Airbag: la diferencia entre lesiones mortales y lesiones "totalmente recuperables"

La chance de sobrevida en un choque aumenta al menos un 30% al contar con bolsa de aire y una buena estructura

La primera recomendación del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) a la hora de comprar un auto, es que tenga airbag, cinturones de seguridad de tres puntas y frenos ABS.

Latin NCAP tiene como cometido brindar información independiente acerca de los niveles de seguridad de los vehículos. El Observador dialogó con el secretario general de la organización, Alejandro Furas, quien señaló que las diferencias entre la seguridad que brinda el mismo vehículo con o sin airbag son evidentes. "Tenemos varios ejemplo en los cuales hemos testeado modelos con bolsa de aire y el mismo modelo sin bolsa de aire, y tenemos una diferencia de cero estrella sin airbag y el mismo modelo teniendo tres o cuatro estrellas".

Furas explicó que el hecho de que un vehículo obtenga una calificación de cero estrellas significa que hay altas probabilidades de que en un choque los ocupantes "reciban lesiones de riesgo de vida". En cambio, se da una calificación de cuatro estrellas cuando "las lesiones que dejan son marginales y totalmente recuperables".

Por ejemplo, en uno de los autos sin airbag testeados por Latin NCAP se registró un "inaceptable alto riesgo de lesiones mortales para la cabeza del conductor". Ese auto obtuvo una estrella. El mismo modelo de vehículo con airbag obtuvo tres estrellas, lo que significa que la protección para la cabeza es buena.

El costo de una unidad de bolsa de aire para un fabricante ronda los US$ 50.

Según una norma de 2013, es obligatorio que "todos los vehículos cero kilómetro de cuatro o más ruedas que se comercialicen en el país" cuenten con sistema de airbag frontales en los asientos delanteros y sistema de frenos ABS. Sin embargo, el plazo para que se dejen de comercializar se fue extendiendo y desde noviembre de 2015, una resolución del Congreso de Intendentes habilita a empadronarlos, con lo que pierden su condición de cero kilómetro y podrían enajenarse.

Furas explicó que algo fundamental a tener en cuenta es que los airbags son un complemento del cinturón de seguridad. Por otra parte, es importante la estructura externa del vehículo, por lo que "se recomienda a los gobiernos no pedir solamente el airbag sino pedir que se exija la norma técnica que acompaña" y que exige estándares de protección del vehículo.

Los estudios a nivel internacional aseguran por otra parte que, en una situación de choque, en las condiciones similares a las que testea Latin NCAP, "hay por lo menos un 30% o más de chance de sobrevida con un airbag y estructura buena", explicó el secretario, aunque aclaró que esas cifras datan de 12 o 13 años por lo que "con los avances de la tecnología en estos 13 años, hoy seguramente ese porcentaje esté muy por encima del 30%".

Las pruebas de ensayo de Latin NCAP se realizan a través de un choque frontal del vehículo que viaja a 64 km/h contra un bloque inmóvil, lo que equivale a un choque entre vehículos entre los que cada uno viajaría a unos 55 kilómetros por hora. Los impactos se miden con maniquíes para ver las consecuencias en conductores y pasajeros.

En lo que refiere al sistema de frenos ABS, el mismo evita que cuando se pisa el freno fuerte las ruedas se bloqueen, dejen de rodar y el auto comience a patinar. Cuando las ruedas patinan, explicó Furas, el conductor no tiene posibilidad de dirigir el auto con el volante.


Populares de la sección