Estilo de vida > TURISMO

Zimbabue, una joya africana

Uno de los países preferidos para viajar en este 2019, no solo se impone por su exuberante naturaleza y singulares parques, sino también por su valor patrimonial

Tiempo de lectura: -'

17 de marzo de 2019 a las 05:00

Única, avasallante, majestuosa… son algunos de los calificativos de los viajeros que se enfrentan a la enormidad africana donde quiera que se esté. Pero entre todos los países, Zimbabue es uno de los preferidos para viajar en 2019, según la guía Lonely Planet. Se lo califica como uno de los más seguros del continente, con una población amistosa y receptiva, y, pese a los conflictos políticos por los que transitó hasta el 2018 con elecciones que definitivamente cerraron la era de Robert Mugabe (de 1980 a 2017), el panorama es alentador en cuanto a crecimiento e interés por incrementar la industria turística que, como toda la economía, había sufrido por las guerras internas. 


Entre los hits de Zimbabue se encuentran sus parques nacionales con los llamados “cinco grandes” (se le llama convencionalmente así al conjunto formado por el león, el leopardo, el rinoceronte, el elefante y el búfalo, los animales “más difíciles de cazar a pie”, práctica que hoy en día es altamente restringida, pero la denominación permanece en guías e itinerarios); las cataratas Victoria; las ruinas arqueológicas declaradas Patrimonio Mundial y el río Zambeze.


La temporada favorita para visitar Zimbabue es la que se avecina: entre abril y octubre, de días soleados (para realizar actividades como rafting en el río Zambeze; para el avistamiento de la fauna salvaje, la mejor época es entre julio y setiembre). Además, para quienes gustan de los buenos festivales de música y artísticos, Zimbabue alberga el festival Harare de las artes, que lleva 15 años de realización y atrae a gente de todo el mundo. Se realiza a fines de abril y principios de mayo, aunque no se organizará este año, sino en 2020. 


Ante la creencia popular de que en África todo se trata de su riqueza natural, Zimbabue tiene para su orgullo la mayor ciudad medieval del sur del continente, que además es Patrimonio Mundial de la Unesco: el “Gran Zimbabue”. La ciudad, que otrora fue capital religiosa y política, demuestra un alto grado de avance urbano, en lo que se llamó el Imperio monomotapa, que llegaba hasta lo que hoy es Mozambique. En esta zona se encontró el Gran Pájaro Sagrado, símbolo del país y de su bandera, un tesoro arqueológico que abarca unos 150 kilómetros de extensión. 


Harare es la capital de Zimbabue, una urbe sofisticada, armoniosa y con reminiscencias coloniales. Posee puntos de interés entre los que se destacan la National Art Gallery, el Jardín Botánico y Robert McIlwaine Recreational Park. Otro de los puntos de interés en Zimbabue, que no debe escapar del itinerario, son las ruinas de Khami, del siglo XV al XVII. Este tesoro arqueológico, Patrimonio Mundial de Unesco, representa el segundo monumento de piedra más importante del país. 


Parques singulares


Hay lugares de Zimbabue con fuertes connotaciones espirituales. Uno de ellos es el Parque Nacional de Matobo, considerado el hogar espiritual del país, sagrado para el pueblo ndebele. Allí se encuentra un conjunto de rocas en equilibrio que se tambalean unas sobre otras y las pinturas rupestres de Nswatugi, una civilización perdida. El inusual paisaje de piedras, también Patrimonio Mundial de Unesco, genera un verdadero espacio de paz. Muy cerca de Matobo se encuentra la segunda ciudad del país: Bulawayo, aun más turística que Harare. 


El parque nacional Mana Pools, otro de los lugares considerado Patrimonio de Unesco, hace referencia con su nombre (mana significa ‘cuatro’), a los enormes espejos de agua que se forman desde el Zambeze. Son 2.500 kilómetros cuadrados de islas, bosques y enorme belleza natural. Tiene la mayor concentración de hipopótamos y cocodrilos del país, cebras, lobos, elefantes y búfalos. También hay leones, guepardos, leopardos, hienas y rinocerontes, entre otros. 


El más famoso, y el que posee la mayor reserva de animales del país, es el Parque Nacional Hwange. Aquí están los cinco grandes conviviendo con más de 400 tipos de aves, más de 100 especies de mamíferos, en medio de un paisaje maravilloso, de una riqueza natural inigualable en más de 14 mil kilómetros cuadrados de extensión. 


Uno de los grandes protagonistas cuando se habla de Zimbabue es el río Zambeze. Es el cuarto río más largo de África, aunque no es totalmente navegable debido a la cantidad de rápidos y cascadas que interrumpen su curso como las famosas cataratas Victoria, otro de los lugares considerado Patrimonio de la Humanidad. Es muy atractivo hacer un recorrido en canoa, adentrarse en el territorio del dios del Zambezi, Nyami Nyami, y realizar una acampada en una de sus islas. 


En cuanto a la riqueza fluvial, Zimbabwe no solo posee un gran río y bellas cataratas, también cuenta con el Kariba, el lago artificial de mayor volumen del mundo. Este lago se creó a mitad del siglo XX como consecuencia de la construcción de la represa del río Zambeze. Uno de las propuestas imperdibles en este gran lago es hospedarse en una de las casas flotantes y disfrutar de hermosas puestas de sol rodeados de un maravilloso entorno natural, aunque sus aguas no sean aptas para baños. 


En otro contexto paisajístico, pero seguro no menos bello, se encuentra la región montañosa de las Tierras Altas Orientales. Desde otra de las ciudades importantes del país, Mutare, se puede acceder a este increíble territorio donde se encuentra, entre otros, el Parque Nacional Chimanimani, preferido por los senderistas, o el Parque Nacional de Nyanga. 

Río Zambeze

Uno de ríos más extensos de África  y con muchos accidentes fluviales como cascadas y cataratas como la de Victoria que le quitan navegabilidad pero le dan un toque único al lugar. 

Parque Nacional Hwange

Es el más importante de Zimbabue no solo por su extensión sino por la enorme diversidad de animales muy representativos del país. Se destaca especialmente por la enorme cantidad de elefantes. 

Cataratas Victoria

Con 1,7 kilómetros de ancho y 108 metros de altura, es un enorme impacto el que provoca esta manifestación feroz de la naturaleza, y otro de los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por Unesco en Zimbabue. Su mirador ofrece muy buenos puntos de observación, como el más famoso, llamado Cataract View. Otro sendero lleva a los visitantes a Danger Point, cuyo nombre lo dice todo. Los más valientes visitan la llamada Devil’s Pool, y se bañan al borde de un abismo de más de 100 metros. Estos grandes saltos de agua miden el doble que las cataratas del Niágara, solo compiten en proporciones con su par del Iguazú. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...