AFE "canibaliza" máquinas que compró con dinero de otros entes

El ente ferroviario incumple convenio que le permitió adquirir coches

En agosto de 2013 el presidente José Mujica (2010-2015) encabezó un anuncio que lo puso contento. AFE, el ente ferroviario al que quiso pero no pudo recuperar, adquiría cinco coches motores para dar un impulso al transporte de pasajeros. La inversión de más de un millón de dólares fue posible gracias a un convenio con empresas públicas. ANTEL, ANCAP , UTE y el Banco República (BROU) aportaron el dinero y AFE debía a cambio colocar publicidad en las unidades durante cinco años. Pero a poco más de dos años de concretado ese negocio, y por falta de repuestos, circulan tres de los cinco, y uno de los que está fuera de circulación comenzó a ser desguazado para reparar el resto.

Ello trae aparejado que AFE no cumpla en su totalidad el convenio con las empresas públicas, ya que hay coches con publicidad que no circulan. La inversión de cada una a cambio de que los trenes lleven sus inscripciones durante cinco años fue de US$ 310 mil. A cada empresa le tocaba un coche, a excepción de ANTEL que puso US$ 340 mil y por eso se le adjudicaron dos para poner su nombre.

El gerente de Pasajeros de AFE, Delmo Ramírez, informó a El Observador el jueves pasado que a ese momento circulaban tres de los cinco trenes para cubrir las nueve frecuencias de ida y de vuelta desde la terminal en Montevideo hasta localidades de Canelones, la más lejana es 25 de Agosto. Aseguró además que, como se dice en la jerga ferroviaria, habían comenzado a "canibalizar" uno de los coches para reparar otros, producto de la dificultad para acceder a repuestos.

"Tomamos de allí los repuestos. Se canibaliza, como decimos nosotros", comentó Ramírez.

Las máquinas DMU (Diesel Multiple Unit) son de la fabricante italiana Fiat, y fueron adquiridos por AFE a la empresa sueca Kalmar Länstrafk KLT, quien los había reconvertido entre 1979 y 1981, y colocado motores de la fabricante Volvo en 1990.

En tanto, el presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez, le quitó importancia al tema y dijo que está en vías de solucionar esos problemas. Admitió a El Observador, de todos modos, que a un coche se le quitaron piezas de la caja de cambios para reparar otro.

En una entrevista con canal 4 emitida la semana pasada, Rodríguez hizo alusión a la existencia de esos cinco coches motores, pero omitió decir que dos no están en funcionamiento y que a uno lo desguazan de a poco.

Con la reestructura del modo ferroviario que se inició en 2010, pero que se puso en marcha en su totalidad en julio de 2014 con el inicio de las operaciones de la nueva operadora privada Servicios Logísticos Ferroviarios, AFE se dedica exclusivamente a mantener la infraestructura, es decir, vías, puentes y estaciones, y al transporte de pasajeros. El ente tiene 51% de las acciones en la nueva empresa, y la Corporación Nacional para el Desarrollo. Por lo tanto es 100% estatal pero funciona bajo el derecho privado, para gestionar el transporte de carga.

Deficitario

El transporte de pasajeros, como sucede en muchos lugares del mundo, es deficitario para AFE. Según dijo el presidente Rodríguez, se estima que con la recaudación se alcanza a cubrir 50% de los gastos, por lo que el subsidio estatal debe asumir el resto para que siga funcionando.

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto aprobó en diciembre de 2015 un dictámen técnico (pero no económico) para que AFE compre nuevos coches motores. Se trata de cuatro máquinas de la misma partida a la que correspondían los comprados en 2013. El director blanco en AFE, Alfonso Lereté, informó a El Observador que cada uno tendría un costo de US$ 126 mil, y el dinero saldría de Rentas Generales (la caja del Estado).

De acuerdo a los números primarios que maneja Lereté, en 2015 AFE transportó entre 900 y 1.100 personas por día.


Sistema integrado y recuperación de líneas

En su cuenta oficial en la red social Twitter, AFE comunicó que el directorio trabaja para poder integrar el sistema de transporte metropolitano (STM). A las pocas horas, en una entrevista en canal 4, su presidente, Wilfredo Rodríguez, ratificó la aspiración y también se refirió a la posibilidad de retomar líneas abandonadas. Según el jerarca, con la llegada de nuevos coches motores para el tramo que une Montevideo con ciudades de Canelones, se podría derivar máquinas con salones para pasajeros al tramo que une Tacuarembó con Rivera.

Por otra parte, el director blanco en AFE, Alfonso Lereté, ha planteado retomar el transporte de pasajeros de Montevideo hasta Empalme Olmos, una línea que tenía demanda y cuyas vías están en uso con la carga de clínker a Minas. Lereté dijo a El Observador que tiene en su poder un informe técnico que sustenta su planteo, y recordó que hasta el cierre de la línea (por motivos de seguridad) se transportaban 320 pasajeros por día.




Populares de la sección

Acerca del autor