Javier Milei y Mauricio Macri

Elecciones 2023 > intensas negociaciones

Milei negocia con Macri, pero busca evitar la idea de cogobierno y aún no hay cargos para el Pro

Fernando De Andreis visitó el Hotel Libertador para comunicar al entorno del presidente electo que el fundador de Pro no está solicitando cargos ni vetando nombres en el nuevo gobierno. Incertidumbre en el macrismo
Tiempo de lectura: -'
22 de noviembre de 2023 a las 22:09

Fernando De Andreis hizo su entrada al lobby del Hotel Libertador a las 14.30 y aguardó con paciencia a que su interlocutor lo atendiera. Mientras tanto, en el piso 18, Javier Milei se preparaba para su encuentro con Joe Biden, y alrededor del edificio, se movían referentes de La Libertad Avanza y posibles funcionarios. El exsecretario general de la Presidencia y mano derecha de Mauricio Macri llegó al "búnker libertario" con la misión de transmitir un mensaje de su jefe, quien en esos días se encontraba en Arabia Saudita.

De Andreis comunicó a uno de los hombres de mayor confianza de Milei: "Mauricio no está solicitando cargos ni vetando nombres". Además, enfatizó: "Si hay negociaciones políticas, que no las atribuyan a Mauricio". A la distancia, Macri buscó calmar las tensiones sobre la formación del gobierno de La Libertad Avanza (LLA). Específicamente, deseaba desvincularse de la versión que lo señalaba por poner objeciones a Federico Sturzenegger, uno de los economistas cercanos al líder libertario.

El círculo libertario enfrenta dificultades tanto en la construcción de equipos como en las negociaciones por cargos. Cerca de Milei, se esfuerzan por descartar la posibilidad de "cogobierno" con Pro. "Javier ha establecido que no habrá movimientos no autorizados ni negociaciones informales. Claro que se llegarán a acuerdos con aliados para asegurar la gobernabilidad, pero la estructura se establecerá de arriba hacia abajo", señaló un colaborador informado sobre los últimos acontecimientos de Milei.

Con su gestión a larga distancia, Macri procuró preservar la relación que ha empezado a construir con Milei. Según lo que se pudo reconstruir, el mensaje que transmitió a los libertarios fue que estaría "a disposición" del presidente electo. "Si Javier lo llama, él ofrecerá su experiencia", fue el concepto. Macri se desvinculó así de las gestiones en curso entre los libertarios y Juntos por el Cambio en las segundas líneas.

El lunes, el exmandatario había llegado al Hotel Libertador sin previo aviso. Milei, quien tenía una entrevista programada con Alejandro Fantino, tuvo que posponerla para el día siguiente debido a la visita no planificada del exjefe de Estado.

Milei, Macri y Bullrich en el Hotel Libertador

 

Desde LLA, ya habían advertido después del pacto electoral post-generales que el respaldo del partido amarillo era "incondicional". En caso de ganar las elecciones, serían ellos quienes decidirían qué cuadros técnicos reclutar de las filas de Macri y Patricia Bullrich para fortalecer el nuevo gobierno libertario. Tras la victoria en el balotaje, se aferraron a esa premisa. "Aquí quien decide es Javier", repiten los colaboradores más cercanos desde el domingo por la noche.

"No es lo mismo ganar por 12 puntos que por menos. Tenemos más margen de maniobra del que anticipábamos desde las PASO", afirmó un colaborador de Milei que, durante el proceso electoral, había mantenido cautela esperando un resultado ajustado. Ahora está convencido de que Milei cuenta con un margen de acción independientemente de sus socios.

Desde el macrismo siempre mostraron cautela y reiteraron su disposición para lo que Milei necesitara, sin ejercer presión. "Entendemos que él es el presidente y respetaremos sus decisiones", afirmaron en su entorno el domingo por la noche. Ayer, a pesar de las advertencias de los libertarios, externamente reiteraban la misma fórmula y añadían que los cargos no eran la prioridad de Macri. "Mauricio ya cumplió", afirmaban poco después de que el exjefe de Estado partiera rumbo a Dubai para anunciar el financiamiento de un nuevo proyecto estatal.

