir que personas que fueron raptadas y encerradas en túneles hace 120 días puedan estar en una buena situación. Sabemos algunas de las cosas que pasan allá abajo por los testimonios de quienes han salido de ahí, que a medida que fueron liberados han ido contando su experiencia. Algunos lo han hecho apenas salieron, a otros les toma más tiempo poder procesarlo y exteriorizarlo. Sabemos entonces que Hamas aplica torturas de todo tipo, tanto físicas como psicológicas, además de violaciones. Ni hablemos de que no sabemos ni qué comen o toman, de cuál es su estado de salud.

En este sentido, la actuación de la Cruz Roja ha sido un fiasco, una verdadera farsa. Nadie sabe nada acerca de si las medicinas les llegaron o no a los rehenes, nadie se ha hecho responsable. No puede ser que la Cruz Roja no cumpla con su misión, el fin para el que fue creada. Y si el Hamas no se lo permite, en ese caso deberían salir a denunciarlo públicamente: "El Hamas no nos permite llegar a los prisioneros".

Pero otra queja que yo tengo, o sorpresa para mal, es que después de tantas negociaciones, Israel no haya podido siquiera conseguir del Hamas una lista de quiénes están vivos. La lista que circula es la de quienes sabemos que han sido secuestrados. Pero salvo por aquellos videos de guerra psicológica que difunde el Hamas cada tanto, no sabemos nada de nadie. Y suele pasar además que, a veces después de la difusión de esos videos, los rehenes aparecen sin vida.

¿Tiene entonces la impresión de que el gobierno israelí prioriza la cuestión militar por sobre la situación de los rehenes?

El gobierno israelí se ha planteado dos objetivos: la victoria militar sobre Hamas y la vuelta de los rehenes. Nosotros a esta altura del partido vemos que los objetivos se chocan entre sí. Creo que si el gobierno de Israel esperó 20 años para deshacerse del Hamas, no cambiaría nada si espera unos meses más y antes priorizara la liberación de los rehenes. Pero hay gente en el Gabinete que piensa lo contrario, que las dos cosas van de la mano. Yo lo único que sé a nivel fáctico es que, hasta ahora, desde que empezó el segundo operativo militar, lo único que volvió de Gaza han sido cuerpos. Cuerpos de soldados muertos, de rehenes muertos. 

Desde ya que no digo que el Hamas no deba ser derrocado, pero ocupémonos primero de los rehenes, después que el gobierno de Israel haga con el Hamas y la Franja de Gaza lo que mejor entienda. Pero que no lo haga sobre las espaldas de nuestros familiares que están secuestrados.

Sucede también que Hamas es una organización terrorista, que no negocia de buena fe y no ha aceptado los últimos ofrecimientos de una nueva tregua para negociar nuevas liberaciones.

Al Hamas lo único que le importa es su supervivencia en Gaza, y los rehenes son un reaseguro para ello. Cómo se concatena esto con las negociaciones y con la liberación de los rehenes, aquí también juega mucho el rol los dos negociadores directos, Egipto y Qatar, además de las presiones directas que pueda ejercer Estados Unidos, principalmente sobre Qatar.

¿Su reclamo concreto apunta entonces al gobierno israelí, pero también a otros actores?

Nosotros como familiares hacemos todo lo que esté a nuestro alcance, con reuniones, con manifestaciones, con campañas de difusión. Hay delegaciones de familiares que viajan a distintos países de Europa, América Latina, a Estados Unidos. Nosotros les pedimos a todos los gobiernos democráticos, a toda la gente de bien que presione para que liberen a los rehenes. Si mantener secuestrados en túneles a ancianos, o a un bebé como Kfir Bibas, que al momento de su rapto tenía 9 meses, si todo eso no es una violación de los derechos humanos, no sé entonces qué podría serlo.

Los pedidos por Iair y Eitan, en las calles de Israel

 

¿Siente que su reclamo fue debidamente acompañado por las autoridades argentinas, con el cambio de gobierno el pasado 10 de diciembre en el medio?

Hemos tenido reuniones con el anterior gobierno, dos encuentros con el presidente Fernández. También una delegación de familiares se encontró en Argentina con Javier Milei antes de que asumiera su cargo. Hemos tenido también un Zoom con la ministra de Relaciones Exteriores [Diana Mondino], y estamos por confirmar una reunión con el ahora presidente Milei para cuando visite Israel en los próximos días, para que se encuentre con los familiares. Toda iniciativa que pueda ejercer presión sobre Qatar, Egipto y Estados Unidos (es un juego complicado, presionar al gobierno de un país para que a su vez presione a otros) para que Hamas acceda a liberar a los rehenes, es bienvenida. Los detalles de esas negociaciones no están a nuestro alcance ni son nuestra responsabilidad.

Porque la responsabilidad es del gobierno de Israel, los secuestrados son ciudadanos que han sido prácticamente sacados de sus camas en piyama durante el ataque. Así como el gobierno es el responsable de lo que pasó, de no haber previsto el ataque, también es el responsable de traer de vuelta a los rehenes, tanto a los que sigan vivos como los cuerpos de quienes hayan muerto, porque estas basuras se han llevado cuerpos de gente muerta para negociar. No estamos tratando entre países o con un ejército regular, con gente normal. Por eso no entiendo cómo es que todavía hay países, gobiernos, medios de prensa, organizaciones que apoyan al Hamas, realmente no lo entiendo.

En lo personal, ¿cuál es su expectativa, qué tiene para decir o reclamar por la vuelta de sus hijos, sanos y salvos?

Quiero decir lo siguiente: no se puede seguir con una negociación donde supuestamente va a haber liberaciones por etapas. No se puede seguir con esto que yo llamo "en cómodas cuotas". Porque después de tres meses en los túneles todos están enfermos. Después de tres meses de no ver la luz del día, ¿quién puede no estar enfermo? Ni hablemos de si recibieron o no las medicinas, cualquiera que necesitara algún medicamento, después de tres meses sin tomarlo, sin dudas debe estar enfermo. Y quienes necesitaban esos remedios para vivir, de qué les pueden servir si los recibieron demasiado tarde. 

Entonces creo que hay que hacer todo lo posible para liberar a los rehenes y por supuesto condenar al Hamas. Porque tiene que quedar claro que el Hamas es una organización terrorista, si alguien piensa que el Hamas es el representante de la causa palestina, se equivocó de embajador. Menudo favor le hace a su causa. Si la liberación de Palestina pasa por haber matado a 1.400 personas, violado, quemado y haberse llevado a 240 rehenes (a un bebé de 9 meses entre ellos), entonces realmente se equivocaron muy feo con la elección de este representante.  

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...