AFAP proponen cambios para incentivar el ahorro voluntario

Según gremial de administradoras, medidas buscan mejorar jubilaciones futuras
La Asociación Nacional de AFAP (Anafap) presentó ayer una propuesta que busca mejorar el sistema de aportes voluntarios previsionales para que se otorguen nuevos incentivos a los afiliados que estén interesados en destinar un monto mayor al que están obligados a aportar para su futura jubilación.

Hoy el sistema previsional mixto está compuesto por dos pilares: uno de reparto que administra el Banco de Previsión Social (BPS) y otro de capitalización individual que gestionan las AFAP. Si bien la normativa permite que los trabajadores incrementen los aportes jubilatorios –mediante depósitos voluntarios o convenidos en su cuenta individual–, eso está sujeto a las mismas restricciones que la contribución obligatoria, lo que limita las posibilidades de rentabilidad del inversor. Al mismo tiempo, carece de liquidez, debido a que el inversor no puede acceder a sus ahorros hasta que no se jubile o en caso de fallecimiento –cuando sus herederos accederán a los fondos–.

Tomando como base experiencias de la región y las particularidades del mercado uruguayo, donde el ahorro previsional voluntario es prácticamente inexistente –abarca a menos del 0,2% del total de afiliados–, la gremial presentó ayer en conferencia de prensa una serie de sugerencias que entienden deberían tomarse en cuenta para incentivarlo.

Ingresos extraordinarios

Una de las medidas que propone la gremial es que el trabajador pueda realizar aportes voluntarios cuando recibe partidas especiales de ingresos, como aguinaldo, salario vacacional, aumento de salario y bonos por desempeño. Según las administradoras de fondos, hay estudios que muestran esta alternativa como algo que "funciona bastante", porque la mayor parte de las personas son más propensas a ahorrar cuando reciben ingresos extraordinarios.

Retiros parciales

También se plantea flexibilizar el sistema para que se habiliten los retiros parciales o totales del saldo jubilatorio correspondiente al ahorro voluntario del afiliado bajo ciertas condiciones: para gastos en vivienda, educación y salud, por ejemplo. En la misma línea, se incluye la idea de incorporar la posibilidad de cobrar el ahorro como una partida única al momento del retiro y no como parte de la jubilación mensual. Según las administradoras privadas, esos cambios darían al afiliado una mayor percepción respecto a la propiedad de sus ahorros, "haciéndolas más tangibles y visibles en el tiempo".

Afiliación automática

Otra idea pasa porque se autorice la afiliación automática de trabajadores a los planes de ahorro voluntario, con la opción que la persona pueda revocarlo y también con la posibilidad que los trabajadores puedan volver a afiliarse de forma periódica.

Incentivos Fiscales

Además, se entiende necesario que se otorguen incentivos fiscales que incluyan la posibilidad de hacer deducibles los montos destinados al ahorro, reduciendo el monto imponible de impuestos para el trabajador o empleador.

Según Anafap, en general lo que existen son exoneraciones de impuesto a las rentas generadas por las inversiones del ahorro voluntario, deducciones del Impuesto al Patrimonio y bonificaciones del Estado por un porcentaje de los aportes destinados al ahorro voluntario.
Una modificación en ese sentido también se considera que permitiría extender los incentivos fiscales a trabajadores de ingresos medios y bajos que "no tienen suficiente incentivo tributario por la vía del impuesto a la renta".

Estímulos para empresas

Las AFAP privadas también entienden conveniente que se evalúen nuevos estímulos tributarios a las empresas, especialmente por aportes que realicen a favor de los trabajadores de bajos ingresos.
"La evidencia internacional demuestra que involucrar a los empleadores es un mecanismo efectivo para trasmitir la importancia del ahorro voluntario a los trabajadores". En esa línea, se sugiere incorporar los depósitos convenidos entre empresas y empleados entre los criterios evaluados por parte el Estado en la promoción de inversiones. Este tipo de depósitos también son de carácter único o periódico y tienen como fin incrementar el monto de la cuenta individual para mejorar la jubilación.

Programas sociales

La gremial de AFAP propone incluir el ahorro previsional en los programas sociales como parte de las prestaciones que brinda el Estado. Según las AFAP, este es un "aspecto crítico" cuando cerca del 60% de los beneficiarios del programa de asignaciones familiares no tiene cobertura de seguridad social.

Beneficios del ahorro

El ahorro voluntario está ampliamente desarrollado en países como Nueva Zelanda y Estados Unidos. Es visto como una alternativa para complementar el ahorro obligatorio, mitigar algunos de los problemas derivados de la informalidad y aliviar la carga futura en las cuentas públicas. Esto, tomando en cuenta características de la economía uruguaya como los bajos niveles de ingreso de los hogares, la baja propensión al ahorro y la elevada informalidad del mercado de trabajo, sumado a tendencias demográficas como la reducción de la tasa de natalidad y el incremento de la esperanza de vida.
"El ahorro voluntario va a tener que ser parte del concepto de retiro. Los sistemas están hechos para que la persona contribuya a la seguridad social o a su propia pensión por una cantidad de años, pero está pensado con una expectativa de vida y tasa de natalidad de antes; con lo cual eso empieza a presionar mucho a los sistemas previsionales", dijo a El Observador el presidente de la Asociación Nacional de AFAP, Sebastián Peaguda.Estas iniciativas fueron entregadas al Banco Central y la gremial aspira a que en un futuro sean insumo de trabajo en ámbitos del Diálogo Social que promueve el gobierno.

El ahorro voluntario en caso de informalidad

Las AFAP privadas presentaron un ejemplo que busca ilustrar la relevancia del ahorro voluntario en el monto de la jubilación, en casos de trabajadores de bajos ingresos con episodios de informalidad laboral. Una persona de 20 años de edad, que ingresa al sistema previsional con un sueldo nominal de $ 15 mil, que decide aportar a una AFAP y no tiene lagunas en sus aportes al sistema (densidad de cotización igual a uno), a los 62 años (edad promedio de las actuales jubilaciones) tendría una jubilación equivalente al 68% de su sueldo. Si la densidad de cotización cayera a 0,8 debido a episodios de trabajo informal en el 20% de su vida laboral, su tasa de reemplazo se reduciría a 62%. En este caso, si realizara un aporte voluntario de $ 700 por mes (5% de su sueldo), su tasa de reemplazo podría volver a ser del 68%. El ejemplo considera a un trabajador que realiza aportes por el régimen de Industria y Comercio, y supone una tasa de rentabilidad bruta real anual de 3% para los aportes administrados por las AFAP aplicado hasta la fecha de la jubilación.


Populares de la sección