Estilo de vida > LUGARES

Por lo alto: Quito es uno de los mejores destinos turísticos de Sudamérica

Los visitantes se enamoran de los tesoros naturales y culturales de una ciudad que es patrimonio mundial

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2018 a las 05:00

La ciudad situada a 2.800 metros sobre el nivel del mar, rodeada de volcanes, deslumbra por su belleza natural y por la preservación de su patrimonio, tanto que su centro histórico fue declarado como el mejor conservado de América Latina. La recomendación es, justamente, empezar por la Plaza Grande, el corazón de Quito, entre los monumentos y la gente. En el centro de la plaza está el Monumento a la Independencia y enfrente se encuentra el Palacio de Carondelet (Palacio de Gobierno). El palacio alberga un bello mural del artista insignia ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, además de obras de diferentes artistas locales. Otro de los edificios emblemáticos del lugar es la Catedral Metropolitana, una de las más antiguas de Sudamérica y, como además es museo, contiene objetos de la vida cotidiana, política, religiosa y artística de la ciudad. El Palacio Arzobispal es otro de los edificios históricos de importancia en la Plaza Grande, además de funcionar como un peculiar lugar de reunión de los quiteños y sus visitantes. En lo oficial es la sede de la autoridad religiosa y la residencia del Obispo; en lo doméstico, parte del edificio funciona como un área de restaurantes, cafeterías y tiendas de artesanos.
Completa el conjunto de edificios históricos el Palacio Municipal.

Siguiendo el camino histórico desde la plaza se llega a la calle García Moreno, conocida como la calle de las Siete Cruces, debido a que pasa por delante de siete iglesias; sobre esta misma se encuentra la llamada Compañía de Jesús, un templo que se distingue por su enorme belleza barroca y decoraciones en oro. Otros monumentos de interés son la Iglesia y Convento de Santo Domingo, en el centro histórico, sobre la Plaza de Santo Domingo. De aquí se accede a la calle Juan de Dios Morales, mucho más conocida como la calle de la Ronda. Es un lugar ideal para visitar por la noche, cuando abren sus locales, restaurantes, cafés literarios, artesanos, y demás. Aquí también está la Casa de las Artes, donde se fomentan las diferentes manifestaciones artísticas lugareñas, sobre todo de música.

Ecuador Quito PLAZA
La Plaza de San Francisco es la más grande de Quito, y lugar de encuentro de locales, en ella se encuentra el monasterio del mismo nombre. Otra de las hermosas plazas del casco histórico es la plaza de San Blas, cuya iglesia es uno de los edificios históricos más antiguos y de gran belleza de Quito. Y si de belleza arquitectónica se trata, la Basílica del Voto Nacional es uno de los edificios imperdibles; de estilo neogótico, tanto por fuera como por dentro vale la visita. Dentro se encuentra el panteón de los Jefes de Estado. Por la noche es un espectáculo verla iluminada.

Una alternativa para la noche es acudir a la Plaza Foch, en el barrio La Mariscal. Este es el lugar para divertirse, tomar algo, comer y bailar. Todo comienza en la plaza Foch y se extiende a sus calles periféricas. En esta zona otra variante interesante es almorzar en el Mercado de Santa Clara, una excelente oportunidad para interactuar con los locales y degustar un delicioso plato típico.

El Parque la Carolina, una hermosa área verde, con lago artificial donde hacer deporte, pasear, hacer pícnic y un poco de vida al aire libre.

Ecuador Quito virgen
No se puede abandonar Quito sin visitar la Capilla del Hombre. Oswaldo Guayasamín –mencionado por su obra en el Palacio de Gobierno, es el artista ecuatoriano más reconocido a nivel mundial– reflexionó acerca de que el hombre siempre había construido capillas para los dioses, pero nunca había dedicado una al propio hombre. No llegó a ver finalizada su obra, murió tres años antes, pero hoy es uno de los imperdibles si quiere conocerse una parte importante del espíritu de la ciudad.

Volcanes

Ecuador Quito Volcán
Quito, una de las ciudades más altas del mundo, tiene como grandes protagonistas los volcanes que la rodean. Un clásico es tomar el teleférico que asciende por el volcán Rucu Pichincha, y llega hasta los 4.000 metros de altura. Una de las actividades que se proponen al llegar arriba es hacer una cabalgata; otros, partiendo desde la estación del teleférico, inician una caminata hasta la cima del volcán, que puede llevar un día de duración y de gran desafío físico.

A minutos de Quito se encuentra el Parque Nacional Cotopaxi, uno de los más visitados. Con una cumbre a casi 6.000 metros sobre el nivel del mar la imagen estremece. Se puede recorrer el parque y sus diferentes áreas, o emprender el ascenso hasta llegar a un refugio a casi 5.000 metros de altura. Otro de los atractivos naturales es el volcán Pululahua, también a minutos de la ciudad, en cuyo cráter se formó una llanura y se instaló una comunidad (la última erupción fue hace 2.500 años). Se puede visitar el pueblito, o emprender la caminata hacia dentro del cráter, incluso a caballo, no solo para admirar esta obra de la naturaleza a la que se suma una reserva natural protegida, con cientos de especies del reino animal y vegetal.

Es importante para todas estas visitas tener claras las condiciones físicas necesarias para hacer las recorridas, así como la indumentaria y calzado de montaña, y siempre llevar seguro de asistencia en viaje. La altura y la falta de oxígeno es una variable a tomar muy en cuenta en Quito, incluso para quienes solo permanezcan en la ciudad y no se aventuren a ascender a los volcanes.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...