¿A qué están obligados conductores y pasajeros ante un interrogatorio?

Tienen libertad para responder o no a las preguntas de inspectores; los acompañantes pueden retirarse del lugar

Conductores y usuarios reclamaron en los últimos días por los interrogatorios que utilizan los inspectores de tránsito de la Intendencia Municipal de Montevideo para sancionar a los vehículos que trabajan para la aplicación Uber y que la administración defiende.

Según admitieron en una nota publicada por El País, esa práctica incluye preguntas, por ejemplo, sobre el vínculo con el chofer. ¿Hasta dónde van las potestades de los inspectores y a qué están obligados quienes son interrogados?

Si bien la situación de los choferes y pasajeros es diferente, ninguno de ellos está obligado a contestar las preguntas de los fiscalizadores, explicó a El Observador el abogado constitucionalista Martín Risso.

El abogado señaló que se dan tres situaciones: la del chofer, "que presuntamente está en una situación de infracción y el inspector tiene elementos fundados para pensarlo", la del pasajero y la de los posibles excesos de los inspectores.

¿A qué están obligados los choferes?

El conductor tiene la obligación de detener el vehículo, de identificarse, de presentar la libreta de conductor, la libreta del coche si se lo solicitan y de contestar las preguntas que "razonablemente haga el inspector". "Algunas las contestará, otras no", dijo Risso.

El abogado explicó que "el inspector puede preguntar o pedir al conductor todo lo que esté vinculado con la normativa de tránsito". Es decir que puede hacer espirometrías y controles habituales. En caso de que le pregunte directamente si trabaja para Uber o para otra aplicación, o si cobra por el servicio, "el conductor puede negarse a contestar. Pero si bien puede guardar silencio, no es una respuesta muy razonable", señaló Risso.

Tampoco está obligado a responder si está trabajando para Uber, a dónde se dirige ni si tiene o no vínculo con el acompañante, ya que puede ampararse en el principio constitucional de guardar silencio.

Por otra parte, quien conduce no tiene por qué firmar el acta. "Es lo mismo que si el inspector le pregunta si tomó o no alcohol. Contesta o no contesta, miente o no miente", agregó el abogado constitucionalista.

¿Hay consecuencias si el conductor se niega a responder?

Risso explicó que en principio no hay consecuencias, más allá de que si el inspector constata que trabaja haciendo viajes a través de la plataforma Uber, pueda multarlo y retirarle las chapas.

De todos modos, el abogado señaló a El Observador que "si una persona es detenida varias veces en actitud sospechosa, por ejemplo, recogiendo personas en un hotel para ir al Aeropuerto, seguramente se iniciará una investigación administrativa formal, aunque no declare".

¿Qué sucede en el caso del pasajero?

Quien se traslada como acompañante no tiene por qué contestar ninguna pregunta, ya que "está en ejercicio de todos sus derechos", entre ellos el de libertad.

El pasajero "puede contestar si quiere, o contestar alguna cosa y otras cosas no, o no contestar nada", explicó Risso, lo que no tiene "ninguna consecuencia perjudicial". Aunque agregó que "lo que no debería hacer el pasajero es mentir y encubrir la eventual irregularidad que está cometiendo el conductor".

El acompañante puede incluso bajarse del auto y retirarse del lugar, porque el inspector no tiene autoridad para retenerlo. Por otra parte, tampoco se lo puede obligar a bajar del vehículo.

"Si el inspector razonablemente le pregunta '¿Usted por qué está en este auto? ¿Contrató Uber o tiene una relación? ¿Es amigo o familiar de esta persona'. Si le hace esa pregunta no hay absolutamente nada irregular por parte del inspector, y el acompañante contesta o no contesta según tenga ganas", dijo Risso.

El delito por parte de los funcionarios podría darse en caso de que se excedan en su accionar. Esto es, dijo Risso, amenazando al pasajero con que le hará una denuncia penal o con que pasará la noche detenido; si lo insultan, presionan o lo amenazan con golpearlo.


Populares de la sección