Alas Uruguay ya está en el aire y el gobierno le augura "desafíos serios"

Ayer comenzó a operar la cooperativa montada tras el cierre de Pluna
Julia se trasladó en la mañana de ayer hasta el aeropuerto de Carrasco. Por 30 años, trabajó como auxiliar de cabina de la aerolínea Pluna. Hacía poco que Julia se había jubilado cuando la empresa dejó de volar, en julio de 2012. Cuando se enteró del cierre de la compañía –en la que pasó los mejores años de su vida, comenta– no lo podía creer. "Siempre tuvimos la idea de que Pluna iba a existir siempre", dice esta mujer de 68 años que ayer formó parte de las decenas de personas que participaron del lanzamiento de Alas Uruguay, la cooperativa que formaron los extrabajadores de la aerolínea de bandera nacional luego de que Pluna dejara de operar.

El tercer piso del aeropuerto fue el lugar elegido para que directivos de la empresa y autoridades del gobierno participaran del puntapié oficial de la nueva aerolínea. Los trabajadores de Alas Uruguay –muchos de ellos empleados de la exPluna– se abrazaban y felicitaban. "Es un hito, es la primera compañía (aeronáutica) autogestionada", comentó la presidenta del directorio, Sabrina Acevedo.

Para terminar, y cuando ya se escuchaba y cantaba el Himno Nacional, una pantalla gigante empezó a transmitir en vivo imágenes desde la pista, por donde apareció la aeronave que segundos después recibió su bautismo y que en un rato se desprendería del suelo para recorrer las primeras millas de Alas Uruguay.

El primer vuelo de la novel empresa de bandera uruguaya despegó ayer poco después de las 13 horas, con destino a Asunción y transportando en su mayoría a invitados de la empresa para ese vuelo inaugural. Se inició así el andar de la aerolínea, que además de la capital paraguaya ofrece hoy vuelos a Buenos Aires –destino al que empezará a viajar el próximo 27 con una oferta de tres vuelos diarios desde Montevideo y dos más desde Punta del Este–. La hoja de ruta de la compañía, en la que hoy trabajan 110 personas, marca a San Pablo y Santiago de Chile como próximos destinos a sumar.

El elemento clave para la puesta en marcha de la aerolínea fue la línea de crédito que recibió de manos del Fondo para el desarrollo (Fondes) en 2014, y que asciende a US$ 15 millones. El vicepresidente de la empresa, Nicolás de los Santos, explicó que hay dos años de gracia a partir del comienzo de la operativa, y que las condiciones del préstamo indican que debe abonar en cuotas mensuales, a 10 años.

El directivo comentó que la aerolínea ofrece ahora "tarifas promocionales. Entendemos que son accesibles al público, y más a un público que está acostumbrado a pagar en estos últimos tres años tarifas que no son acordes a lo que se tiene que pagar", sostuvo.

Posiciones monopólicas

Uno de los jerarcas del gobierno que se hizo presente ayer, el vicepresidente Raúl Sendic, también apuntó el dedo al tema precios. Según Sendic, desde que Pluna dejó de volar se "consolidaron posiciones monopólicas de algunas empresas", lo que generó que las tarifas de algunos trayectos "se fueran a las nubes". Esas compañías, añadió, "fijaron los precios que se les antojó".

El vicepresidente –quien expresó que el despegue de Alas Uruguay era un "motivo de gran satisfacción y de alegría"– dijo que el éxito de este proyecto "va a demandar un sacrificio permanente de parte de los integrantes de esta cooperativa". Añadió que también se necesitará "un respaldo y un seguimiento de cerca de parte del gobierno para que esto no decaiga".

Pero no todas las autoridades evalúan con el mismo optimismo el inicio de las operaciones de la empresa autogestionada. El ministro de Transporte y Obras Públicas, Victor Rossi, reflexionó respecto al cierre de Pluna y la creación de la nueva aerolínea: "Lo que no salió bien es una desventaja que tiene Alas Uruguay". Advirtió además que enfrentará "dificultades muy serias", sin una "atención privilegiada" por parte del Estado.

Julia, por su parte, se fue de Carrasco con el deseo de que Alas Uruguay alcance la "excelencia" y que salga adelante. "Y espero también que el país los apoye", remató.

Rossi: “desafío” con “dificultades muy serias”

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Victor Rossi, apuntó que Alas Uruguay enfrentará “un desafío que les va a imponer dificultades muy serias, porque entran con poco resto, con muy poco respaldo, a competir en un mercado donde nadie es chiquito y con una competencia muy agresiva”. Si bien indicó que la empresa arranca en un momento donde el “puente aéreo (con Buenos Aires) se hizo poco confiable” y “caro”, agregó que la liquidación de Pluna –a la que calificó como un proceso “muy doloroso”– “no significa un impulso ni una ventaja para los muchachos de Alas Uruguay, al contrario”. José Mujica, expresidente bajo cuyo mandato ocurrió la caída de Pluna, llegó a Carrasco una vez terminado el evento de presentación. “Espero que los trabajadores se puedan demostrar a sí mismos y después a los demás que son capaces de gobernarse a sí mismos”, dijo.

Populares de la sección

Acerca del autor