Cargando...
Raúl Rodríguez, presidente del Casmu

Nacional > Raúl Rodríguez

"Si no te gusta, te vas de Casmu": las denuncias de los trabajadores contra la dirección de la mutualista

El médico internista Álvaro Niggermeyer presentó una denuncia ante el Sindicato Médico del Uruguay, y el sindicato de la mutualista denunció ante el Ministerio de Trabajo que los obliga a estar afiliados al Casmu

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2022 a las 15:45

Trabajadores y extrabajadores de Casmu denuncian despidos arbitrarios, maltratos y persecución en la mutualista desde que la preside la comisión directiva encabezada por Raúl Rodríguez. Con las elecciones a la vuelta de la esquina, el clima en la mutualista levantó temperatura en los últimos meses y comenzaron las acusaciones cruzadas. 

El médico internista Álvaro Niggemeyer presentó una denuncia ante el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y ante la Sociedad Uruguaya de Cardiología (SUC) mientras que el sindicato del Casmu denunció ante la Dirección Nacional de Trabajo la medida impuesta por Rodríguez, que los obliga a estar afiliados. 

La denuncia del médico se refiere a una asamblea del 31 de marzo, cuando una persona empezó a filmar la votación a mano alzada.

"Cuando expuse mi desacuerdo con que personas externas a la asamblea filmen con sus celulares a los colegas mientras ejercían el voto, la moción no solo no fue considerada por el presidente de la mesa, sino que ocurrió un hecho que me preocupó en lo personal. El Dr Raul Rodriguez , Presidente de CASMU IAMPP realizó una denuncia pública y grave hacia mi persona. Luego de expresarme “se filma porque yo quiero y si no te gusta te vas de Casmu”, me acusó públicamente de “llevarme” los pacientes cardiológicos de Casmu al IMAE de Médica Uruguaya", dice el documento al que accedió El Observador. "Esa afirmación es falsa", agrega.

El Ejecutivo del SMU derivó por unanimidad la denuncia al tribunal arbitral, que aún no se ha expedido, informó el propio Niggemeyer a El Observador. "Hubo muchas presiones y varios integrantes del tribunal se excusaron de participar por conflictos de interés", agregó.

La SUC, por su parte, difundió un comunicado y respaldó a Niggemeyer. "Su ética y responsabilidad profesional no están en tela de juicio, y han sido siempre destacadas entre los integrantes de nuestra Sociedad y del cuerpo médico en general", señala el texto.  

Por otro lado, la presidenta de la Asociación de Funcionarios de Casmu (Afcasmu), Sonia González, criticó también la administración de Raúl Rodríguez. Hizo referencia a lo "doblemente perverso" de que la empresa exija que sus trabajadores estén afiliados a la mutualista o que, en cambio, paguen "una cuota de solidaridad". 

"Es una discriminación positiva. Les doy vida a mis socios. En mi casa dejo entrar a quien quiero", alegó Raúl Rodríguez en su entrevista con El Observador.

Ambiente hostil

Estas situaciones se empezaron a dar "a partir del cambio de autoridades" y "con el tiempo, fueron cada vez más comunes", señaló Cristina Rey, una internista que trabajó durante casi 40 años en el Casmu y que renunció hace dos meses por el "ambiente hostil". "No quiero personalizarlo en ninguna autoridad en particular porque es una conducta generalizada. Es la nueva manera de relacionamiento laboral en el Casmu", añadió en un audio de denuncia al que accedió El Observador.

"En los últimos años, en la nueva gestión, el trato para conmigo y con otros colegas por parte de algunos miembros de la directiva ha sido muy hostil. Directamente, fui acusada de traidora por votar a quien en su momento me pareció la mejor opción para la dirección de la institución –afirmó–. Estas condiciones han hecho que yo y muchos otros dejáramos de sentirnos cómodos en nuestro ámbito de trabajo y tomáramos decisiones no planeadas, por ejemplo, la jubilación".

Por otro lado, Virginia Massobrio, también médica internista y nefróloga, que ingresó al Casmu por concurso en 1981, relató en un audio que en la mutualista hay "persecuciones, hostigamientos y comportamiento prepotente". Además, afirmó que se abolió el "ingreso por concurso" y que "el relevo de cargos jefe de servicio se hace ahora a cambio de favores sin méritos que avalen a los técnicos en sus funciones, pauperizando la calidad asistencial. Con la reestructura, la cantidad y calidad asistencial de enfermería es totalmente deficitaria, con sobrecarga de trabajo y rotaciones constantes que no permiten la formación de equipos y compromiso con la asistencia". 

