Microsoft instaló un centro de datos submarino

Vea la galería con las imágenes del proceso

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2018 a las 07:00

Tras haber comenzado el proyecto en 2014 y haber hecho pruebas durante tres meses el año pasado, Microsoft instaló la primera central de datos en el océano. La intención de la corporación es proveer servicios de internet más veloces a ciudades costeras utilizando energía renovable.

El experimento es parte del llamado proyecto Natick y fue ideado originalmente por un empleado de la empresa. Su objetivo más ambicioso: implementar centros de datos a gran escala en cualquier parte del mundo en un plazo de 90 días.

El aparato se encuentra sumergido cerca de la costa de las islas escocesas Orkney a 35 metros de profundidad y es alimentado por un cable submarino que llega desde tierra. Microsoft decidió instalar el centro en este lugar porque pretende que sus centros funcionen con energía renovable y las islas Orkney poseen importante desarrollo de investigación en este campo.

La central, que quedará operativa por hasta cinco años, mide 12 metros de largo y es mucho más pequeña que la mayoría del resto de los centros de datos existentes. Para su construcción, Microsoft se asoció con la compañía francesa Naval Group, que se dedica a la construcción de dispositivos submarinos.

La división de inteligencia artificial e investigación de Microsoft se encargará de vigilar el centro durante el próximo año para controlar su consumo de energía, los niveles internos de humedad, el sonido y los niveles de temperatura. Sin embargo, esto sigue como un proyecto de investigación, por lo que es posible que los centros de datos submarinos no se vuelvan algo común como la empresa desea.


Comentarios