Aguerre anunció que se está gestando "la revolución marrón"

Se asoma la posibilidad de venta de campos con la información de su historial productivo

Por Juan Samuelle, enviado a Mercedes, Soriano

Tabaré Aguerre, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, durante su discurso en el acto inaugural de la XXI Expoactiva Nacional, destacó que en Uruguay se está gestando una tercera revolución en el agro. Explicó que se trata "de la revolución que hoy se llama marrón, cuidar el suelo, Uruguay es pionero en el mundo, tener una agricultura que conserva el carbono o que aumenta el carbono de los suelos, que mejore la sostenibilidad y la productividad de los cultivos, combinado eso con la información que los equipamientos que tenemos hoy nos permiten, (pero) lo que está faltando es la gestión de esa información".

Anunció al respecto que el 6 de abril se lanzará en Uruguay, por parte del MGAP y junto a representantes del Banco Mundial en el país, el primer sistema nacional de información agropecuario construido como un bien público, lo que posibilitará "construir la base de información con articulación entre sistemas de información geográfico que permitirá, algún día, vender un campo no con el plano de mensura y los títulos de la escritura, sino con la historia de producción, con la historia de fertilización, cuánto produjo según el tipo de suelo, cómo se comportó el plan en función de si el año fue lluvioso o no fue lluvioso", entre otros datos del bien.

Reafirmó el valor de eso en un planeta en donde el único bien irreproducible es la tierra, sobre todo en un país como Uruguay donde el valor es no solo conservar el patrimonio que tiene, sino incrementarlo en calidad, en información, en gestión del conocimiento, "algo que debe apasionar a los que no tienen canas (...) el patrimonio de nuestro país es la gente joven tiene que enamorarse de una producción agropecuaria que tenga implícito valores que tengan que ver con la ética, con la sostenibilidad, con el valor agregado ambiental, con la certificación de producto, con potenciarnos y presentarnos al mundo como un país capaz de producir alimentos de la más alta calidad y confianza".

De inmediato aludió a los recientes problemas por el Etión: "vamos a tener problemas toda la vida con mucha cosa, lo que tenemos que tener es la capacidad técnica y científica de contestar inmediatamente manteniendo más alta que nuestros competidores la credibilidad".

Aguerre había señalado que muchos de los presentes vivieron primero la revolución verde y luego la revolución productiva del agro uruguayo, con cambios como la incorporación masiva de la siembra directa, la de los organismos genéticamente modificados, la del sistema de tercerización de servicios, el crecimiento de los contratistas, la comercialización a futuro, la comercialización electrónica y la cobertura de riesgos.