Las sequías en el sur de España son las peores desde que hay registros.

España > El cambio climático

Las lluvias traen alivio al sur de España, pero no evitan la primavera más seca de la historia

Pese a las inundaciones en el sur de España, la sequía de primavera sigue siendo la peor desde que se tienen registros. 
Tiempo de lectura: -'
25 de mayo de 2023 a las 20:23

Las lluvias que está dejando la tormenta DANA en buena parte del área mediterránea están cayendo precisamente en las cuencas hidrográficas más afectadas por la sequía, allí donde los embalses están más vacíos, pero difícilmente podrán suponer un alivio en la situación de sequía que vive España.

En el campo, en la región de Andalucía sus efectos se observan con cierta esperanza para cultivos que todavía no se han echado a perder en los últimos meses, siempre que no haya granizo y las precipitaciones sean como gustan entre los agricultores, "despacio y caladeras".

La DANA y el grupo tormentoso que está atravesando la Península estos días está dejando lluvias, en algunos casos torrenciales y con granizo, en Murcia, Alicante y Almería mientras que Albacete, Valencia, Huesca, Zaragoza, Teruel, Lérida, Barcelona y Tarragona están en alerta amarilla.

Hay alerta por tormentas Tarragona, Lérida, Barcelona, Teruel, Huesca, Albacete, Valencia, Alicante, Murcia y Almería, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que el miércoles ha advertido de que las lluvias de los últimos días no evitarán que la primavera de 2023 vaya a ser muy probablemente la más seca en España desde que hay registros.

Según el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, las localidades más afectadas por el temporal a primera hora de la jornada eran Onteniente (Valencia), Cabo de Palos y Cartagena (Murcia) y Albox (Almería). En todas ellas han caído más de 100 litros de agua por metro cuadrado en las últimas horas de forma "torrencial". 

Estas localidades y otras localidades donde se ha activado la alerta se encuentran en cuencas con reservas de agua muy mermadas. En la del Guadalquivir (23,8%), la Cuencia Mediterránea Andaluza (34%),l Segura (33%) o Cuencas Internas de Cataluña (25,3%).

De acuerdo a los datos actualizados que cada martes ofrece el Ministerio de Transición Ecológica sobre el estado de los embalses, las precipitaciones están cayendo en las zonas más afectadas por la sequía, donde hay menos reservas.

Mientras que "las precipitaciones han afectado a la vertiente Mediterránea", han sido "escasas en la vertiente Atlántica", resume el Ministerio sobre la última semana. La precipitación máxima se ha producido en Málaga, con 53,9 litros por metro cuadrado y aún así la reserva hídrica total, al 47,7%, ha disminuido en los últimos siete días en 307 hectómetros cúbico, que representa el 0,5% de la capacidad total de los embalses. 

En este escenario, el agua siempre es bienvenida pero sus efectos para aliviar la sequía no son vistos de la misma manera por diferentes actores. El responsable de Agua de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas, cree que "no solo no es suficiente", sino que la lluvia de estos días es "testimonial", por mucho que en algunos lugares como Murcia o Almería haya sido necesario extremar las precauciones, incluso con la suspensión de colegio.

“El tema no es que caiga un chaparrón, sino que llueva de una manera continuada", añade, frente a unas lluvias que por lo general están siendo tormentas que aportan una cantidad "pequeñísima" de agua. "No son lluvias generalizadas, puede ayudar a que algo a las plantas pero muy poco porque estamos ya a finales de mayo", añade Martín Barajas, que precisa que “para que las lluvias de estos días supusiera un verdadero alivio de la sequía deberían caer durante un mes o, al menos, semanas.

"Que una noche caiga un chaparrón de 15 de minutos, limpia el aire pero desde el punto de vista hídrico no supone ninguna aportación, no es nada".

Los efectos de estas lluvias en el campo sí puede aliviar la situación en cultivos que "se han salvado" de la sequía y el calor anteriores, siempre que no lleguen acompañadas de granizo, como ha ocurrido, por ejemplo, en Almería.

"El agua en estas fechas, en primavera, siempre es bienvenida, siempre que caiga de forma generosa, no torrencial e incluso piedra [granizo], que hace mas daño que beneficio", explica Ramón García, responsable de cereales de COAG Andalucía.

 

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...