Mundo > TECNOLOGIA

La MacBook deja paso a la finura

La clásica y más económica portátil de Apple acaba de ser descontinuada. Quedarán como opción los modelos Pro

Tiempo de lectura: -'

20 de julio de 2011 a las 19:23

Desde 2005, la computadora portátil MacBook fue el producto más popular de Apple por muchas razones. Es que estaba destinada a captar a aquellos compradores de computadoras que no podían apuntar a precios demasiado caros, aunque sí podían permitirse el lujo de acceder a una Mac en momentos en que tener la manzana en el lomo de un laptop era sinónimo de ser “cool” y poco más. Hoy, en el momento en que Apple decide discontinuar a uno de sus productos icónicos, la empresa de Steve Jobs parece más confiada en que su público cautivo seguirá tras los próximos productos con los que avance su línea, que en que extrañe a los anteriores.

Y para Apple, la tendencia obsesiva se encamina como siempre a la fineza, pero sobre todo a la finura. Todo tiene que ser cada vez menos grueso. En el marco de esas intenciones es que la laptop que ocupará el lugar es la ya conocida MacBook Air, un modelo ultrafino que vuelve a poner de frente la evidente batalla que desde hace años –y por supuesto que no solo en los productos Mac y ni en el mundo del consumismo– la apariencia y la belleza le está ganando a la funcionalidad real.

Así, el nuevo y único modelo de laptop carecerá de algunas funcionalidades básicas, como la lectora de CD. El laptop que conservará esa opción será el MacBook Pro, que continuará siendo vendida en sus modelos de tres tamaños y con lectora, a un precio base de US$ 1.200.

La empresa de Jobs, que presentó sus nuevos modelos este miércolesy que confirmó que la MacBook “tradicional” será discontinuada, ofrecerá la MacBook Air más básica a un precio de US$ 999. Es decir que estará plantada en la franja de costos que la propia MacBook deja vacante. Y ese fue el gran anuncio de este miércoles, el que marcó que a pesar de que sostiene su perfil “exclusivo”, Apple está apuntando cada vez más hacia donde el mercado parece querer. Con tamaños más pequeños y procesadores más ligeros pero menos rendidores, los años que le dieron el prestigio de ser la marca de los equipos para diseñadores y editores de video parece comenzar a diluirse, aunque aún subsistan las iMacs que ofrecen un poco más de posibilidades en ese sentido. El cambio, que quizá desplace a una buena cantidad de usuarios que desean una computadora duradera y de cierto peso, podría complicarle las cosas a Apple, que tendrá como desafío el poder comprobar que su variante más fina en cuanto a laptops estará a la altura de las exigencias.

A pocos billones
Como si fuera el Fútbol Club Barcelona de la tecnología, Apple tiene espacio para lanzarse a intentar imponer modas y tendencias, porque mal no le ha ido en eso. Apenas US$ 50 billones es lo que le falta a la empresa de Jobs para convertirse en la empresa con más valor de todo el mundo, según datos de wall Street que señala la publicación Business Insider. La compañía anunció el pasado martes que ya vendió casi 20,5 millones de iPhones y 9,5 millones de iPads.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...