ALUR será garantía del pago "plus" ante eventuales reclamos

Dinero llegará a los trabajadores pero desde ahora con aportes al BPS
Alcoholes del Uruguay (ALUR) será garante ante cualquier contingencia que pueda surgir del nuevo sistema establecido para asegurar el pago extra que se mantendrá a los cortadores de caña de azúcar y que, según se propone ahora, se entregará a través de los plantadores y realizando los aportes correspondientes a la seguridad social.

En la última década esos pagos se hicieron en forma directa por ALUR y sin pagar las cargas sociales, irregularidad que la oposición denunciará ante la Justicia penal.

Los plantadores de caña de azúcar, que son los empresarios, se disponían anoche en su asamblea a aprobar el acuerdo firmado con ALUR para que esa partida, a través de su gremial, llegue a los "peludos" de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA).

Una vez analizado ese convenio por el pago extra, que es un documento paralelo al firmado con UTAA en la negociación salarial, estaba previsto discutir otro acuerdo sobre los precios de la caña de azúcar, préstamos y refinanciación que se negoció con ALUR.

De aprobarse esos acuerdos (el del pago extra y el de los precios de la materia prima) la zafra empezará en un par de semanas.

Empresarios del sector azucarero comentaron ayer a El Observador que los detalles del preacuerdo firmado con ALUR el viernes pasado en el Ministerio de Trabajo para el pago extra a los trabajadores, se mantienen en reserva.

De todos modos, en líneas generales, el texto establece que la empresa colateral de ANCAP será garantía ante cualquier riesgo o contingencia que pueda surgir como reclamos judiciales, laborales o de organismo de recaudación.

Esas cláusulas ponen a resguardo a los productores.

. El pago "plus" como se le conoce en Bella Unión (departamento de Artigas), es un "complemento" del sueldo que recibieron los cortadores de caña de azúcar y otros trabajadores por parte de ALUR. La empresa, al mejorar los sueldos por esa vía,se aseguró paz gremial.

Esa partida extra se pago desde hace una década. Los actuales directivos de ALUR tienen el convenio del año 2008 firmado por el entonces coordinador de la compañía, el hoy senador Leonardo De León (Lista 711), y representantes de UTAA.

Sin embargo, según fuentes de El Observador, esos recursos empezaron a ser enviados al norte del país en el año 2006, cuando Raúl Sendic, entonces vicepresidente de ANCAP, presidía el directorio de ALUR. El presidente de ANCAP en esos años fue el hoy intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

El Observador informó el martes 9 que ALUR pagó esas partidas sin realizar aportes a la seguridad social. El senador De León comentó a los medios que se trató de una "donación", pero no figura así en los documentos firmados por él en representación de ALUR donde se habla de "complemento" del salario.

El BPS, a pedido del actual directorio de ALUR, estudia ahora el caso para determinar si por esas partidas debieron haberse hecho aportes y de ser así, se establecerá los montos adeudados más las multas y recargos.

La empresa subsidiaria de ANCAP, en un comunicado que emitió luego de que El Observador informó de los pagos, reconoció que "en el año 2007, ALUR tomó la decisión de pagar dicha partida a los cortadores contratados por la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar del Norte Uruguayo con el fin de fortalecer e incentivar la productividad de un sector vulnerable del país, cuyo ingreso anualizado promedio mensual es de $ 10.000".

El pago que se reconoce fue para 1.500 trabajadores pero, de acuerdo a datos de UTAA, esa partida que llegaba en un envío realizado a Red Pago, la recibían 2.600 trabajadores.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) informó que "con multas y recargos lo que ALUR debe al BPS son US$ 3.5 millones.

El legislador dijo El Observador que "utilizando el simulador del BPS" se cargaron los datos (pagos de $ 7.500 por año según lo reconoció ALUR, a 2.600 personas durante 10 años según UTAA) y dio que la compañía debió aportar US$ 2.5 millones. Una contadora estimó, dijo Mieres, que por ese dinero (US$ 2.5 millones) las multas y recargos que cobrará el BPS rondarán el millón de dólares.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, quien en el período pasado fue presidente del BPS, pidió "no poner el grito en el cielo" porque se trata "de $ 600 por mes".

Controlarán de cerca a las empresas colaterales

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) anunció que extendió la supervisión para mejorar la gestión de las 41 sociedades anónimas donde el Estado tiene una participación mayoritaria.

Una de las medidas fue fijar un tope a los salarios de los gerentes en 60% del del presidente de la República.

El patrimonio de las empresas públicas representa 23% del Producto Interno Bruto y su aporte anual al PIB ronda el 11%."Vamos a alcanzar en este año una metodología de medición común de resultados de gestión no solo financiero y operativos, sino también indicadores de impacto social y ambiental de las empresas públicas", expresó el director de la OPP Alvaro García según lo informó el portal de Presidencia


Populares de la sección