Fútbol > CLAUSURA

La punta es cada vez más aurinegra

Peñarol le ganó 2-0 a Atenas con dos golazos de Gabriel Fernández y Lucas Hernández, consiguió su sexto triunfo al hilo y no lo baja nadie

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2018 a las 05:00

La punta le seduce a Peñarol, eso está muy claro. Más allá de si el fútbol que muestra es químicamente puro o no, los dirigidos por Diego López siguen encaramados en lo más alto de la tabla de posiciones de este Clausura. Y no solo eso: ante Atenas consiguieron la sexta victoria consecutiva.

El equipo del Tato Ortiz comenzó muy cerrado en el fondo con ocho hombres -tres por delante de una línea de cinco a la hora de defender- y le dejaba la pelota y el protagonismo a los aurinegros que intentaban más por derecha que por izquierda. Diego López, el entrenador carbonero, cambió los perfiles de los volantes externos por lo que Ignacio Lores jugó por derecha y Agustín Canobbio lo hizo por izquierda. Así se hacía muy difícil entrarle a Atenas en los primeros minutos, aunque el visitante casi no pasaba la mitad de la cancha.

A los 16 minutos llegó un pase de Lores para Gabriel Fernández, quien amagó notablemente ante la marca de un rival con la derecha y la mandó de zurda suave contra el segundo palo. Golazo.

La segunda jugada de gol de los aurinegros llegó luego de un centro que el Cebolla Rodríguez bajó muy bien para la llegada en solitario de Maximiliano Rodríguez, quien le pegó por arriba del palo.

Sobre la media hora, Lores y Canobbio cambiaron las puntas y este metió un centro rasante que pasó muy cerca del arco cuando ningún compañero llegó para rematar. Peñarol era más.

El partido no tenía demasiadas luces, pero a partir de los 35 minutos cayó en un pozo aún más oscuro ya que ninguno de los dos mostraba demasiado. En Peñarol aparecían en cuentagotas los volantes externos, así como también Cristian y Maximiliano Rodríguez. El único que hacía algo diferente seguía siendo Gabriel Fernández. A Atenas en tanto, le faltaba gestación de juego y profundidad en llegada.

Sobre los 39 minutos fue expulsado por doble amonestación el zaguero ateniense Maximiliano Pereyra y así el encuentro se le hacía más cuesta arriba al visitante.

En los 2 primeros minutos del complemento, Peñarol tuvo dos situaciones claras de gol y ambas en los pies de Canobbio. La primera, de zurda cruzó toda el área, en tanto que la segunda fue una media vuelta de derecha que se fue cerca.

Con las entradas de Fabián Estoyanoff por Lores y de Darwin Núñez por Maximiliano Rodríguez, Peñarol ganó en llegada al arco rival. El Lolo fue pieza importante y casi siempre lo bajaron con falta. El fútbol del argentino esta vez no apareció por el Campeón del Siglo.

A los 78 minutos Canobbio estuvo otra vez cerca del gol. Un pase genial de Gabriel Fernández lo dejó con la pelota dominada en el punto penal, pero su remate se fue apenas por encima del travesaño. Peñarol merecía el segundo, pero este no llegaba.

Sin embargo, poco después, tras un córner, sobre los 81', la pelota le quedó al borde del área a Lucas Hernández quien le pegó un notable zapatazo para poner el 2-0.

Peñarol no extrañó la ausencia del argentino Lucas Viatri -un puntal en ofensiva- quien no pudo estar por encontrarse suspendido. Jugó ante un rival que se defendió prácticamente todo el partido y casi ni llegó al arco de enfrente.

La punta del Clausura sigue teniendo dueño absoluto y ese es Peñarol. Sumó tres puntos más y ahora se colocó a un punto de su tradicional rival en la Tabla Anual, aunque a este le queda un partido por cumplir.

Comentarios