Estilo de vida > Lugares

Una travesía a pura salsa en Cali

La Feria de Cali se celebra, desde hace 60 años, entre Navidad y Año Nuevo; durante seis días los colombianos le rinden homenaje a su ritmo más típico  

Tiempo de lectura: -'

01 de enero de 2019 a las 05:00

Cada año la ciudad colombiana de Cali tiende un puente entre las festividades de Navidad y Año Nuevo para la celebración de su feria, una de las más tradicionales del país y en la que se rinde culto a la salsa, el género caribeño que tiene en esta urbe de la cuenca del Pacífico su capital.

Durante seis días, del 25 al 30 de diciembre, los caleños se entregan a su fiesta en la que la música, el baile, los autos antiguos, las comparsas, las verbenas populares, las corridas de toros o un festival de mascotas constituyen una variada oferta cultural para el disfrute de lo que llaman la “caleñidad”.

“La Feria de Cali es nuestra actividad más representativa, nuestra fortaleza es el turismo cultural y el producto ancla de Cali es la salsa, por eso nos reconocen como la capital mundial de la salsa”, afirmó a Efe la secretaria de Turismo de Cali, Martha Lucía Villegas.

El origen de esta festividad se remonta a diciembre de 1957 cuando se inauguró la plaza de toros Cañaveralejo, que desde entonces alberga de manera interrumpida la feria taurina de Cali, una de las tres principales de la temporada nacional junto con la de Manizales y la de Bogotá.

Sin embargo, la leyenda no podía faltar y hay quienes aseguran que la Feria de Cali nació de una tragedia que vivió la ciudad el 7 de agosto de 1956 cuando la explosión de seis camiones cargados de dinamita que estaban destinados a un batallón del Ejército arrasó barrios enteros y dejó más de mil muertos.

Quienes vinculan la tragedia con la fiesta aseguran que para superar el trauma en que quedó sumida la ciudad se decidió celebrar al año siguiente una feria, versión contestada por historiadores que consideran que la relación entre los dos acontecimientos es pura coincidencia.

En cualquier caso, la Feria de Cali tiene ya más de seis décadas, la mayor parte de ellas con la salsa como reina absoluta porque si hay algo que identifique a esta ciudad, tercera de Colombia, es su condición de capital de este ritmo, título que comparte con Puerto Rico.

La salsa en Cali tiene un componente más artístico, centrado en el baile, mientras que en Puerto Rico está más enfocada en la parte estrictamente musical, explica por su parte Verónica Morales, coordinadora de Promoción Turística de la ciudad.

Cerca de 60 orquestas participarán en la edición 61 de la Feria, que además de conciertos y encuentros de melómanos y coleccionistas incluye el “salsódromo”, la avenida en la que centenares de bailarines derrochan su arte y habilidades casi circenses en los pasos de salsa. “Los bailarines son los que hacen acrobacias, los bailadores son los que se ponen su pinta muy típica para bailar, que van a las ‘viejotecas’, que bailan el ‘paso caleño’ que se inició en los años 50”, explica Villegas.
En Cali existen 127 escuelas profesionales de salsa en las que miles de niños y jóvenes aprenden o perfeccionan los pasos de este género. “Las escuelas de salsa tienen también un componente social y es que le arrebatan muchachos a la violencia porque en su mayoría están en barrios humildes”, afirma Morales.

EFE 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...