Cargando...
 Según el Observatorio de Nutrición de la Universidad de la República, el 6.4% de la población se encuentra en situación de inseguridad alimentaria grave

Estilo de vida sustentable > The Reason Behind

Uruguay le planta cara al hambre

Las iniciativas que le hacen frente a las deficiencias alimentarias en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2022 a las 05:00

La alimentación se ha convertido en un lujo para millones de personas en todo el mundo. Tener sobre la mesa un plato lleno de comida es algo impensable en el día a día de las 193 millones de personas que, según la Red Global contra Crisis Alimentarias, sufrieron en 2021 inseguridad alimentaria aguda. El hambre es una realidad.

El problema también está presente en Uruguay. Y es que, según el Observatorio de Nutrición de la Universidad de la República, el 6.4% de la población se encuentra en situación de inseguridad alimentaria grave y el 23.2% en riesgo moderado.

El resultado de todo esto es un sector de la población muy vulnerable que ha visto agudizada su precariedad con la crisis ocasionada por la pandemia. En este marco, el país cuenta con fuentes de ayuda potentes cuando se presenta este problema, como la Fundación Banco de Alimentos .

¿Cómo trabaja? Pues a través de donaciones y del rescate de productos que serían desperdiciados o desechados sin pensar en que pueden ser útiles para otras personas.

Eso sí, cada donación pasa un pequeño examen. Son previsores y evalúan los alimentos entregados, comparando su volumen con la proximidad de la fecha de caducidad para evitar asignaciones en mal estado.

Su labor es sobresaliente. De forma totalmente altruista llevan 9 años distribuyendo todos los alimentos que consiguen a través de 150 instituciones sociales, es decir, clubes de niños, escuelas, centros de rehabilitación o proyectos comunitarios por medio de los cuales llegaron a más de 40.000 personas.

Al confiar en estas instituciones, apuestan también por generar conciencia solidaria en diferentes comunidades. Las actividades que organizan, entre las que se encuentran las colectas, la creación de huertos o las jornadas de recuperación de alimentos, forman parte de esa capacitación.

Lo que nunca podrán olvidar es su primera asignación. El Centro Educativo Los Tréboles fue el primer gran beneficiario de un proyecto que ha ido ampliando su alcance hasta conformar, hoy en día, una gran red solidaria.

Se podría decir que estamos ante una ayuda transversal, ya que, a la vez que llenan estómagos, se proponen ponerle freno a la marginación, valorizar la utilidad de los excedentes de comida que desechan empresas o entidades e incidir en las causas de las desigualdades. Una organización con estos principios es ejemplarizante.

Por ello, otras iniciativas han tomado el testigo para intentar acabar con el hambre en el país. Ejemplo de ello es la Red de Alimentos Compartidos, Redalco, que pone el foco en las frutas y verduras de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana, una de las principales plataformas logística de comercialización mayorista de alimentos en Uruguay.

La idea surge de la mano de tres universitarios que, al poner los datos sobre la mesa, se dieron cuenta de que si recuperaban los 125 millones de kilos de frutas y verduras que se desperdician al año por razones estéticas o protocolarias, podrían aliviar diariamente a las más de 250.000 personas que no logran acceder a una alimentación digna en Uruguay.

Cambiaron los libros por la satisfacción de entregar y gracias a su colaboración con los comedores sociales se sirvieron hasta tres platos de comida por día.

Llenar los estómagos de los que más lo necesitan es la prioridad. Por ello, todas las manos dispuestas a ayudar son pocas. CanastasUY es otra organización sin fines lucrativos que se sirve de donaciones para elaborar canastas que cubren las necesidades alimentarias de familias de hasta 6 personas durante 3 días.

Iniciativas por doquier que no dudan en centrar todos sus esfuerzos en colaborar en la eficiencia de las desbordadas ollas populares. Es el caso de Uruguay Adelante, que surgió para darle un empujón a esas familias a las que la pandemia estaba dejando sin recursos y cerró 2020 habiendo entregado más de 100 toneladas de comida.

Está claro que el hambre sigue asolando el mundo, pero cada vez son más las iniciativas que intentan garantizar un plato de comida en la mesa cada día.

 Redacción de The Reason Behind

www.thereasonbehind.es

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...