Aguerre presentó la lámina 100 del SNIA, el buque insignia de su gestión

El ministro de Ganadería graficó un estado de situación del Sistema Nacional de Información Agropecuaria
"No quería estar ausente en este momento", dijo Jesko Hentschel, director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, cuando llegó el martes pasado al salón de actos de la Torre Ejecutiva, repleto de público.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, lo invitó para la presentación de un "estado de situación" del Sistema Nacional de Información Agropecuaria (SNIA), el proyecto en construcción que es el buque insignia de su gestión.

Sintiéndose como en su casa y hablando un español sencillo y claro, Hentschel recordó que un día Aguerre "me tomó de la mano y me llevó al lugar" donde presentó el proyecto.

En determinado momento, Hentschel se enteró que Aguerre apoyaba su disertación "con 99 láminas" y comentó: "Me di cuenta que desde que estaba en el Banco Mundial nunca me había pasado de tener delante a un ministro que pasara 99 láminas frente a mí. Y con gran entusiasmo".

"Desde que estaba en el Banco Mundial nunca había tenido delante a un ministro que pasara 99 láminas frente a mí"

La anécdota sirvió para distender a un auditorio numeroso, que colmó la platea baja y la platea alta del salón, y que siguió con atención el desarrollo de la actividad de más de dos horas que demandó al ministro y su equipo informar acerca del proyecto.

Es el buque insignia porque Aguerre se preocupó de reseñar que abarca los cinco ejes temáticos que dominan su gestión, en una continuidad como ministro desde el 2 de marzo de 2010.

Según el ministro, el SNIA será una herramienta clave para la promoción de la competitividad del sector agropecuario con el objetivo de lograr (o ensanchar) la inserción internacional de Uruguay. Segundo: la intensificación productiva con sustentabilidad, esto es, cuidado de los recursos naturales para las nuevas generaciones.

Tercero: adaptación al cambio climático, un tema crucial para la producción agropecuaria a cielo abierto. Cuarto: desarrollo rural con equidad para que los productores de menor escala también tengan su oportunidad.

Y quinto: fortalecimiento de la institucionalidad agropecuaria mediante el desarrollo de bienes públicos, espacios de participación y de capacitación, investigación e innovación.

Tomar decisiones y elaborar políticas públicas

Por eso se lo vio contento a Aguerre cuando el artífice del proyecto, Walter Baethgen, explicó los alcances de este "sistema de información para la toma de decisiones", como definió al SNIA. Que tiene "la premisa básica" de que en el sector privado "la decisión y la planificación son mejores si están bien informadas" y lo mismo ocurre para "la elaboración de políticas públicas".

La gran base de datos, en la que ya están involucradas 33 instituciones, permitirá "tener información en el mismo lugar, que se pueda cruzar, lo que tiene un valor agregado", remarcó Baethgen.

Los usuarios del SNIA serán los que quieran informarse (productores, asesores, hacedores de política públicas); los investigadores, asesores e inversionistas que quieran acceder a datos de calidad; y los que quieran desarrollar programas y aplicaciones para internet. Baethgen anunció que se harán talleres para divulgar el proyecto y capacitar para su manejo.

"El objetivo último del SNIA es construir oportunidades para la gente", remarcó el ministro Tabaré Aguerre

Una vez concluidas las presentaciones (ver nota aparte), el ministro Aguerre cerró la actividad retomando la anécdota de Hentschel. "Entonces voy a pasar la lámina número 100", dijo el ministro, y agregó: "El objetivo último es construir oportunidades para la gente. Y esto no es obra de una persona, de un equipo o de una administración. Lo hace un país. La criatura está naciendo y la forma se la debemos dar entre todos".

El Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIA) será "un bien público" construido por el sector público y el privado, que se transformará en una gran base de datos para mejorar la toma de decisiones y la gestión. Algunos datos serán de acceso libre y otros requerirán de una contraseña, adelantó el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre.

Lluvia de datos

En la presentación del "estado de situación" del SNIA, Aguerre dijo que "está como el SNIG (Sistema Nacional de Información Ganadera) hace cinco o seis años". Luego pidió a la directora del SNIG, María Nela González, que pusiera un ejemplo de funcionamiento de la trazabilidad individual del ganado vacuno.

Le siguió la directora de la Granja, Zulma Gabard, sobre la georeferenciación de las colmenas, que tiene por finalidad ubicar los apiarios para despertar alertas a los aplicadores de fitosanitarios. Y también el director de los Servicios Agrícolas, Inocencio Bertoni, contó que en el segundo semestre del año estará operativo el control satelital de esas aplicaciones. Porque el SNIA funcionará a tiempo real.

Además, el director de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Santiago Dogliotti, remarcó la importancia de los datos de calidad en un mismo lugar para los investigadores. Los planes de uso y manejo de los suelos tendrán en el SNIA un aliado clave, así como el presidente de INIA, Alvaro Roel, enfatizó en "las puertas que se abren".

Acerca del autor