Nacional > "La Moni"

Líder de Los Chingas otra vez detenida; ahora es investigada en un homicidio

La presunta líder del grupo criminal que pretendió controlar Los Palomares había recuperado la libertad en enero

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2019 a las 21:31

En un operativo realizado en la mañana de este miércoles en Los Palomares de Casavalle, la policía detuvo a cuatro personas, entre las cuales se encuentra Mónica Sosa, la mujer señalada por el Ministerio del Interior como la líder del grupo criminal de Los Chingas, informó El País y confirmó El Observador. Sosa, y tres familiares de ella, fueron detenidos en el marco de una investigación de un homicidio consumado el pasado 30 de abril en la zona de Los Palomares.

Según informó Subrayado, el crimen ocurrió en Trápani y Teniente Galeano, frente a la casa de la víctima, Rodrigo Martín López Sosa de 33 años. En el episodio también fue herido el hermano del asesinado, Jonathan Alberto López Sosa, quien tuvo que ser trasladado a un hospital.

Según dijeron fuentes policiales a El Observador, estos dos hombres son primos de Mónica Sosa. Ella, su nuera de 18 años, su suegro de 39 años y el hijastro de este último, de 24 años, son los principales sospechosos del crimen. Se espera que en las próximas horas sean llevados ante el juez.

Quién es “la Moni”

Sosa, conocida en el barrio como “la Moni”, es la mujer que según el Ministerio del Interior lideró la banda de Los Chingas, un grupo que se dedicó al narcotráfico y al desalojo de vecinos en Casavalle y que para la cartera fue totalmente desarticulado. En enero volvió al barrio tras cumplir los cinco meses de prisión que la Justicia le había determinado como condena por delitos de hurto y usurpación en 2018, ya que se había probado que vivía en una casa cuyo legítimo dueño había sido expulsado, y no pagaba por los servicios de luz y agua.

A mediados de marzo de 2018, luego de meses de investigación, la Fiscalía de Delitos Económicos probó la implicación de Sosa en un plan de extorsión y desalojo de al menos 110 familias del barrio, para usar sus viviendas como base de operaciones. Las autoridades vieron cómo el grupo de narcotraficantes que presuntamente comandaba Sosa junto a uno de sus hijos -Jairo Sosa, hoy en prisión- se extendía de una forma peligrosa, y el 20 de diciembre de ese año un megaoperativo del Ministerio del Interior -el primero de una larga serie- procuró desarticular la banda.

Sin embargo, tras ese golpe, algunos integrantes de la banda fueron a prisión pero otros, como la propia Sosa, llegaron a un acuerdo con el fiscal Enrique Rodríguez y cumplieron la pena con libertad vigilada. A ella se le imputó el delito de complicidad en las extorsiones y se le dio libertad vigilada. 

Sosa continuó delinquiendo desde su casa, la que además contaba con duchas de control digital, televisores plasmas, consolas de videojuegos, según se vio en imágnes difundidas a fines de 2017.

Luego de una investigación a cargo de la fiscal Mónica Ferrero, en la que se probó que esa casa, sobre la que no tenía títulos de propiedad, no pagaba ni UTE ni OSE, fue a prisión acusada de los delitos de hurto de energía eléctrica y agua potable, y usurpación.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...