Una respuesta para todos: el show del canciller venezolano en la OEA

Venezuela fue el tema central de la Asamblea General del organismo americano; algunos estados volvieron a pedir la aplicación de la carta democrática
"Freeland, you have a beatiful surname" (tenés un hermoso apellido), dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza, a su par canadiense, Chrystia Freeland, quien recién había criticado al régimen de Nicolás Maduro en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Venezuela es un tierra libre", siguó el ministro de Relaciones Exteriores quien hipotetizó que la "obsesión" de Canadá con Venezuela se explica por una supuesta obsecuencia con Estados Unidos. "Pero no les dio resultado", dijo Arreaza y le recordó a la canadiense la suba de aranceles de su vecino del sur.

Así anduvo Arreaza esta mañana en Washington. Con las armas prontas para defenderse ante cada alusión que su país recibió de parte de sus vecinos en la región. Además de Canadá, otros estados fueron cartón ligador: Estados Unidos, Brasil, Argentina y Perú, entre otros. Para todos hubo una devolución que buscaba desacreditarlo.

La ministra canadiense respondió que su país no es perfecto pero que esa situación no le quitaba a su país -ni a ningún otro- legitimidad para criticar el declive democrático venezolano: la ruptura del estado de derecho y el orden institucional, todo obra del chavismo.

Como no es difícil de advertir, la crisis venezolana fue el tema excluyente de la reunión anual de la organización este lunes en la capital estadounidense.

El canciller de Argentina, Jorge Faurie pidió aplicar la Carta Democrática Interamericana, para restaurar el orden democrático en Venezuela. "Debemos defender la democracia y el respeto de los derechos humanos en Venezuela", dijo el canciller. Su iniciativa fue apoyada por Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, México y Perú.


Arreaza dijo que Argentina no tiene derecho a hablar de derechos humanos y democracia. Mencionó los casos de la muerte de Santiago Maldonado y de la prisión de la líder social Milagro Sala.

Según Arreaza, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, "está dedicado a atacar a Venezuela". El venezolano extendió sus reclamos al resto de los países miembros de la OEA y preguntó: "¿cuántos de ustedes han llamado al presidente Maduro a ofrecerle ayuda?" Panamá es la excepción que nombró.

Arreaza pidió la palabra cada vez que otro canciller mencionó a Venezuela en su exposición, y respondió a cada una de las valoraciones sobre su país. "Si ustedes quieren que no haya réplica no mencionen a Venezuela. Ya la dictadura de la OEA es suficiente como para negarnos el derecho a voz", dijo.

Cuando fue el turno de Brasil criticó el impeachment que sacó a Dilma Rousseff del poder, preguntó cuántos votos tiene Michel Temer y acusó a ese país y a Argentina de boicotear la elección del 20 de mayor en Venezuela.

Cuando le tocó a Perú ironizó con el hecho de que la última Cumbre de las Américas que abordó el tema de la corrupción a nivel regional haya sido en Perú, país en el que el expresidente Pablo Pedro Kuczynski renunció tras la difusión de un video en que sus aliados políticos negociaban la compra de votos.

"Estamos contando los días para retirarnos de esta organización", dijo Arreaza en alusión a la decisión de Venezuela de salir de la OEA, emitida el año pasado y que se hará efectiva en abril del próximo año por motivos procedimentales.

Otro tema que se hizo su lugar en la agenda de la Asamblea fue el de las protestas en Nicaragua, que han dejado más de un centenar de muertos. Muchos cancilleres se solidarizaron con los fallecidos y manifestaron su rechazo a las represiones del gobierno de Daniel Ortega.



Comentarios

Populares de la sección