Uruguay quiere rock (de nuevo)

Luego de su pico de masividad a mediados de los 2000, el rock uruguayo regresó al formato de grandes festivales y vuelven bandas de aquel momento
Por momentos parece 2004. Festivales multitudinarios de rock en Durazno y Montevideo. La Trampa, Lapso, Elefante y Psimio vuelven a reunirse, tocar en vivo y grabar, así como bandas de épocas anteriores como Zero. Pero no es 2004. Las bandas vuelven pero no buscan sonar de la misma forma.
Hay nuevos festivales en Flores, Maldonado y otros puntos del país. Hay bandas nuevas que crecen a buen ritmo y aportan sonoridades diferentes, a pesar de que buena parte de las que se mantienen en altos niveles de popularidad siguen siendo las mismas desde hace ya casi dos décadas.

Aunque a fines de la década pasada el rock redujo el astronómico impacto comercial y musical que tuvo, ahora parece estar en una nueva etapa de auge. Andrés Sanabria, director del sello Bizarro, uno de los más vinculados al auge del rock nacional a comienzos de este siglo, considera que es parte natural de los ciclos industriales de la música. "En los medios y en el público hay una mayor atención al rock, pero es normal que pase. A fines de los 90 y comienzos de los 2000 pasó con el pop latino, después explotó el rock, de ahí la murga joven, la cumbia pop –que ya está en la bajada– y ahora de nuevo el rock. Son momentos, tanto locales como internacionales", explicó.
la trampa montevideo rock

La popularidad fluctuó, pero el rock no desapareció. Y la mayor atención hacia el género da pie a un mayor interés de parte de las productoras, instituciones y marcas que financian y organizan los eventos como el Montevideo Rock, el festival del Lago encantado, el Durazno Rock o La Fiesta de la X. De esos, tres son nuevas versiones de festivales pasados, dos de los cuales se desarrollaron durante el pasado período de masividad rockera.

Claudio Picerno, productor de eventos como el Pilsen Rock, el Rock en ruta y el Antel Fest, y mánager de bandas como Buitres o Trotsky Vengarán, señala al Durazno Rock como el puntapié inicial de esta nueva etapa. "Eso hizo mover las tablas de los escenarios y otros se fueron sumando", comentó quien ahora es responsable de la Semana de la Cerveza de Paysandú.


"Creo que los festivales y la relevancia de esta música van de la mano. En un momento no se le daba bola al rock por fuera de lo que hacían las bandas grandes. Ahora los que los organizan se dieron cuenta de que también estaban Eté & Los Problems, Buenos Muchachos, Boomerang, o AFC dentro del hip hop, y que hay bandas suficientes en calidad y convocatoria como para hacer festivales. Cae la ficha en simultáneo de que eso estaba ahí", dijo Sanabria.

¿Estos nuevos espacios de festivales son una de las razones por las que las bandas están volviendo? No parece ser el caso, ya que algunas volvieron antes de que regresaran esos eventos y las que volvieron después no lo hacen con esa motivación.
“Los festivales y la relevancia de esta música van de la mano. En un momento no se le daba bola al rock por fuera de lo que hacían las bandas grandes” Andrés Sanabria Director de Bizarro records
Uruguay es un mercado particular y tiene una escena en la que estas cosas suceden de forma natural, no por intereses comerciales. Es todo por diversión. Eso confirman tanto los integrantes de Psimio Sebastián Casafúa y Daniel Anselmi como Gonzalo Bouzout, vocalista de Lapso, otra de las bandas que regresó recientemente.
Embed

Casafúa, vocalista y guitarrista de Psimio desarrolló una carrera solista luego de que la banda se separara en 2008, pero desde hace algunos meses sintió las ganas de volver al rock. Primero se reunió con Daniel Anselmi, productor discográfico y también miembro de la banda. Las ganas eran mutuas y pronto se sumó el baterista original, Irvin Carballo. El equipo se completó parcialmente con el guitarrista Juan Eiraldi, y la banda busca un bajista para cerrar la alineación, que de todas formas ya se encuentra trabajando en maquetas de canciones nuevas.

Bouzout, por su parte, apunta que Lapso tenía una necesidad de volver a tocar. "Se alinearon las cosas para que los cuatro pudiéramos volver a tocar juntos. Fue una segunda oportunidad. Hace dos años estamos ensayando y avanzando de a poco, grabamos y ahora estamos en el período de mostrar lo hecho y, si se puede, tocar. Aunque es difícil encontrar donde tocar", comentó.
Embed

Desde que La Trampa se separó en 2010, el reclamo por su vuelta nunca cesó, pero se consolidó recién en 2016. Eso, señala Sanabria, no fue por una cuestión de mercado ni por moda, sino porque sus integrantes estaban en un momento personal y profesional que permitió la vuelta. "Es coincidencia que se hayan dado varias vueltas juntas, es parte de la lógica de los grupos", comenta.

