Estilo de vida > llegó a uruguay

La historia de Oleg, el ruso que recorre el mundo en moto

Hace 1026 días que abandonó Moscú con el objetivo de conocer otras culturas. Vea el video

Tiempo de lectura: -'

12 de julio de 2017 a las 11:26

Hace tres años que Oleg Jaritónov viaja por el mundo sobre una motocicleta. En ese tiempo recorrió más de 117.000 kilómetros, gastó 20 mil litros de combustible, cambió 10 veces el juego de llantas, se enfermó de Malaria y gastó US$ 35 mil.

El 10 de julio, Oleg llegó a Uruguay después de vivir unos días en Buenos Aires. Luego de conocer Montevideo, partirá hacia el Norte; cruzará Chile, Bolivia y Perú, reciorrerá las carreteras de México hasta llegar a Estados Unidos donde avanzará hasta Alaska y, en agosto de 2018, volverá finalmente a su casa en Moscú, Rusia.

"Todos en nuestra infancia tenemos sueños, pero cuando llegamos a la madurez este sueño se olvida. Para mí llegó el tiempo de partir cuando comprendí que si no lo hacía ahora nunca lo iba a hacer", explicó Oleg a El Observador.

"Todos en nuestra infancia tenemos sueños, pero cuando llegamos a la madurez este sueño se olvida. Para mí llegó el tiempo de partir cuando comprendí que si no lo hacía ahora nunca lo iba a hacer", explicó Oleg a El Observador.

Fue luego de este impulso inesperado, que el ruso puso en marcha su plan original: recorrer el mundo en moto en 800 días.

Oleg recordó que cuando le planteó la idea a sus familiares y amigos, nadie le creyó. Pero cuando vieron que de verdad comenzó a trabajar en su proyecto, a muchos la idea les disgustó. "La que más se enojó conmigo fue mi esposa lo cual es comprensible porque nadie quiere que su marido esté ausente durante tanto tiempo", dijo. Y agregó que sus dos hijos siempre lo apoyaron.

El primer paso fue armar una lista de todo lo que iba a necesitar para el viaje. Al final del conteo, eran 500 los puntos a cubrir.

El primer paso fue armar una lista de todo lo que iba a necesitar para el viaje. Al final del conteo, eran 500 los puntos a cubrir.

Lentamente fue juntando todo lo necesario y para cuando lo tuvo, no lo dudó más y partió. Oleg contó que solo pudo alejarse 100 kilómetros de Moscú antes de parar a descansar. Estaba agotado por todo el estrés que había causado su partida; encontró un hotel de ruta y durmió dos días enteros antes de retomar el viaje.

Rusia, Asia e India fueron sus primeros destinos. Ahí, recorriendo el mundo, se dio cuenta que con 800 días no iba a alcanzar para conectarse de verdad con los lugares que visitara y los 800 días del plan inicial, se transformaron en 1.500.

Para la primera parte de su recorrido, Oleg contaba con sponsors que financiaban sus gastos pero cuando el recorrido se extendió, debió pedir ayuda a la comunidad internauta. A través de un sitio web que montó para reportar sus aventuras, el ruso comenzó a recibir donaciones de gente anónima y así logró avanzar.

En el medio se enfermó de Malaria, se intoxicó diez veces (cuatro de ellas en India) y le robaron en varias oportunidades. Nada mermó sus ganas de conocerlo todo.

En el medio se enfermó de Malaria, se intoxicó diez veces (cuatro de ellas en India) y le robaron en varias oportunidades. Nada mermó sus ganas de conocerlo todo.

Cuando regrese a Rusia espera poder montar una organización que ayude a los viajeros a financiar y organizar sus viajes. Comenzará su campaña en ciudades de Rusia y luego espera poder extenderla a todo el mundo. "Oirán de mí muy pronto", dijo entre risas.




REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...