The Sótano > OPINIÓN

La celeste bajo techo retráctil

El próximo partido de la celeste puede ser una gran oportunidad, aunque el DT titular esté ausente

Tiempo de lectura: -'

06 de septiembre de 2018 a las 05:04

Tiene sentido que la selección uruguaya juegue un partido amistoso a muy pocos meses de terminado el mundial y cuando falta bastante para el inicio de las próximas eliminatorias? El dinero que genera todo lo que la FIFA toca exime de respuestas lógicas para preguntas imposibles. No es seguro que por la plata baile el mono, pero por dinero en cantidades no menores la todopoderosa organización internacional del futbol hace a los hombres hacer de todo. Así pues, en el estadio NRG, de Houston, donde a la semana siguiente se presentarán en concierto Beyoncé y Jay Z (las entradas están agotadas), jugará mañana Uruguay contra una selección mexicana cuyo promedio de edad es de 24 años. El partido estuvo precedido por el nerviosismo generado por la tormenta tropical que está afectando al Golfo de México y que en un momento se dijo que podría llevar viento, tormentas eléctricas y lluvia a la ciudad texana, cuarta en tamaño de la Unión Americana.

Eso no será impedimento para que el partido se dispute, pues el estadio, con capacidad para 72 mil espectadores, tiene techo retráctil. Si comienza a llover, o hace demasiado calor, lo corren y prenden el aire acondicionado. Fue el primero en Estados Unidos en tener este tipo de tecnología. Será un partido raro, no por lo estrictamente futbolístico, sino por los problemas que enfrenta el organismo regente del futbol uruguayo y por el hecho, no tan menor, que quien ha sido entrenador del seleccionado en los últimos 12 años, no estará presente por carecer de contrato. Una situación muy uruguaya: en momentos en que la selección está quinta en el ranking FIFA, y en un partido que tendrá millones de televidentes en todo el mundo, el DT titular estará ausente.

Fabián Coito tendrá una buena oportunidad para estampar su nombre en la lista de posibles candidatos al cargo luego que Tabárez decida dar un paso al costado. También México llega con técnico interino, pues Ricardo Ferretti, tiene contrato por solo seis partidos, aunque es intención de los dirigentes (y deseo del periodismo mexicano), que siga al frente de la selección. Los medios mexicanos han enviado a decenas de periodistas a cubrir el partido, gran diferencia en ese aspecto en relación a Uruguay.
Según dijeron a este cronista integrantes de la asociación de uruguayos radicados en Houston, unos 1.200 compatriotas asistirán al estadio, en el cual los mexicanos jugarán de locales, ya que serán quienes llenarán las tribunas. 

Comentarios