Amodio: "Que se sepa la verdad aunque no les guste"

¿Por qué ahora?. “Para que se sepa la verdad y terminar con 40 años de mentiras”

El Observador había quedado afuera y, ahora que lo pienso, se me olvidó preguntarle por qué. Pero el diario no estuvo entre los medios que habían recibido cartas del extupamaro Héctor Amodio Pérez, una figura legendaria, señalado por el MLN como el traidor que contribuyó a la derrota militar de la guerrilla y del que no se tenían noticias desde los 70.

En el diario decidimos entonces “jugar sin cartas”. Sabiendo que los colegas que poseían las misivas habían tenido varias voces que aseguraban que se trataba de Amodio, lo primero que decidimos fue  hacer pública la existencia de las cartas. Esos medios anunciaron luego que tenían las cartas pero que carecían de certeza sobre su origen. Luego a alguien en la redacción se le ocurrió que si Amodio quería hablar, había que tirarle un cabo: publicamos en la web 15 preguntas dirigidas al extupamaro cuyas respuestas llegaron unos días después a la redacción.

Ayer hablé con Amodio. Me dijo que además de las 15 respuestas nos haría llegar las cartas que nadie quiso publicar (tres de las cuales se publican íntegras en esta edición y otras tres que se publicarán mañana).

La llamada era notoriamente de larga distancia. Tiene la voz un tanto cascada y con acento español. Le hice dos preguntas sobre hechos no muy conocidos de la historia del MLN y respondió sin dudar. Me pidió que lo tuteara y me ofreció enviarme las huellas dactilares: “Cuando me hice la cirugía me las cambié pero inteligencia policial y del Ejército las tienen”. Muy complicado ¿no es posible una foto? “Mañana la mando”, dijo.

Pero hubo una cuestión que obligó a reclamarle que acelerara el envío: una de sus 15 respuestas, referida a la CIA y al Mossad, fue en tono irónico, pero no se entendía así. En las redes sociales había quien nos estaba cocinando a fuego lento y salir a aclarar que una de esas respuestas de alguien que no se sabía si podía ser quien decía ser había sido en broma, iba a azuzar el fuego. Era necesario que la foto la mandara hoy (por ayer). Accedió.
¿Y por qué salir a hablar ahora a 40 años de aquellos fuegos? “Para que se sepa la verdad, para terminar con 40 años de mentiras en los que me usaron de cabeza de turco, para poner las cosas en su orden aunque no les guste”, dijo antes de colgar.

Aquí, la respuesta a las 15 preguntas. Y aquí, la carta 1, carta 2 y carta 3 de Héctor Amodio Pérez


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios