Mundo > GRIPE A H1N1

Piden equidad en distribución de vacunas

La Organización Mundial de la Salud y los países en desarrollo exigen a las naciones poderosas que no acaparen la futura producción del medicamento

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2011 a las 19:03

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los países en desarrollo exigieron el viernes en el mexicano balneario de Cancún que las naciones ricas no acaparen la futura producción de la vacuna contra la gripe A que provocó la primera pandemia del siglo XXI.

Los laboratorios con capacidad para producir las vacunas contra el virus H1N1 -que a más de dos meses de su aparición aún trae de cabeza a los científicos- están concentrados en Europa, lo que tiene "implicaciones obvias para el mundo en desarrollo", dijo Jon Kim Andrus, experto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Los productores de la vacuna ya han comprometido el 90% con los países de altos ingresos, donde viven unos 893 millones de personas, y el 10% con países como China y Rusia, que tienen cierta capacidad para elaborar alguna parte de las vacunas", dijo Andrus, en una de las reuniones de Cancún a puertas cerradas, comentó a la AFP un asistente a esa mesa de trabajo. "Los países en desarrollo no tendrían vacunas si ahora comenzara la comercialización", advirtió.

Este viernes, en el cierre del encuentro de dos días, al que asistieron ministros de Salud o altos funcionarios de unos 40 países, también se abordó centralmente el acceso universal a la futura vacuna contra la gripe porcina. Asegurar que los países subdesarrollados cuenten con ella es "un problema crítico" por los desafíos que representa, algunos vinculados con la "voluntad política", dijo al concluir la reunión Keiji Fukuda, subdirector de la OMS.

Cuauhtémoc Ruiz, coordinador de inmunizaciones de la OPS, dijo por separado que la vacuna estaría lista en unos "tres o cuatro meses", pero para tener "cantidades suficientes para la población mundial puede pasar un año". Los laboratorios han estimado que podrían producir "en un periodo de seis meses 2.500 millones de dosis", añadió.

La estrategia para enfrentar ese inquietante escenario tiene dos vías: una es que la OMS y la OPS negocien con los productores reservas de vacunas para los países pobres, a través de donaciones o ventas a precios bajos, y la segunda es que los países ricos donen parte de sus futuros inmunizantes.

Margaret Chan, directora general de la OMS, consiguió comprometer "con dos compañías, 250 millones de dosis" que serán enviadas a los países en desarrollo, pero reconoció que esa cantidad "obviamente no es suficiente".

Durante las reuniones privadas en Cancún, Chan hizo enérgicos llamados a los países ricos para que no acaparen las futuras producciones de la vacuna, dijeron a la AFP la ministra de Salud de España, Trinidad Jiménez, y la viciministra de Salud de Venezuela, Nancy Pérez, ambos países sin capacidad para producir el inmunizante.

La vacuna, dijo Jiménez, debe "llegar a todos los países, no sólo a aquellos que tienen poder adquisitivo sino también a los que no tienen recursos para acceder a ellas, no sólo por un imperativo ético sino tambien porque en un mundo globalizado es la única manera de responder de manera sólida a una pandemia".

El gobierno de España aboga porque la OMS, junto con la Unión Europea, "hagan una reservación de compra; no se puede permitir que se haga una reserva masiva por parte de unos cuantos países", añadió la ministra, cuyo país estará en posibilidades de poner una planta de producción en 2012. "Los países del sur no pueden ser discriminados de la distribución de la vacuna, que debe hacerse en el marco de la equidad y la justicia", indicó a su vez Pérez.

Chan dijo que, "en efecto, un alto porcentaje de la producción ya está comprometida", advirtió Pérez. En similar sintonía, el ministro de Salud de México, José Ángel Córdova, reclamó "solidaridad para que no sea el dinero el factor que lleve a los productores a tomar decisiones para la distribución de la vacuna". México ha sido el epicentro de la pandemia y es el segundo país más afectado por el virus con más de 10.000 enfermos y 119 muertos, detrás de Estados Unidos, que suma 23.902 casos, de los cuales 170 mortales, según la OMS. La reunión de alto nivel sobre la influenza A (H1N1) concentró a expertos de todo el mundo, aunque no acudió el representante de ningún laboratorio con capacidad para producir la vacuna contra el virus.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...