Aguerre pidió a los ruralistas "ver el vaso medio lleno"

Le dio la razón a varios reclamos de la ARU pero destacó los logros de su gestión

Tras el discurso del presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Ricardo Reilly, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, recordó que en 2010 invitó a mirar el vaso medio lleno y no el vaso medio vacío. "Es mucho más fácil decir que hacer", dijo el jerarca.

Recordó que este es su séptima Expo Prado al frente de la cartera y remarcó que siempre habló con la máxima de "decir lo que pensamos y hacer lo que decimos". "

"Debemos construir diariamente la coherencia con justicia, visión y estrategia en un país que exporta la mayor parte de lo produce", dijo.

Señaló que Uruguay es el único país del mundo que exporta la enorme mayoría de los alimentos que produce, compitiendo con las barreras arancelarias y no arancelarias; y planteó que por lo tanto la competitividad debe tener políticas de estado.

Señaló que estuvo revisando los discursos que realizó en la Expo Prado en los últimos seis años, y no encontró ninguna propuesta nueva. "Mi hija me dijo: que era aburrido papá, pero le pedí que reconociera la coherencia", señaló.

Recordó que la primera vez que concurrió al acto como ministro se reclamaba por una trazabilidad que no funcionaba y actualmente funciona. Agregó que luego se reclamó por la exportación de ganado en pie, la que reconoció como sensible para algunos sectores pero necesaria para garantizar el equilibrio entre los actores de la cadena.

Subrayó que nunca en la historia Uruguay tuvo cuatro años seguidos con una producción de de 2,4 millones de terneros.

También comentó que la sociedad reclamaba por el crecimiento de la agricultura, por la utilización de agroquímicos, por la contaminación de ríos y arroyos, y por el uso de transgénicos; pero remarcó que el país creció como nunca antes en la historia, de la mano de la agricultura.

Al mismo tiempo dijo que una sociedad debe tener normas que les de derechos a los productores, pero que también contemple a quienes se preocupan por el ambiente. En ese sentido destacó que Uruguay se transformó en el primer país del mundo en tener una política que regula el uso de suelos, y en ese sentido destacó el gran apoyo del sector productivo.

Inserción internacional

En cuanto a la inserción internacional, remarcó que Uruguay tiene récord mundial en acceso sanitario en el mundo. Y consideró que se está muy cerca de lograr la habilitación final del mercado que aún resta abrir, que es Japón. Señaló que una misión empresarial de ese país llegará a Uruguay la próxima semana.

Destacó el trabajo de la creación del compartimento de bioseguridad diferencial, un emprendimiento conjunto de diversas instituciones, con liderazgo del MGAP. "Confiamos en la habilitación del mercado de Estados Unidos para la carne ovina con hueso, para volver a tener en Uruguay un ovino por hectárea. En ese sentido también nos comprometimos con la Ley de Abigeato", dijo.

Además, reconoció que "es verdad que Uruguay perdió opciones de negociación internacional con otros bloques"; y enfatizó que el país debe apelar a sus ventajas competitivas de diferenciación para participar en los mercados mundiales.

Destacó que el país ofrece información asociada a sus productos, algo que los consumidores demandan. Señaló que las nuevas generaciones de consumidores gastan más dinero en comida que en ropa, y quieren saber con su celular qué es lo que consumen.

"A pesar de las dificultades, tenemos oportunidades en un mundo con población creciente; pero debemos enfocarnos en la lógica de la calidad y diferenciación", sostuvo.

Sobre la infraestructura, dijo que el gobierno acepta el desafío, indicó que el tema fue analizado en profundidad en varias oportunidades, pero también señaló que la producción se multiplicó por cuatro en los últimos años, afectando el estado de la red vial.

Déficit y endeudamiento

El ministro Aguerre reconoció que el país enfrenta un déficit fiscal, pero al mismo tiempo subrayó que nunca en la historia se invirtió tanto como en los últimos siete años: el equivalente a 21,9% del Producto Interno Bruto, cuando el promedio histórico ronda el 12%.

Agregó que buena parte de ese 21,9% se debe a la Ley de Promoción de Inversiones, y buena parte de esa renuncia fiscal fue absorbida por el agro, para la realización de diversas obras que se pagarán con financiación de largo plazo, como la construcción de represas e instalaciones de sistemas de riego.

Recordó que hasta hace poco tiempo el sector agropecuario vivió un crecimiento histórico, pero al mismo tiempo reconoció que el rubro arrocero no se enteró de los buenos momentos de los precios, por otras razones.

Indicó que el sector lechero, que hoy atraviesa una crisis financiera importante, fue un ejemplo de aumento de la productividad. En los últimos años, cuando los precios del rubro acompañaban, logró aumentar su producción en más de 50%. Pero repentinamente el precio de la leche cayó 50% en el mercado internacional y eso fue un duro golpe considerando que más del 70% de la producción se exporta.

Comentó que el año pasado la leche en polvo, principal producto lácteo de exportación, valía en el mercado internacional US$ 2.000 por tonelada, y que actualmente vale US$ 2.800. "No es suficiente, seguimos en problemas, pero esa situación se está encaminando y podría llegar a un precio de equilibrio", sostuvo.

Agregó que si bien se depende de los mercados internacionales, internamente también hay responsabilidades que atender, y enfatizó que la estructura del estado no es producto de lo que se definió en los últimos años. "La educación, las jaurías de perros y demás no son responsabilidad de los gobiernos de los últimos años, venían de antes", dijo.

Respuesta a Reilly y conclusiones

Durante su discurso, el presidente de la ARU pidió que los funcionarios públicos estén a la altura de los cargos que ocupan. Aguerre respondió que ese concepto sobre la capacidad e idoneidad de los funcionarios públicos es una alusión genérica e injusta para muchos maestros, profesores, funcionarios y policías que dejaron la vida cumpliendo su deber.

En el mismo sentido dijo que Uruguay es un país destacado en políticas de trazabilidad y de suelos, por ejemplo, pero que eso no es su mérito sino de la continuación de años de políticas de estado.

"Este país no es el producto de una administración ni de un partido político o de otro. Transitemos por el camino de nuestros antepasados políticos. El Uruguay moderno tuvo un impulso hace 100 años. José Batlle y Ordóñez dijo: nuestra obra es para nosotros y para nuestros adversarios, para nuestros hijos y los de los adversarios", y también recordó a Wilson Ferreira y al general Líber Seregni.

"Ahora el mundo seguirá girando, tendremos que seguir trabajando, buscando encuentros, porque los problemas seguirán estando. El gobierno, productores, empresarios y trabajadores debemos trabajar juntos, en ese concepto de nación. Tenemos que encontrar el equilibrio entre los que no reconocen al agro y quienes dicen que es lo único importante", concluyó.


Populares de la sección

Acerca del autor