Hasta el momento, Milei no ha anunciado ningún nombre de Pro para su Gabinete. Inicialmente, los principales ministerios estarán en manos de dirigentes libertarios, en su mayoría amigos de Milei, o de empresarios reconocidos por el economista por su labor en diferentes áreas: Nicolás Posse estará a cargo de la Jefatura de Gabinete; Guillermo Francos en Interior; Sandra Pettovello en Capital Humano; Diana Mondino en la Cancillería; Guillermo Ferraro en Infraestructura; y Mariano Cúneo Libarona en Justicia. Además, el empresario Horacio Marín dirigirá YPF y Emilio Ocampo estará al frente del Banco Central.

Javier Milei

 

Hasta el momento, Macri no ha logrado insertar a ninguno de los referentes que venía respaldando en roles ministeriales. El senador afín a Patricia Bullrich, Federico Pinedo, no asumirá en la Cancillería (también habían impulsado al exsecretario de Asuntos Estratégicos del gobierno de Cambiemos, Fulvio Pompeo, sin éxito). Y las negociaciones para que Sebastián García de Luca juegue un papel importante en Interior, como lo hizo durante la administración de Rogelio Frigerio en el ministerio político, parecen estar estancadas.

Tampoco se garantiza que pueda retener la presidencia de la Cámara de Diputados, donde aspiraba a colocar a Miguel Ángel Pichetto o a Cristian Ritondo. Aunque no está confirmado, Milei está considerando designar a Florencio Randazzo en ese puesto, el exministro del Interior y Transporte de Cristina Kirchner, que compitió este año como candidato a vice en la fórmula liderada por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, en la lista de Hacemos por Córdoba.

Desde una de las oficinas libertarias más influyentes, explicaron que la decisión de destacar a Randazzo, peronista disidente y crítico del kirchnerismo desde que Cristina Kirchner le impidió competir por la presidencia en 2015, tiene un propósito claro. "Si solo damos posiciones importantes a Pro, estamos dando la señal de que gobiernan con nosotros. Y es al revés. Nosotros gobernamos. Ellos están con nosotros", explicó un alto dirigente libertario. Además, planean dar a los peronistas anti-K del schiarettismo roles destacados en el superministerio de Infraestructura, dirigido por Ferraro, donde funcionarán Obras Públicas, Transporte, Minería y Comunicaciones. "El Gringo tiene personas excelentes en su gobierno, en Córdoba. No convocarlos sería un desperdicio", argumentó un colaborador de Milei.

Sin embargo, hay varias áreas que aún están sin asignar y podrían quedar en manos de dirigentes de Pro. Los macristas aún tienen esperanzas respecto a Seguridad, aunque es poco probable. Milei le había prometido a Victoria Villarruel, su vicepresidenta electa, que tendría control global sobre esa área, que es de particular interés para la abogada.

Cerca de Milei, expresaron su deseo de evitar a toda costa un diseño de gobierno que denominan "loteo horizontal", refiriéndose a la distribución de secretarías y direcciones entre referentes de distintas fuerzas dentro de cada ministerio. Consideran que este esquema genera conflictos y estancamiento en la gestión. "Si se distribuye por lotes, todo se traba. Dada la situación que enfrentaremos, necesitamos un gobierno ágil, donde los expedientes no se frenen por disputas internas", resumió uno de los futuros ministros. Recordó que esta lógica tuvo un impacto negativo durante el gobierno de Alberto Fernández, a raíz de la distribución de cargos a finales de 2019 entre el Presidente, Cristina Kirchner y su hijo Máximo junto a La Cámpora, y Sergio Massa, el líder del Frente Renovador. También ocurrió durante el gobierno de Cambiemos, que no estuvo exento de tensiones.

Con estas consideraciones en mente, para mostrar su aprecio a Pro, piensan en ceder algunas de las secretarías clave, como las que funcionarán dentro de los superministerios de Capital Humano e Infraestructura bajo Pettovello y Ferraro, o algunos de los organismos descentralizados, como el PAMI o la AFIP. Por ahora, Anses ya está bajo el control de Carolina Píparo, que fue recompensada con la entidad más importante del Estado después de liderar la candidatura a la gobernación bonaerense, que finalmente perdió ante el mandatario kirchnerista reelecto, Axel Kicillof. Además, la Secretaría de Desarrollo Social, probablemente voluminosa, está a cargo de Pablo de la Torre (hermano de Joaquín de la Torre, intendente de San Miguel), funcionario en el área de Niñez del municipio bonaerense, que, aunque mantiene buen vínculo con Pro, también ha estado trabajando en LLA, especialmente con Pettovello.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...