Los niños de padres adictos al celular tienen mayores problemas de comportamiento, según estudio

El problema se observa más entre el vínculo madres e hijos, que en el de padres e hijos

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2018 a las 05:00

Un estudio de la Universidad de Michigan y la Universidad Estatal de Illinois concluyó que los hijos de padres que pasan mucho tiempo en sus teléfonos inteligentes tienen mayor probabilidad de tener problemas de comportamiento a futuro.

De la investigación –que duró seis meses durante 2017– participaron casi 200 familias, de las cuales el 40% de las madres y el 32% de los padres reconocieron tener una adicción con el teléfono. Esto implica la necesidad permanente de revisar los mensajes o pensar en mensajes y llamadas con frecuencia.

"Technoference" fue como denominaron al fenómeno de las relaciones de padres con sus hijos, en las que la interacción se ve interrumpida por dispositivos móviles. Casi la cuarta parte dijo que al menos dos veces al día se daba una situación de technoference.

"Vas por Manchester y Salford y ves los intentos increíbles de los niños de comunicarse con el adulto con el que están, pero que no los tiene en cuenta porque tienen los auriculares puestos. Me resulta muy angustiante ", indicó Michelle Morris, terapeuta del habla y el lenguaje y consultora de Salford Royal NHS Foundation Trust al diario The Telegraph.

Lea también: El primer aeropuerto donde el pasaporte es tu cara

Los investigadores determinaron que existe una relación entre el comportamiento deficiente de los niños y la adicción a los teléfonos por parte de los padres.

. "El intento de comunicarse no tiene recompensa y el niño podría, con el tiempo, aprender que no tiene sentido hablar. Para los niños pequeños, son estas múltiples interacciones con un adulto a través de las cuales aprende el lenguaje y cómo hablar ", continuó Morris.

Incluso, concluyeron que eran más las madres que los padres las que tenían dicho problema. "La tecnología percibida en las interacciones madre-hijo se relacionó con los problemas conductuales del niño, tanto de externalización como de internalización, según la clasificación de madres y padres. Sin embargo, la tecnoferencia percibida en las interacciones padre-hijo no se relacionó con problemas de comportamiento ", sostuvo Morris.

Los hijos de los adultos que dijeron haber tenido más episodios de technoference que otros reflejaron mayores problemas de comportamiento.

Campaña contra redes

La autoridad de salud pública de Manchester, Reino Unido, lanzó una campaña contra los impactos de la adicción a la tecnología en padres e hijos. La misma, según The Telegraph, trata de textos para los padres en los que se sugieren durante qué cantidad de horas deberían guardar el teléfono para comunicarse adecuadamente con sus hijos, por ejemplo a la hora del baño, durante las comidas y cuando se acuestan.

"El intento de comunicarse no tiene recompensa y el niño podría, con el tiempo, aprender que no tiene sentido hablar. Para los niños pequeños, son estas múltiples interacciones con un adulto a través de las cuales aprende el lenguaje y cómo hablar ", continuó Morris.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...