Ciencia > SORPRESA

La nieve se tiñó de naranja en Europa del Este

Una tormenta de arena voló desde el Sahara, un fenómeno que suele darse una vez cada cinco años

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2018 a las 11:00

Esquiadores de las regiones montañosas de Rusia, Ucrania, Bulgaria o Rumanía se encontraron este fin de semana un extraño tono anaranjado en la nieve. Se trata de un fenómeno que, según los meteorólogos, suele darse una vez cada cinco años.

La nieve cambió su color debido a una tormenta de arena que voló desde el desierto del Sahara en el norte de África. El evento elevó las partículas de arena, polen y polvo a la atmósfera y, por los vientos, terminaron en Europa del Este. Es el mismo proceso que causa las llamadas "lluvias de sangre" que en ocasiones se dan en el Mediterráneo.

Imágenes del satélite MODIS de la NASA muestran cómo, durante el último mes, se han producido traslados de cantidades inmensas de polvo africano hacia Italia y el norte de Europa movidos por el siroco, un viento del sudeste propio del Mediterráneo que llega a velocidades de huracán en el norte de África y el sur de Europa.

El Observatorio de Atenas dijo el viernes que se trataba de una de las mayores transferencias de arena del desierto del Sahara a Grecia en la historia, señaló la CNN.

Comentarios