Tanto él como Anselmi señalan la vuelta de El Peyote Asesino, primero en 2009 y luego en 2014, como antecedente de esta movida de regresos, y apuntan que su vocalista, Fernando Santullo, dijo que recibieron más atención en esta vuelta que en su primera época. Las bandas no piensan en el factor nostálgico, pero sí ayuda a llamar la atención del público, sobre todo en un caso como el uruguayo, donde el recuerdo de la música de antaño es tan fuerte que hasta tiene una celebración anual.
“El rock subió de nuevo, y eso para nosotros es leña al fuego de querer volver, porque ves que hay shows y difusión” Daniel Anselmi Productor e integrante de Psimio
Pero el productor e integrante de Psimio considera que ver que hay una mayor predisposición de público y organizadores de eventos hacia el rock también llama a las bandas: "El rock subió de nuevo, y eso para nosotros es leña al fuego de querer volver, porque ves que hay shows y difusión", afirmó, y destacó que hay un público joven que escucha rock y que se suma a los más grandes, para quienes estas bandas permanecen en la memoria.

Nuevo escenario

En 2006, cuando el rock aún estaba en su pico pero la bajada se acercaba, no había redes sociales. La difusión de la música y las bandas era más difícil que hoy, aunque la desventaja de esta facilidad de acceso es que hay una mayor oferta para el público y eso dispersa su atención. Bouzout apuntó que si bien Lapso aún no se lanzó a la movida, ve que hay festivales pero no boliches y espacios en el interior para tocar por fuera de estos eventos masivos. "Nosotros en aquel momento éramos una banda mediana dentro del montón que había, pero siempre teníamos un circuito, lugares para tocar, ahora es todo más específico, aunque hay un ambiente más receptivo", señaló. Destacó también que en aquel momento el rock tenía un mayor espacio en radios que hoy.

Después de aquella explosión, la bajada desmotivó a muchas bandas, entre las que se cuenta Lapso, explicó Bouzout. La década pasada ayudó a calmar esos ánimos, y la vuelta de otros grupos impulsó la vuelta, aseguró.
“Las bandas grandes y hasta las medianas hacen y llenan Velódromos por sí solas. Eso no pasa ni con la música tropical, ni con el folclore, ni con nada. Ahora hay otras modas pero el rock no cae” Claudio Picerno Productor y mánager
El regreso de estas bandas incrementa las opciones para quien tenga que organizar un festival. Repasando las grillas de eventos recientes hay nombres que se repiten. Algunas bandas parecen ser obligatorias en estos eventos: La Trampa, No Te Va Gustar, La Vela Puerca, Buitres, Trotsky Vengarán, El Cuarteto de Nos y La Triple Nelson. Aunque también hay otras nuevas que se van colando en ellos.

Picerno pone como ejemplo el festival Rock en Rou de 1997. Allí tocaron NTVG y La Vela, que eran desconocidas para el gran público. El productor explicó: "No podés enquistarte con los viejos, pero esos son los que llevan a la gente".

Es así que en los festivales recientes como el Montevideo Rock o el Durazno Rock aparecen las bandas que nacieron y crecieron durante estos diez años, como Eté & los Problems, Julen y la gente sola o Mandrake y los Druidas (que si bien está liderada por un veterano como Alberto Wolf los demás integrantes son músicos jóvenes y la propuesta es nueva). Los festivales son plataformas para ellos y saber que existen es un incentivo para las bandas que están surgiendo.

Lea también: El rock está vivo

Más allá de los cambios en la popularidad o los altibajos que pueda tener el género, el rock no deja de aparecer en el panorama musical uruguayo. Claudio Picerno le asigna eso a su masividad, que considera que otros géneros no alcanzan: "Las bandas grandes y hasta las medianas hacen y llenan Velódromos por sí solas. Eso no pasa ni con la música tropical, ni con el folclore, ni con nada. Ahora hay otras modas y otras formas de divertirse como las fiestas de electrónica o el pop, pero el rock no cae. No desaparece. Todo puede convivir".

Los regresos

Lapso
Embed

La banda ya publicó tres canciones y está grabando tres más. El plan es publicar tandas de dos o tres temas y publicarlas en sus redes y en Spotify. "No queremos sacar un disco porque no sentimos la necesidad de tenerlo", explicó Gonzalo Bouzout.

Elefante
Elefante

La banda regresó en 2015, volvió a tocar en diversos formatos
y ese mismo año publicó un disco con remixes y un repaso a sus canciones más exitosas, además de realizar temas nuevos. Habían estado disueltos durante 12 años.

La Trampa
La Trampa Hoy vengo a ver

En 2016 el grupo anunció su reunión luego de seis años, llenó cinco veces el Teatro de Verano en marzo de 2017 y desde entonces se ha presentado en escenarios de todo el país. Publicó dos canciones nuevas y un disco/DVD de sus shows en el Ramón Collazo.

Psimio
La banda se reunió con la intención de grabar nuevos temas, y de hecho no piensa tocar aún las canciones de su etapa anterior. "Nos entusiasma volver a tocarlo, pero no nos juntamos para tocar eso", explicó Sebastián Casafúa. El plan es tocar y publicar los nuevos temas este año.

Cifras

El Durazno Rock, realizado en octubre de 2017, convocó a más de 50 mil personas, según datos de la organización. El Montevideo Rock convocó a 36 mil en sus dos jornadas, el 1º y 2 de diciembre.

Lago encantado

El festival se realizará en el Parque Andresito de Flores el 29, 30 y 31 de marzo. En él tocarán bandas como La Vela Puerca, Buitres, No Te Va Gustar y el Cuarteto de Nos, entre otras.

Zero

Otra banda que volvió hace poco es Zero, aunque su pertenencia es a la generación que surgió en la década de 1980, tras el final de la dictadura. La banda publicó un nuevo tema y videoclip en diciembre.

Comentarios

Populares de la sección

Acerca del autor