¿Nuevas tecnologías o nuevas personas?

El futuro de las finanzas, desafíos para los CFOs
Cra. Florencia Peña y Cr. Daniel Scheck
Departamento de Advisory de EY Uruguay

La función financiera se está tor­nando cada vez más en un centro de toma decisiones gerenciales, alimentándose continuamente de una fuente inagotable de infor­mación.

Particularmente, uno de los cam­bios más radicales y acelerados de los últimos años se da en cuanto a los datos y la información, lo que nos lleva a preguntarnos cómo es posible interpretar mejor los datos.

Afortunadamente, la manera es apoyarse en las nuevas tecnolo­gías. ¿Por qué afortunadamente? Porque el poder de cómputo tiene una tasa de crecimiento exponen­cial, 3 veces superior a la tasa de crecimiento de información.

Ante este panorama, los CFO de­ben revaluar sus propias compe­tencias, prácticas de liderazgo y equipararse con las herramientas y equipo adecuado. Pero ¿cuáles son las herramientas adecuadas?, ¿cuáles son las tecnologías clave?, ¿cuáles son sus beneficios?

Si bien hay numerosas alternati­vas, detallaremos dos particular­mente relevantes para un CFO.

"Advanced Analytics"

Esta técnica se enfoca en extraer, analizar y procesar información masiva de diversas fuentes (in­terna y externa) para pronosticar eventos y comportamientos, apo­yando en gran medida la toma de decisiones estratégica.

Básicamente, este tipo de tecno­logía permite:

• Mejorar la habilidad para pre­decir resultados y manejar el ries­go estratégico, a través del análi­sis de escenarios y pronósticos de alto valor.

• Permitir una mayor compren­sión del impacto financiero de las estrategias clave y las decisiones

operacionales.

• Proveer información en forma instantánea, que sea actual y de mejor calidad.

• Mejorar la medición del desem­peño de la empresa, combinando información financiera y no-fi­nanciera.

Automatización/robotización de procesos

Esta tecnología permite configu­rar un software o "robot" para que replique las acciones que po­dría realizar un humano, interac­tuando con diversos sistemas y permitiendo el procesamiento de información y la comunicación con otros sistemas.

Esta tecnología permite:

• Reducir costos, a través de la automatización de procesos repe­titivos.

• Enfocar las tareas de los ejecu­tivos en el análisis de la informa­ción.

• Mejorar la consistencia, control, trazabilidad y calidad, a través de la reducción en la tasa de errores.

• Evitar la fragmentación de siste­mas, consolidando datos de siste­mas dispares.

Además de estas dos tecnologías, hay tres adicionales en las que no profundizaremos pero que men­cionaremos a continuación:

• Blockchain

• Cloud y Saas (Software as a Ser­vice)

• Inteligencia artificial

Ahora bien, todo este boom tec­nológico el cual venimos experi­mentando genera una disrupción importante en el ámbito laboral. Esto no es necesariamente algo malo. Se necesita conocimiento en las áreas de nuevas tecnolo­gías, manejo de datos y estadís­ticas. Todo esto sin dejar de lado las habilidades interpersonales y estratégicas, por lo que la inver­sión en la gente óptima es otro de los puntos clave de la nueva fun­ción financiera. Pero más impor­tante aún, será el conseguir gente con un alto grado de flexibilidad y adaptación, dado que ya no es factible dejar de reinventarse y anticiparse a la incertidumbre del futuro.

En síntesis, para aprovechar al máximo las nuevas tecnologías es fundamental contar con las personas correctas, con las habi­lidades, la motivación y el cono­cimiento técnico para poder opti­mizar el uso de las herramientas. Y es indispensable también con­tar con la flexibilidad para adap­tarse, ya que el futuro es incierto y la velocidad de los cambios de­termina que no pensar a futuro puede representar el riesgo de quedar en el pasado.



Comentarios

Populares de la sección