La próxima actualización permitirá configurar el rendimiento del iPhone

El usuario tendrá la opción de elegir entre el rendimiento o la batería del dispositivo

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2018 a las 10:51

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, confirmó que la próxima actualización de iOS 11 le permitirá al usuario desactivar la desaceleración en el rendimiento de los iPhone con baterías degradadas. Dicha actualización llegaría en febrero.

"Lanzaremos una actualización de software de iOS con nuevas características que brindan a los usuarios más visibilidad sobre el estado de la batería de su iPhone, para que puedan ver por sí mismos si su condición está afectando el rendimiento", señaló el CEO de la compañía.

La nueva actualización le brindará al usuario más información sobre su dispositivo. No solo le permitirá elegir entre el rendimiento o la batería, sino que además podrá ver la salud y el nivel de degradación de la batería. También se informará cuando el iPhone esté bajando su rendimiento.

Si bien Apple le dará al usuario la opción de elegir, no recomendará desactivar la aceleración, ya que el dispositivo podría llegar a apagarse sorpresivamente.

Las técnicas de aceleración de la batería de Apple se activan en iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus e iPhone SE a partir de iOS 11.2. Puede reducir el rendimiento hasta en un 50% en los puntos de referencia, pero solo se activa si el sistema determina que la batería se degrada.

Hasta el momento la solución de Apple había sido reducir el precio de los reemplazos de batería a 29 dólares. Ahora ofrecerá esta nueva alternativa, en la que el usuario podrá utilizar su iPhone a gran velocidad, incluso si la batería se degrada.

El problema de rendimiento por las baterías viejas de los iPhone ha sido uno de los grandes dolores de cabeza de Apple en las últimas semanas. La empresa enfrenta más de 30 demandas por un hecho que, según ella, es para evitar apagones repentinos.

Esta práctica fue destapada por el portal Geekbench, que mide las tasas de rendimiento de los móviles, y que descubrió cómo el rendimiento de los iPhone caía, sin causa aparente, transcurrido uno o dos años desde su compra.

Comentarios