Agro > MERCADOS

Soja en Chicago con valores estables a levemente bajistas

Pesa la producción récord prevista para la soja en EEUU con proyecciones de un rinde superior al informado por el USDA

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2018 a las 05:01

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La primera semana de setiembre fue plana para la soja, que no tiene en el corto plazo factores alcistas a la vista, por lo que mandan los elementos negativos como la producción récord estadounidense y los pronósticos chinos sobre una importante caída en sus importaciones de la oleaginosa.
El miércoles 12 el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) publicará su reporte de oferta y demanda y en el mercado se estima que volverá a elevar la proyección sobre rendimiento y producción de soja.
Las encuestas y proyecciones de firmas privadas en EEUU arrojaron rindes por encima del informado en agosto por el USDA, mientras que en maíz no habría cambios significativos.
Medidas de Mauricio Macri con bajo impacto
La decisión del gobierno argentino de elevar las retenciones sobre exportaciones de soja y subproductos –a la vez de reinstalarlas para los cereales– no tuvo un efecto relevante en el mercado.
En teoría, podría ser un factor alcista sobre la harina de soja por ser Argentina el principal jugador a nivel mundial. Sin embargo, casi no hubo un efecto sobre ese mercado, teniendo en cuenta que Argentina tiene menos oferta.
Para esta semana se preveía que el gobierno estadounidense comunicara un nuevo paquete de aranceles sobre importaciones chinas, por un monto anual de US$ 200.000 millones.
Desde China ya se adelantó que habría represalias, pero no está claro si harán algo específico sobre la soja de EEUU. Durante la semana funcionarios y operadores del mercado de molienda en China proyectaron que en 2018/2019 ese país importará unos 10 millones de toneladas menos que en la campaña anterior. Y que casi no necesitarán de la oferta estadounidense.
En Brasil se está a una  semana de comenzar la siembra de soja, descontándose un incremento en el área, con una producción similar al ciclo anterior.
Por ahora no se ven lluvias en las principales regiones productoras, aunque es más que temprano para que esto genere algún tipo de preocupación.
Genera sí más incertidumbre la política oficial sobre una regulación en los precios de los fletes, lo que ha trabado la comercialización para la próxima zafra.
El foco local está puesto en cerrar el financiamiento
A nivel local el foco está en ir cerrando el financiamiento para la próxima campaña, con estimaciones que apuntan a un descenso relativamente bajo en el área a sembrar.
Los costos de semillas y otros insumos están más caros que el año pasado, mientras los precios para 2019 están por debajo de lo presupuestado.
Es posible que haya alguna ganancia en la superficie que se dedique a maíz y sorgo, aunque de escaso peso en términos absolutos.
El trigo se desinfló
En Chicago fue una semana de corrección negativa para los futuros de trigo. La posición diciembre Chicago –de referencia para la cebada en Uruguay– quebró el piso de US$ 190 por tonelada.
El gobierno ruso descartó que vaya a restringir las exportaciones de trigo, luego que se dieran versiones sobre límites en las ventas externas. Más allá de eso, la menor producción mundial daría sostén en los próximos meses para el mercado del cereal.

Comentarios