Nacional

La difícil tarea de vigilar a la Mona Lisa

Los guardias de seguridad el Louvre están de huelga. Reclaman un aumento de salario para compensar el estrés que les produce cuidar a una de las mujeres más famosas del mundo

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2011 a las 19:02

Por Florence Biedermann, AFP - Vigilar a las más bellas mujeres del mundo, la Mona Lisa (también conocida como la Gioconda) y la Venus de Milo, no es tarea fácil, y una parte de los guardianes del parisino museo del Louvre, que alberga a las dos célebres beldades, están en huelga en reclamo de un aumento de salario para compensar el estrés.

"Lo que es penoso es el ruido de la multitud, sobre todo en las salas más visitadas, como la de la Gioconda o la de la Venus de Milo", afirma.

Dos agentes de seguridad montan guardia cerca de la mujer de la misteriosa sonrisa. "Aquí está prohibido utilizar flashes, pero en otros lados del museo no. De manera que nos pasamos el día explicando que está prohibido. Y al final, a uno se le rompen los nervios", explica una guardiana.

Y a veces se producen situaciones violentas, aunque no es lo habitual. "Un tipo trató de romper el vidrio que protege el cuadro, y cuando la guardiana se interpuso, la agredió a ella", cuenta el vigilante de la Gran Galería.

Los dos guardianes comprenden la huelga que moviliza a un tercio de sus colegas del Louvre. Algunas categorías obtuvieron una prima, pero no los agentes que trabajan apostados en las salas, lo que hizo que se tuviera un sentimiento de injusticia, dicen.

El lunes, los carteles habían desaparecido, y sólo el cierre de un piso en dos de los pabellones del museo permitía descubrir que hay problemas con el personal.

(AFP)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...