La lluvia trajo alivio en el Parque Nacional Los Alerces pero el fuego sigue vivo

Sociedad > Patagonia argentina

La lluvia trajo alivio en el Parque Nacional Los Alerces pero el fuego sigue vivo

El alivio se extiende por toda la población de Esquel, que gracias a las lluvias ya no se ve envuelta en una espesa nube de humo.
Tiempo de lectura: -'
07 de febrero de 2024 a las 21:43

La tan ansiada lluvia finalmente hizo acto de presencia en el Parque Nacional Los Alerces. Aunque no logró extinguir por completo el voraz incendio que estuvo devorando los bosques de la región desde finales de enero, sí brindó un respiro bienvenido a los cerca de 300 valientes brigadistas que día a día enfrentan las llamas en la línea de batalla.

A pesar de este alivio momentáneo, la amenaza persiste para las comunidades cercanas a la ciudad de Esquel. No obstante, los responsables del operativo respiran un poco más tranquilos. Por fin, las condiciones climáticas se aliaron a favor después de semanas de calor sofocante y vientos implacables, dos elementos que avivaban las llamas sin piedad en estos bosques.

De hecho, el sentimiento de alivio se extiende por toda la población de Esquel, que gracias a las lluvias ya no se ve envuelta en una espesa nube de humo.

"El foco del incendio sigue activo", advierte con prudencia Mario Cárdenas, veterano jefe del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Los Alerces, con numerosas batallas contra el fuego en su historial.

"Hemos enfrentado muchos días con desventajas meteorológicas que nos han complicado la tarea. El domingo, el fuego se acercó peligrosamente a la ciudad, lo que nos generó grandes dificultades. Aunque la situación parece más controlada ahora, aún no hemos logrado contener por completo el incendio; sigue activo en todas sus áreas".

Las lluvias del martes por la noche, que dejaron caer nueve milímetros, permitieron una disminución en la intensidad del fuego y enfriaron considerablemente el material combustible. La temperatura descendió de manera significativa este miércoles, alcanzando apenas los 20 grados Celsius, lo que también facilitó el trabajo de los brigadistas, quienes pudieron trabajar con menos presión en la creación de cortafuegos (esas barreras naturales de árboles y hojas peladas que detienen el avance de las llamas) y en el control de los focos de incendio y los árboles humeantes.

Según el último informe oficial, la superficie afectada por el fuego ya abarca las 6,715 hectáreas, aunque fuentes locales sugieren que es probable que el avance registrado el miércoles, aunque más lento, haya superado las 7,000 hectáreas de bosque nativo consumidas. De estas, cerca de 3,000 se encuentran dentro de los límites del Parque Nacional, mientras que el resto se ubica en áreas de bosques provinciales, más cercanas a Esquel.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...