Agentes prevén inversión externa firme con empuje de Argentina

Pese a desaceleración del PIB, se mantiene el interés y hay nuevos proyectos en carpeta
Es uno de los "caballos de batalla" donde el equipo económico y el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Danilo Astori, han hecho más hincapié para ser optimista sobre el desempeño de la actividad a futuro: la inversión extranjera directa. En su última comparecencia ante la comisión de Hacienda de Diputados la pasada semana, el titular del MEF destacó las cifras de los capitales extranjeros de múltiples orígenes que siguen apostando al país. En el primer trimestre de este año, los proyectos de inversión promovida ante la Comisión de Aplicación de la ley de inversiones (Comap) superaron los
US$ 400 millones, una suba de 52% sobre igual período de 2015.

Ahora: ¿cómo puede impactar la reciente salida de Argentina del default y el claro mensaje del gobierno de Mauricio Macri de abrir la puerta para atraer inversión extranjera? ¿Puede eso restar atractivo a los inversores potenciales que podrían optar por Uruguay a futuro?. Los expertos de consultoras uruguayas consultados por El Observador –que están en contacto con inversores– coinciden en que el país "sigue siendo atractivo" para captar nuevas inversiones, y que el reordenamiento y mejora de la reputación argentina, será un elemento más positivo que negativo para los intereses del país porque potencia el derrame de los proyectos privados.

Para Nicolás Herrera, socio de Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause, y experto en fusiones y adquisiciones de empresas, si bien la coyuntura para los inversores "desmejoró", se continúa percibiendo interés de capitales extranjeros por instalarse en el país. Aunque la recuperación de la economía argentina puede atraer un "volumen muy importante" de capitales a corto plazo, es un tipo de inversión que "ya tuvo su auge" en Uruguay como fue el caso de las energías renovables.

"Con la cercanía geográfica, el mantenimiento del investment grade (grado inversor), y la tradición de un país serio que respeta los contratos, algo de esa inversión (argentina) debería decantar hacia Uruguay. Tengo la firme convicción de que quien considere invertir en Argentina pondrá un ojo en Uruguay", afirmó Herrera. A su juicio, es "poco probable" pensar que la bonanza argentina sea perjudicial para las potenciales inversiones que puedan arribar al país.

En la misma línea, el socio de Pwc en Uruguay, José Luis Sablich, consideró que aún es "prematuro" evaluar cómo se comportará la inversión extranjera argentina. A su juicio, si bien todo indica que será un "polo de atracción", una primera etapa estará abocada a aquellos capitales de "riesgo" que están concentrados en manos de compañías argentinas. Un tema que no es menor para la decisión de invertir que toman en cuenta los inversores es que en un año y medio habrá una renovación del Congreso de la vecina orilla. "A Macri le tendría que salir todo bien para consolidar las mayorías parlamentarias y afianzar sus planes de cambios. Hasta ahora, esa estrategia funcionó, como ocurrió con la salida para los holdouts. El gran indicador va a ser todo lo que pueda hacer Macri hasta la renovación del Congreso", apuntó.

Complemento ideal

El socio de PwC indicó que cuando una empresa, fondo de inversión, multilatina o multinacional, busca la localización para instalarse o adquirir un negocio en marcha, la "complementación" con otros países de cercanía es un punto clave para reducir los costos del management (gestión). "Si se puede apalancar en más de un mercado se es más competitivo", dijo Sablich. Puso el ejemplo hipotético y probable de un inversor extranjero que opte por adquirir un hotel en Bariloche y otro en Uruguay.

También hay casos en que luego de un análisis inicial que apunta a un país, finalmente se opta por un país vecino. El experto dijo que conoce de un caso concreto de fondos chinos que estaban a punto de instalarse en Argentina (luego de las elecciones) y que finalmente optaron por Uruguay.

Por otro lado, el gerente senior de PwC, Marcos Soto, añadió que siempre es "positivo" que Uruguay tenga a sus "vecinos sanos". Explicó que con una "economía argentina vigorosa" se podría dar un fenómeno similar al que se dio con Brasil hace unos años atrás. Esto es una "fuerte
internacionalización" de compañías argentinas que podrían recalar en Uruguay para poder seguir expandiendo sus negocios. "En los últimos 10 años, Uruguay multiplicó por 20 la inversión extranjera directa y uno de los principales responsables fue Argentina", recordó el experto. Agregó que uno de los nichos de negocio que podría reactivarse en Uruguay sería el del real state (mercado inmobiliario), un segmento que acusó el impacto de las medidas que impuso la administración de Cristina Fernández.

Sectores con mayor atractivo

Los expertos consultados por El Observador identificaron algunos sectores en los que se aprecia un mayor dinamismo en el arribo de capital para proyectos con el objetivo de la compra o fusiones de empresas. A juicio de Sablich, de PwC, en el mercado del retail y consumo "hay oportunidad e interés" para que ingresen nuevos jugadores al mercado. A su vez, consideró que en el negocio de los microcréditos o el desarrollo de plataformas electrónicas es probable que los bancos más grandes de plaza puedan realizar movimientos para acaparar esos nichos que están en expansión. La demanda por tierras uruguayas tampoco escapa al interés de los inversores extranjeros. Aseguró que en el rubro agroindustrial y agrobusiness, transporte y logística, hay inversores que tienen "proyectos en carpeta" esperando el mejor momento para desarrollar su iniciativa. "El hecho de que estemos más competitivos por la suba del dólar es un factor que juega a favor", indicó. Por su parte, Herrera destacó el interés que están mostrando los inversores por los proyectos de participación pública privada que tiene en carpeta el gobierno. Dijo que los bancos del exterior siguen "muy interesados" en financiar emprendimientos de infraestructura que ofrecen retornos en dólares.

Sugieren acelerar proyectos PPP

El socio de Pwc, Juan José Sablich, considera que una opción que tendrá el gobierno para hacer frente a la desaceleración de la economía prevista para este año y el próximo sería la de "dinamizar" la ejecución de los proyectos PPP por US$ 12.000 millones que anunció el presidente Tabaré Vázquez para el quinquenio. "El gobierno tiene la obligación de darle mayor agilidad y demostrar que ese mecanismo llegó para quedarse", sugirió. Recordó que este tipo de alternativa fue la salida a los problemas de infraestructura de países como España, Nueva Zelanda e Inglaterra.


Populares de la sección

Acerca del autor