Espectáculos y Cultura > PREMIOS DE CINE

Netflix ganó en el festival de Venecia: ¿Se viene el Oscar?

El triunfo de Roma, de Alfonso Cuarón, abre la puerta para que el servicio de streaming finalmente se meta en los premios mayores de Hollywood

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2018 a las 15:07

El festival de cine de Cannes le cerró la puerta a Netflix en mayo. El argumento fue: si no se estrena en cines, no tiene lugar aquí. Por contraste, el evento más antiguo del séptimo arte en Europa, el festival de Venecia, recibió a las producciones de la plataforma de streaming de brazos abiertos. El presidente del jurado de este año, el cineasta mexicano Guillermo Del Toro, dijo "solo vamos a juzgar lo que se vea en la pantalla", sin importar procedencia. Y la película que ganó el festival, Roma, del también mexicano Alfonso Cuarón, fue producida por Netflix. 

El triunfo en Venecia, su pasaje actual por el festival de cine de Toronto, otro de los prestigiosos eventos por estas fechas, y su intención de estrenarse en cines antes de aparecer en el catálogo de la plataforma, marcan una firme intención de la película de mostrarse como candidata a los próximos premios Oscar, que se entregarán en febrero de 2019. De ser así, y a juzgar por la aclamación que viene recibiendo en los últimos días, podría ser la primera película de Netflix (y completamente en español) en colarse en la lista de nominadas a Mejor película.

La historia de un año en la vida de una familia de clase media mexicana en la década de 1970 está ahora en su ronda de festivales, el primer paso previo a los premios que se entregan en Hollywood, y que pavimentan el camino a los premios de la Academia. Todo indica que Roma será una de las que esté en la discusión, aunque quizás no llegue a tener toda la presencia que se podría pensar. 

Lea también: Guerra a Netflix: le prohibieron competir por la Palma de Oro de Cannes y Hollywood se la hace difícil

Por un lado, es una película en español, por lo que la Academia puede optar por votarla solamente en la categoría de Mejor película en lengua extranjera y dejarla fuera de la categoría principal. De todas formas, el idioma no es impedimento para que la película pueda estar nominada a Mejor película, algo que ya ha sucedido antes diez veces, con la más reciente siendo la francesa Amour, en 2012.

Pero la gran traba será el hecho de que es una película de Netflix. Así como ocurrió con Cannes, el establishment de Hollywood no se ha mostrado demasiado receptivo con las obras producidas por la plataforma, en parte por celos de su crecimiento, en parte por su resistencia a estrenar sus filmes en cines, y en parte por considerarla como autora de obras menores en comparación con el cine tradicional. En dichos de Steven Spielberg: "Si te comprometes con el formato de la televisión, haces películas de televisión. Si es una buena película merece un Emmy, pero no un Oscar. No creo que las películas que califican para los premios porque estuvieron menos de una semana en un par de cines solo para cumplir los requisitos merezcan una nominación al premio de la Academia". 

Películas aclamadas de Netflix, como Beasts of no nation u Okja fueron ignoradas por la Academia, y solamente cortometrajes y documentales han sido premiados. Pero con un cuerpo de votantes más joven y diverso desde hace dos años, eso puede comenzar a cambiar. Y si bien la nominación a Mejor película extranjera parece asegurada, quizás también logre revertir la tendencia gracias a un cuerpo de votantes más receptivo. La Academia está experimentando con cambios en los premios para mostrarse relevante y atraer a un público joven, y empezar a premiar a producciones de streaming puede ser una estrategia. 

Netflix, además, ha jugado sus cartas de forma distinta con Roma. Habitualmente, sus avances imponen el logo del servicio al comienzo y lo mantienen durante toda la duración del trailer (en parte seguramente por la asociación que la empresa ha logrado, aunque no sea correcta, de que si está en Netflix debe ser bueno). En el caso de Roma, la palabra "Netflix" no se ve por ningún lado hasta el final, lo que en parte marca que esta es una película distinta, y que también señala que Netflix busca presentarla como una película que no tiene un vínculo explícito con ellos. 

 

Comentarios