Siria: entre armas químicas, misiles y potencias enfrentadas

Mientras investigan el presunto ataque químico por parte del gobierno, los líderes mundiales intercambian anuncios, amenazas y acusaciones
Los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) iniciaron el domingo la investigación del presunto ataque químico cerca de Damasco que motivó bombardeos occidentales sin precedentes contra el régimen sirio.

Un equipo de expertos internacionales, con sede en La Haya, llegó a Damasco horas después de estos bombardeos con el objetivo de indagar sobre el ataque del 7 de abril en Duma, al este de la capital.

Las potencias occidentales sostienen que hubo un ataque en el que se emplearon cloro y gas sarín y murieron decenas de personas.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Faisal Mokdad, ingresó al hotel Four Seasons donde se encuentran los investigadores y abandonó ese lugar tres horas después, según constató un reportero de AFP.

El equipo de expertos generalmente comienza su investigación reuniéndose con altos funcionarios, pero todas las conversaciones al respecto se realizan a puerta cerrada y ambas partes impusieron como condición que sean en un estricto hermetismo.

Lea también: EEUU anunciará nuevas sanciones contra Rusia tras presunto ataque químico en Siria.

"Dejaremos al equipo que haga su trabajo de forma profesional, objetiva, imparcial, y lejos de cualquier presión", dijo a AFP el viceministro sirio de Relaciones Exteriores, Ayman Susan.

La propia OPAQ había declarado que las reservas de armas químicas del gobierno sirio se habían retirado en 2014, aunque luego confirmaron que en el ataque de 2017 en Jan Sheijun se había empleado gas sarín.

Los inspectores de la OPAQ tienen por delante una ardua tarea, ya que todos los actores importantes anticiparon sus resultados. Las potencias occidentales justificaron sus ataques afirmando que ya disponían de pruebas del uso de armas químicas.

El equipo de la OPAQ también tendrá que lidiar con el riesgo de que se hayan podido eliminar pruebas del lugar, situado en una zona que la semana pasada estuvo controlada por la policía militar rusa y las fuerzas sirias.

"Siempre hay que tener en cuenta esa posibilidad y los investigadores buscarán pruebas que muestren si el lugar del incidente fue alterado", señaló Ralf Trapp, consultor y miembro de una misión anterior de la OPAQ a Siria.

Según funcionarios estadounidenses, en la operación del sábado participaron tres destructores estadounidenses, una fragata francesa y un submarino estadounidense localizados en el mar Rojo, el Golfo y el Mediterráneo oriental; así como aviones de combate de las tres potencias.

Aprontes y sanciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el domingo la operación militar que celebró con la polémica frase de "misión cumplida". "La incursión siria se llevó a cabo tan perfectamente, con tanta precisión, que la única forma en que los 'medios de comunicación falsos' pudieron degradarla fue mediante mi uso del término 'misión cumplida'", indicó Trump en Twitter.

Según el Pentágono no hay previstas más acciones militares, pero la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, advirtió que su país "está cargado y listo" si hubiera otro ataque químico.

Lea también: Putin advierte que nuevos ataques provocarían un "caos" en relaciones internacionales.

Haley dijo además este domingo ante la ONU que Washington anunciará este lunes las nuevas sanciones contra Rusia en relación con el presunto uso de armas químicas por parte de tropas del gobierno sirio, apoyado política y militarmente por Moscú.

Estados Unidos ya tomó diversas medidas punitivas contra el "mal comportamiento" de Rusia en varios casos, dijo Haley en el canal Fox News. Consultada sobre si Washington tomaría más medidas contra el apoyo al presidente sirio Bachar Al Asad por parte de Rusia e Irán, respondió: "Absolutamente". "Verán que las sanciones rusas van a llegar", advirtió en en canal CBS.

"Falacias y mentiras"

El presidente sirio, Bachar al Asad, denunció este domingo "la campaña de falacias y mentiras" contra su país por parte de EEUU, Francia y el Reino Unido ante el Consejo de Seguridad de la ONU, durante una reunión en Damasco con diputados rusos.

"La agresión tripartita con cohetes contra Siria estuvo acompañada de una campaña de falacias y mentiras en el Consejo de Seguridad por parte de los mismos países agresores contra Siria y Rusia", lamentó Al Asad, según un comunicado de su oficina publicado en su cuenta de Telegram.

El mandatario sirio consideró que esto prueba que Rusia y Siria "no solo libran una batalla contra el terrorismo sino también para proteger la ley internacional basada en el respeto a la soberanía de los Estados soberanos y la voluntad de sus pueblos".

La nota precisó que Al Asad hizo estas declaraciones durante un encuentro con una delegación del partido Rusia Unida, la formación que sostiene al presidente ruso, Vladímir Putin.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, agregó que los parlamentarios rusos afirmaron que "la agresión tripartita contra Siria es una violación clara de las convenciones internacionales y se produce en un momento en que los sirios tratan de restaurar la estabilidad y continuar el proceso de reconstrucción de lo destruido por el terrorismo".


Fuente: EFE y AFP

Comentarios

Populares de la sección