Reportajes > madre

Rindió un examen a minutos de parir

La fecha del examen estaba fijada para ese día desde hacía tiempo, pero el niño decidió llegar el mismo día

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2016 a las 06:14

Carmen Truyols es una médico anestesista que vive Madrid y acaba de ser madre.

Hace tiempo venía preparando una prueba para acceder a un cargo estable, pero el mismo día que estaba fijado el examen comenzó el trabajo de parto.

Ni bien nació su hijo , en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, la suturaron, la sondaron, conoció al bebé y, acto seguido, la llevaron a un habitación aislada dentro del hospital para hacer el examen.

La situación estaba prevista , en la fecha acordada, su embarazo estaría cursando la semana 39.

Nunca se imaginó este escenario, "el peor ", pero la posibilidad existía y avisó al Tribunal Médico semanas antes. La "única solución" según dijeron y como marca la ley, era hacer el examen, vigilada, en un aula del mismo hospital, enviando personal especialmente para esos efectos.

A las 8.30 horas, mientras aun estaba en sala de parto, a su marido le suena el teléfono. "Me están llamando del tribunal. Qué le digo. Déjalo ya, Carmen. Qué más da". "En ese momento pensé que era muy injusto", explica la médico. "Cuando tienes un bebé te vez capaz de cambiar las cosas. Él me dio la valentía de decir 'esto no está bien, hay que cambiarlo, pero también me dió la fuerza para enfrentar el examen'".

"No me parece justo tener que presentarte a un examen tan importante así... no había dormido, ni comido, ni estaba en las mismas condiciones que mis compañeros. Tuve que abandonar a un recién nacido durante tres horas, no le pude dar el pecho. En un país en el que intentamos hablar de igualdad laboral, conciliación, maternidad... es vergonzoso exponer a las mujeres a una situación tan sumamente injusta".

La doctora no quería perderse la oportunidad de presentarse al examen ya que "son los primeros que convocan desde la crisis" y lleva tres años encadenando contratos temporales, algunos de tan solo dos meses. Tuvo la fuerza de voluntad de prepararse y apuntarse al examen a punto de ser madre porque era su única opción, según declaró.

Esta noticia ha abierto nuevo debate en España sobre la ley de igualdad y los criterios sobre qué implica la "conciliación.

Comentarios