Cargando...
Juicio de Fernando Báez

Argentina > Argentina

Por primera vez los rugbiers se sacaron el tapabocas en el juicio por la muerte de Fernando Báez

Es la primera vez que todos los implicados se los quitaron y revelaron su rostro; el abogado de la familia de la víctima había reclamado varias veces que se lo quitaran y “dieran la cara”

Tiempo de lectura: -'

05 de enero de 2023 a las 12:12

Este jueves 5 de enero es la cuarta jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado por ocho rugbiers en Villa Gesell, Argentina, en enero de 2020. Se espera que más de 10 testigos testifiquen ante el juzgado, pero la novedad es que los imputados, que se encuentran cumpliendo prisión preventiva, se mostraron sin tapabocas en la audiencia, hecho que no sucedió en jornadas anteriores, cuando se cubrían la cara.

El uso del barbijo fue un requerimiento de los jueces cuando comenzó el proceso: se distribuyeron gratuitamente a los presentes el primer día debido al aumento en los casos de covid-19 en el país vecino, según consignó el portal argentino Infobae. Ayrton Viollaz y Máximo Thomsen, dos de los rugbiers implicados, se los habían bajado en varias ocasiones en las audiencias anteriores.

En tal sentido, el abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, pidió de manera reiterada a los jueces que los implicados "se lo quitaran" y que "dieran la cara", detalló Clarín.

Según este medio, en realidad no hay ninguna medida sanitaria que los obligue a tener puesto un tapabocas. En las primeras audiencias había sido obligatorio para todos, menos los integrantes del tribunal, los representantes de Fiscalía y los abogados de las partes; el uso durante el juicio “tiene que ver con una sugerencia del Poder Judicial” debido a la situación sanitaria, añadió La Nación.

Así, la única imagen de los inculpados en el juicio es con tapabocas puesto.

Testimonios

Entre los que declaran este jueves están Virginia Pérez Antonelli y Tomás Bidonde, dos turistas que fueron testigos del ataque contra Báez Sosa. “Espero que no quieran inculparme a mí”, dijo a La Nación, al tiempo que comentó que recuerda al suceso como “una pesadilla”.

Pérez, de 17 años cuando ocurrió el hecho, le aplicó maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) a la víctima. Bidonde, en tanto, comenzó a llorar al dar su declaración y apuntó contra Máximo Thomsen como uno de los principales agresores. “Recuerdo que hacia el final le pegó dos patadas en la cabeza. Desde donde yo lo veía eran como puntinazos. Después lo agarró de la cabeza y le volvió a dar dos o tres patadas”, relató el joven ante el tribunal, según informó Infobae.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...