Pili comunicó a sus productores que salida financiera depende de un inversor

La láctea sanducera sufrió un nuevo golpe en las últimas semanas por la huelga de camioneros en Brasil

La Asociación de Productores de Leche de Paysandú (APLP) se reunió este lunes con directores de la empresa Pili para conocer de primera mano cuáles son las perspectivas de la firma que desde hace meses afrontar deudas con productores y falta de materia prima.

En diálogo con Tiempo de Cambio de radio Rural, el presidente de la APLP, Gerardo de Souza, indicó que la industria sanducera busca incorporar un inversor que inyecte capital y permita encontrar la estabilidad que en el corto plazo no se puede asegurar.

Según Souza, durante el encuentro, la empresa informó que ha tenido contactos en las últimas semanas y que los potenciales inversores se han interesado en saber por el potencial productivo de la cuenca.

"El tema es que los tiempos están quedando muy limitados. Eso es lo que trasmitimos", dijo el dirigente. Explicó que en abril y hasta mediados de mayo se había recuperado "algo más de fluidez en los pagos", pero en las últimas dos semanas la situación cambió a raíz de la huelga de camioneros en Brasil. Ese paro de actividades en el transporte afectó las ventas y por ende el flujo de caja de la empresa.

"Hace 15 días que no tenemos pagos. Les trasmitimos a los directores el nerviosismo que hay en los productores. (...) Hoy están de vuelta con la imperiosa necesidad que se cristalice algún pago porque sería muy difícil seguir remitiendo sin tenerlos", apuntó.

La empresa sanducera trabaja solo tres días a la semana con la totalidad del personal y recibe en planta entre 100 mil y 110 mil litros de leche diarios, una cantidad sensiblemente menor a la que precisa para asegurar su viabilidad. Una parte es producida en el departamento y el resto proviene del sur del país, de pequeños productores de Salto y también algo de Cerro Largo.

Hay varios productores grandes que hace ya un tiempo pasaron a remitir a otras empresas y otros están pensando en hacer lo mismo o directamente dejar la actividad, según Souza. "Eso es lo que nos tiene más preocupados. En la lechería el que deja el sector es muy difícil que vuelva", afirmó el directivo de APLP.

La empresa sanducera atraviesa serios problemas económicos desde el año pasado luego de haber realizado inversiones en su planta industrial que no pudo recuperar por una menor producción de materia prima. En marzo unos 40 trabajadores pasaron a seguro de paro parcial.

A comienzo de año, Pili alcanzó un acuerdo con un grupo de bancos —encabezado por el República— para diferir el pago de deudas durante un año. La empresa tiene un pasivo aproximado de US$ 40 millones.

Lea también: Presidente del Instituto Nacional de la Leche instó a proteger al tambero


Comentarios

Populares de la sección