ALUR pisa el acelerador en la expansión del área con canola

Demandará el grano de 40.000 hectáreas; reemplazará soja en su mix de materias primas y será más eficiente en la producción de biodiesel
El previsto nuevo achique que habrá en el área de cultivos de invierno, básicamente por la persistente caída en la siembra de trigo y como consecuencia –sobre todo– de un precio que sigue sin seducir al agricultor, contrasta con la expansión muy notoria que habrá en el área de colza-canola.

La oleaginosa invernal más que duplicará la superficie en relación a la campaña anterior y eso tiene como uno de los motores más potentes el empuje que la ha dado la empresa Alcoholes del Uruguay (ALUR) a este rubro.

El ingeniero Nicolás Ferrari, gerente de la Unidad de Negocios de Cereales y Oleaginosos de ALUR, recordó a El Observador Agropecuario que este año, en marzo, la compañía presentó el Plan Canola 2017, con el objetivo de incrementar notoriamente su demanda de esa materia prima.

"La primera respuesta fue muy satisfactoria, sobrepasó lárgamente las expectativas, teníamos la idea de llegar a 40 mil hectáreas (ha), presentamos el plan, dimos un plazo y en un par de semanas obtuvimos el interés por casi el doble, por unas 75 mil ha", dijo.

"Frente a esa gran demanda de área se aprobó internamente realizar un plan alternativo para decantar un poco, para lo cual se recurrió a un leve ajuste del precio", que quedó con la referencia del valor de la soja de mayo de 2018 menos un 11%, sin precio mínimo fijo. La respuesta a ese nuevo plan fue óptima, por lo cual el área está en 40 mil ha, que se estima es lo más adecuado para este año.

ALUR demandará la canola de 40.000 has en un área nacional estimada en casi el doble.

"Ya estamos en la instancia de firma de contratos, ya tenemos algún contrato en instancias de revisión y hay gente que ya está iniciando la siembra", comentó.

La referencia de precio fijada en el valor de la soja de mayo del año que viene menos un 11% regirá para un rendimiento de hasta 1.500 kilos por hectárea. Quienes produzcan más, por la diferencia recibirán el valor de la soja de mayo de 2018 menos un 17%. Por ejemplo, se abonará eso por 200 kilos del grano para quien obtenga y remita 1.700 kilos. Esa fórmula especial permite que no haya límite de rendimiento, el agricultor podrá remitir a ALUR todo el volumen que coseche, evitando tener que encontrar un nuevo destino para una porción menor de su cosecha.

"La razón es que hasta 1.500 kilos estamos desplazando a la soja en nuestro mix de materias primas, logrando un biocombustible más competitivo que el producido con soja; por encima de ese volumen tendría que desplazarse a una materia prima que es aún más competitiva, el sebo vacuno", explicó Ferrari.

El área nacional de canola se disparará, será más del doble que la de 2016, considerando el empuje de ALUR y que "hay otros actores que están buscando por ejemplo impulsar la exportación de canola", reflexionó.

Consultado sobre la ubicación de las chacras con canola, dijo que eso acompaña al resto de la producción agrícola, ubicándose sobre todo en la zona litoral oeste, desde Colonia a Paysandú, y no solo en el corazón agrícola, también en la zona centro, teniendo en cuenta el tema flete que incide considerando que el punto de recibo está en Montevideo.

"Nuestro objetivo es avanzar hacia un biocombustible más eficiente y eso lo permite la canola. Se desplaza a la soja, un grano que abunda, pero cuando uno lo analiza desde el punto de vista del combustible vemos que por cada 6 toneladas de soja se logra una de biodiesel, y con la canola esa relación es de 2,5 toneladas para una de biodiesel, lo que se explica por el rendimiento en el aceite de cada una de las materias primas", detalló Ferrari. O sea, "con menos de la mitad de los granos puedo producir la misma cantidad de biodiesel, con toda la mejora que eso implica por ejemplo en los temas logísticos", añadió.

"Realmente la eficiencia es mucho mayor", tanto que "estamos evaluando en forma más firme, aunque falta un año, la oportunidad de exportación de este biodiesel, un producto que es muy bien recibido en Europa, en países como Alemania", informó.

Sobre cuántos productores se vinculan con ALUR para en el Plan Canola 2017, respondió que no es sencillo estimarlo, dado que hay vínculos que serán entre un productor y la empresa, y otros con productores agrupados.

La tecnología que poseen las plantas industriales de ALUR permite la utilización de aceites vegetales derivados de granos oleaginosos como canola, pero también soja y girasol; de grasas animales, de sebo vacuno; y también aceite comestible usado.

Finalmente, desde ALUR se explicó que para conocer más detalles los productores y/o sus asesores deben escribir al correo plancanola@alur.com.uy.

Un puntal para los planes de uso y manejo


Nicolás Ferrari reflexionó que el Plan Canola de ALUR es una alternativa interesante a otros cultivos de invierno, como trigo y cebada, también desde el punto de vista agronómico, por lo que aporta para una óptima rotación en las chacras, lo cual es exigido en el marco de los planes de uso y manejo de suelos.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, indicó, emitió un comunicado expresando que quienes no hayan declarado a la canola en sus planes para la próxima campaña no tendrán problemas si deciden cultivarla.

"También nos interesa mucho que haya varios actores impulsando este cultivo en Uruguay, que no sea solo ALUR. Eso hará que los precios terminen siendo más transparentes y, en un futuro, tal vez no depender de tomar como referencia el precio de la materia prima que se sustituye, que es la soja", complementó.

Finalmente, dijo que ALUR está comprando sorgo, tras una zafra muy buena, disponiendo de planes específicos, y que evalúa hacerlo con trigo para obtener materia prima para la planta de etanol ubicada en Paysandú.

El área


En 2016
  • A nivel nacional la siembra de canola alcanzó las 25 mil ha.
  • En negocios con ALUR se involucró a 15.500 ha.

En 2017
  • A nivel nacional la siembra de canola llegará a las 75 mil ha.
  • En negocios con ALUR se involucrarán a 40 mil ha.

Acerca del autor