Entrevistado por El Observador, Rodríguez les quitó importancia a las denuncias, aseguró que "echa a quien quiere" basado en la información que los usuarios le hacen llegar a su correo electrónico. Además, dijo que quienes los denuncian son "un puñado" y dijo que no es cierto que exista una persecución. "Se va a mostrar en las elecciones", agregó. 

"El tema nuestro es: a los pacientes hay que atenderlos bien. Si los atendés mal, en el Casmu no tenés lugar. Yo no investigo nada. Atendés mal a los pacientes y vas para afuera", sostuvo Raúl Rodríguez. 

En ese sentido, la presidenta del sindicato de funcionarios Sonia González cuestionó que el presidente no "deja nunca derecho a la defensa". El Casmu no hace sumarios, según González. Antes el sindicato tenía un acuerdo con la empresa de que no se podía despedir funcionarios sin hacer un sumario, para que la persona pudiera saber por qué la desvinculaban; sin embargo esta administración no lo cumple. 

"Te llamaron a una oficina, en una entrevista que duró cinco minutos y te cambiaron la vida. Sin dar ningún tipo de explicación", explicó. "Han despedido trabajadores que nunca habían tenido ningún tipo de incidente", añadió. "Eso es lo que hemos rechazado y lo que queremos revertir", aseguró.

La mutualista cumple con lo que dice la ley, paga la indemnización y si corresponde manda al trabajador a seguro de paro, indicó González. Al principio, la situación con la actual administración era menos ventajosa para los funcionarios. "A todos los trabajadores los despedían por notoria mala conducta", recordó la presidenta de Afcasmu. De esta manera, la empresa no tenía que pagar el despido. Pero "como jurídicamente fueron perdiendo los pleitos, porque la mala conducta la tenés que demostrar, pasaron a esta modalidad de despedirte por razones de mejora de servicios o por indisciplinas con pago de indemnización, pero no te dan el derecho de la legítima defensa que es el sumario".

Consultado sobre si en su administración hubo despidos arbitrarios, el presidente del Casmu dijo que "todos están justificados". "El Ministerio de Trabajo no nos hizo reponer a nadie; por algo es", añadió.

En todo caso, González reiteró que el Casmu "jurídicamente perdió los casos" cuando desvinculaba a los trabajadores por supuesta "notoria mala conducta" y no les pagaba el despido.

En 2022, los despidos en la mutualista superan los 50, pero el presidente de Casmu destaca que es un contexto de "4 mil empleados". "Vas a cualquier institución y despidieron más. El año anterior fue parecido, en el otro no porque hubo convenio con el gobierno para no despedir a nadie. Pero ahora todo el que tiene mala conducta va para afuera. Antes era como una empresa pública, para echar a alguien era una dificultad".

La relación actual

"Venimos en conflicto con esta administración desde el año pasado, desde que comenzaron estas políticas de despidos arbitrarios. Ahora estamos teniendo un impasse para poder negociar. No levantamos el conflicto. Están instaladas las mesas de negociación porque teníamos un convenio colectivo en lo asistencial que no ha sido cumplido por la institución. Habíamos resuelto por asamblea escuchar otras ofertas de otros prestadores. Ahora Casmu resolvió sentarse a discutir el convenio colectivo". 

En referencia a su relación con el sindicato, Rodríguez dijo: "Hoy estamos negociando y se está encaminando. Si te digo hace unas semanas, estábamos en continuo enfrentamiento". Sin embargo, la presidenta de Afcasmu destaca que la actitud de la administración se relaciona a las elecciones que tendrán lugar en setiembre.

"Discriminación positiva"

Otros de los puntos que han generado polémica alrededor de Rodríguez es que se obliga a los trabajadores de Casmu a estar afiliados a la mutualista o, en su defecto, a que paguen una "cuota de solidaridad". "Es muy difícil que puedas defender tu lugar de trabajo si no sos socio", alegó Rodríguez. "Es una discriminación positiva. Le doy vida a mis socios. En mi casa dejo entrar a quien quiero", afirmó. 

Afcasmu denunció este aspecto ante la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) 

"Cuando nos enteramos de esta resolución la empresa lo rechazamos y lo denunciamos porque consideramos que es absolutamente ilegal", señaló González. "Lo planteamos en la Dinatra porque la ley dice que yo tengo derecho a elegir mi prestador", continuó.

"Es doblemente perverso: primero es ilegal porque el sistema no lo prevé así y segundo obligás a los trabajadores a que si quieren ingresar a la institución tienen que pagar esa cuota solidaria que no te da ninguna prestación". Algunos trabajadores fueron despedidos "por dejar de pagar esa cuota solidaria", aseguró la presidenta de Afcasmu.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...