¿A quién pertenece la banca?

El senador Bianchi abandonó el Partido Colorado para sumarse a la nueva agrupación de Novick y disparó una vieja polémica
"La manera de entender la tradición política en Uruguay dice que la gente vota primero a los partidos, luego a las facciones y por último a las personas", asegura el politólogo Adolfo Garcé. Sin embargo, la mayoría de veces que un legislador abandona un sector político para sumarse a otro, mantiene su banca y genera así cambios en la representación de los partidos en el Parlamento.

Es este el caso del senador colorado Daniel Bianchi: se va del Partido Colorado para sumarse a la agrupación que está creando Edgardo Novick. Pero aunque Vamos Uruguay le reclama su lugar, Bianchi ya dejó claro que no tiene intención de dejar el Senado. "La banca es de la persona, no del partido", dijo.

Oscar Bottinelli, director de FACTUM, señaló que "desde el punto de vista jurídico, la banca pertenece a la persona, pero el fuerte sistema de partidos en Uruguay hace pensar que en realidad corresponde a los partidos", dijo.

Bottinelli destacó que la gran mayoría de los casos de legisladores que vivieron estas situaciones, cuando se sometieron el voto popular con listas independientes, no lograron retener sus bancas.

Ayer, Pedro Bordaberry, líder de Vamos Uruguay, divulgó en su cuenta de tuiter un llamado a recolectar firmas pidiendo la renuncia de Bianchi.

La movida de Novick


Edgardo Novick, ex candidato de la Concertación, sigue sumando dirigentes: ahora tiene un representante en cada cámara legislativa. Para Botinelli, en este caso de Bianchi no se puede definir aún si hay "un cambio de partido" porque "no está claro a qué arquitectura partidaria corresponde". "No forma parte del Partido Colorado, no es la Concertación, no hay algo propio".

Garcé, en tanto, dijo que este episodio dejó algo más en evidencia: "Novick no es tanto un problema para el Frente Amplio ni para el Partido Nacional: es un problema para el Partido Colorado.

Antecedentes

El último antecedente de un legislador que abandonó su partido y mantuvo su banca fue el de Jorge Saravia, que se fue del FA para volver al Partido Nacional.

Así han actuado la mayoría de los actores en estos casos. Botinelli recuerda que esa ha sido la tradición histórica. "En noventa años, nueve senadores abandonaron el lema porque el que habían sido elegidos y todos se llevaron la banca", dijo.

En la Cámara de Diputados hay pocos casos. Uno de ellos fue Emilio Frugoni, que en 1921 abandonó el Partido Socialistas cuando este se convierte en Partido Comunista y dejó su banca.


Populares de la sección