Cargando...
Palacio Jackson. Antigua sede de la Intendencia Municipal de Montevideo. Vista desde la Plaza Cagancha. A la derecha, la avenida 18 de Julio hacia el este. Año 1919. (Autor: s.d./IMO). 

Nacional > Otros tiempos

La Suiza de América pasó a la historia pero quedó su nostalgia

Uruguay supo ser una referencia a nivel mundial en varias áreas pero luego quedó rezagado

Tiempo de lectura: -'

29 de octubre de 2017 a las 05:00

Cuando terminó de escribir su artículo, el periodista norteamericano jamás imaginó las repercusiones que sus palabras tendrían en el sur. Aquella mención a Uruguay como "la Suiza de América" fue aprovechada al extremo por el batllismo, al punto que El Día, el diario de José Batlle y Ordóñez, reprodujo aquellas líneas en sus páginas. Era un modo de inflar el pecho y mostrar cómo era visto el país nada menos que en Estados Unidos, la hermana mayor de las repúblicas latinoamericanas.

Julio Pereira Flores, un viejo batllista de 90 años, aún guarda entre sus archivos una copia de aquel artículo escrito en la década de 1920. Con apenas un año, este veterano estuvo en el velorio de don Pepe en el Palacio Legislativo en los brazos de su madre y hoy habla con orgullo de aquella época.

"El periodista escribía con asombro de Uruguay, un país que quedaba por fuera del absurdo social que era América Latina por ese entonces", recordó Pereira Flores en base a la lectura de la nota.

La Suiza de América fue una frase repetida una y mil veces hasta mediados del siglo XX, un poco por mérito propio y otro tanto por el relato construido por los gobiernos de turno. Antes, algunas publicaciones hablaban de Montevideo como la Atenas del Plata e, incluso antes, a Uruguay lo llamaban la Francia latinoamericana.

Todas esas denominaciones apuntaban a mostrar un país que parecía estar en el continente equivocado. Era un pedazo de Europa en América Latina.

¿Qué quedó de aquella nación que tenía algunos indicadores que lo posicionaban en el privilegiado pelotón europeo y era la envidia de sus vecinos?

En la mayoría de los aspectos, tan solo nostalgia. Tal vez, el rezago más claro sea en educación.

"Lamentablemente estamos lejos de ser lo que fuimos en materia educativa", dijo a El Observador Robert Silva, consejero del Codicen.

Uruguay, el país que había logrado masificar la educación primaria en forma prematura, pasó a mostrar cifras preocupantes.

"Hoy por hoy menos de cuatro de cada diez uruguayos de 23 años ha logrado culminar el ciclo de enseñanza obligatoria", dijo Silva. El mínimo fijado por ley es finalizar sexto de liceo.

Los catedráticos uruguayos han tenido que dar explicaciones a sus colegas. En 2013, la directora del Departamento de Formación Humanística de la Universidad Católica, Adriana Aristimuño, contó al diario El País que ante la nueva realidad en los foros regionales había una interrogante que se repetía una y otra vez.

"Me miraban azorados y me preguntaban: ¿qué les pasó? No solo por la historia de Uruguay, sino porque es inexplicable este desastre en un país sin problemas geográficos, sin barreras lingüísticas, en una sociedad tradicionalmente integrada", dijo.

El sociólogo Gustavo De Armas, integrante del equipo de Unicef en Uruguay y experto en políticas sociales, agregó información al respecto.

En la década de 1970, la cifra de jóvenes que culminaban el bachillerato rondaba el 25%, un valor similar al de los países del sur de Europa. Los jóvenes uruguayos de hoy que logran esa meta rondan el 38%, pero la brecha con los países desarrollados creció enormemente.

"Hoy, la cifra de nuestros jóvenes ubica a Uruguay levemente por debajo del promedio de América Latina y, por supuesto, por debajo de los países del sur de Europa", dijo el experto.

Es la economía

En materia económica hasta mediados del siglo XX Uruguay tuvo un ingreso per cápita similar a varias naciones europeas, pero hoy aquella realidad es parte del pasado. En la actualidad esa cifra ronda el 40%.

El economista Aldo Lema dijo que hasta 1930, de la mano de una elevada inserción comercial y un Estado fuertemente autónomo de los corporativismos, Uruguay alcanzó sus mayores niveles de desarrollo.

"La primera dimensión del rezago o declive fue el ingreso per cápita por el estancamiento de las décadas de 1950 y 1960 y el bajo crecimiento posterior, con las crisis de 1982 y 2002", sostuvo.

Pero hay otros indicadores que merecen atención. Hasta 1960, Uruguay tenía la segunda menor tasa de mortalidad infantil de la región, detrás de Cuba. En aquel entonces ocupaba el lugar 25 en el mundo.

"Hoy, Uruguay está cuarto en América Latina, detrás de Cuba, Costa Rica y Chile. Y está en el lugar 34 en el mundo", dijo De Armas.

Las buenas

Pero no todas son malas. Uruguay sigue siendo el país que realiza la mejor distribución del ingreso en su continente, una región que no se caracteriza por tener buenas notas en esa matera.

La fortaleza institucional, una de las grandes banderas de la Suiza de América sigue siendo un punto a favor. El Latinobarómetro 2017, que acaba de ser publicado, habla de Uruguay como "el país más democrático de la región".

Con el paso de las décadas, la comparación que Uruguay se permitía hacer con las naciones más desarrolladas quedó en el olvido. Hubo una revolución que alejó a Europa y Estados Unidos de aquel país que se animaba a mostrarles sus indicadores.

Aun así, si Uruguay se compara consigo mismo, no hay dudas que en caso de tener la chance, cualquier persona elegiría nacer en este país y no en el de comienzos del siglo XX, a pesar de los elogios internacionales.

El debate que queda planteado es buscar los caminos para lograr mayores niveles de desarrollo porque, como canta Jorge Drexler, "no hay tiempo perdido peor que el perdido en añorar". La canción, valga la redundancia, se llama Aquellos tiempos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...