Nacional > Justicia

Michelle Suárez falsificó una firma y fue forzada a renunciar al Senado

SCJ revisa causa civil y conclusiones serán remitidas a juez con el caso penal

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2017 a las 05:00

El lunes 11, la abogada y senadora suplente de la Lista 1001, Michelle Suárez, parecía estar tranquila y "muy segura de sí misma". Así la notó el secretario general del Partido Comunista (PCU), Juan Castillo, cuando se la cruzó en un pasillo del Palacio Legislativo y le preguntó por la causa penal que investiga si falsificó firmas en un caso de pérdida de la patria potestad del que participó como abogada. La banca que Suárez ocupaba en ciertas ocasiones pertenece a Marcos Carámbula y comenzó a ser ocupada, precisamente, por Castillo, que prestó juramento ese lunes.
Dos días después de aquel encuentro de corredor, la situación de Suárez cambió.

Una pericia caligráfica solicitada por el juez penal de Atlántida Marcos Seijas confirmó que la abogada falsificó al menos una firma de cuatro que se analizaron, informó Subrayado y confirmó a El Observador una fuente vinculada al caso. La pericia concluyó que tres de las cuatro firmas eran apócrifas, y de una se podía confirmar que quien la falsificó fue Suárez, agregó la fuente. Apenas el PCU supo la noticia, solicitó la renuncia de Suárez a su cargo como senadora suplente y la legisladora aceptó.

Mientras que hace solo dos meses se encontraba jurando frente a la Asamblea General como la primera senadora trans del país, este miércoles escribió su carta de renuncia para entregársela a la presidenta del Senado, Lucía Topolansky. El PCU indicó en una declaración emitida el miércoles que"asume la parte de responsabilidad que le toca" en el caso y "las consecuencias del pronunciamiento judicial". "Lo hacemos con tristeza y con dolor, pero siguiendo nuestras firmes convicciones éticas y políticas", indicó. La Comisión de Control del partido, que analizó la conducta de Suárez, tomará los nuevos elementos que surgieron a nivel penal para su resolución.

Lea también: Michelle Suárez y el "triste honor" de ser la primera trans legisladora

Castillo dijo a El Observador que por ahora no está previsto que el caso sea analizado por el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio. En rueda de prensa, el senador se disculpó con la población por lo ocurrido y dijo estar "muy dolido".

Mientras tanto, los ministros de la Suprema Corte de la Justicia (SCJ) analizan los resultados de la pericia –que les fueron remitidos por Seijas–, debido a que se encuentran revisando un caso civil que luego derivó en una denuncia penal. Suárez compareció como testigo a mediados de noviembre ante el máximo órgano de la Justicia. Junto a ella también declaró en la misma calidad la abogada Rosario Sánchez, quien acusó a Suárez de haber falsificado firmas tanto de ella como del padre involucrado en la causa de patria potestad.

Consultada por El Observador, la ministra de la SCJ Bernadette Minvielle dijo que este jueves comenzarán a analizar las pericias, que remitirán todas sus conclusiones al juez Seijas y que todavía no habrá una sentencia definitiva sobre el caso bajo revisión –que podría caer– porque dos de los ministros se encuentran de viaje.

Minvielle reconoció que Suárez "mintió" ante los ministros pero que ese falso testimonio tenga o no una consecuencia para la abogada dependerá del juez que tiene la causa penal. "Hay un expediente penal en curso y vamos a pasar todo a consideración del doctor Seijas y él verá qué resuelve", sostuvo.

El caso en cuestión

Todo comenzó en 2014 cuando un hombre inició un juicio contra su expareja para visitar a su hija. El día de la primera audiencia, al hombre se le informó que el había dado su consentimiento para perder la patria potestad. Pero el padre de la pequeña dijo nunca haber firmado y denunció penalmente a Suárez porque, presuntamente, le hizo firmar unos papeles que, según le informó, eran para tener una abogada en el juicio.

A su vez, en el escrito confeccionado por Suárez figuraba solo ella como abogada del caso –cuando representaba solo a la madre–, por lo que la jueza pidió que se enmendara el error. Suárez redactó una nota corrigiendo ese detalle, y lo firmó junto a la firma del padre, a quien decía no haber representado. Para enmendar la omisión, Suárez falsificó la firma de la otra abogada a la que presentó como defensora del padre.

A su vez, la firma del padre en ese escrito también es falsa, pero la pericia no pudo concluir que también haya sido realizada por la, ahora, exlegisladora. El juez Seijas citó a una audiencia para el martes 19 a la hora 9.30 en la que tanto Suárez como Sánchez –quienes supuestamente fueron socias en algunos casos– deberán declarar como indagadas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...