Amorín: "Vázquez quiere hacer la plancha en educación"

El senador colorado consideró que el presidente "no se anima" a enfrentar a las cúpulas sindicales
"El gobierno dejó que un sector del FA se sacara las ganas de atacar a universidades privadas"

La bancada del Frente Amplio votó el jueves pasado un aditivo a la Rendición de Cuentas, propuesto por el sector IR, que quita la posibilidad a las empresas privadas de descontar donaciones que realizan a las universidades privadas.

El senador colorado José Amorín, se refirió a esta iniciativa y aseguró que se trata de "un error gravísimo que no deberían aceptar las personas que en el FA tienen alguna sensatez".

"Es una medida menor, que no le hace bien al país. Demuestra una pequeña sed de venganza y mezquindad que no es buena", puntualizó Amorín y destacó que integrantes del Frente Líber Seregni (FLS) le han manifestado que no están de acuerdo con la iniciativa.


El senador Jose Amorín no comparte la salida que el gobierno y el Frente Amplio encontraron para aprobar el artículo que recorta presupuesto a la educación, pero entiende que el acuerdo se dé para aprobar la Rendición de Cuentas. Si bien considera positivo que el presidente convoque a reuniones a la oposición por la seguridad, cree que el "gran tema" es la educación y que en esa área Tabaré Vázquez "no se anima" a enfrentar a los gremios. Este es un extracto de la entrevista que mantuvo con Mariano López en El Observador TV.

¿Es una buena salida el acuerdo del gobierno con la bancada del Frente Amplio para salir del problema del artículo 6 de la Rendición de Cuentas?

Yo no lo voy a votar, así que no me parece una buena salida, pero el gobierno tiene que tratar de convencer a sus diputados de que voten. Si está convencido de que es una buena rendición la tiene que sacar adelante. Pero hizo otras cosas más para que votaran este artículo. También permitió que un grupo de diputados se sacaran las ganas de atacar a las universidades privadas y dijeran que estas donaciones, que son exoneraciones de impuestos dirigidas, de alguna manera, no pueden existir más. Eso no tiene relevancia económica ninguna, no hay una renuncia fiscal importante, sino que es como una especie de decir 'vamos a embromar a las universidades'. Es un error gravísimo que no deberían aceptar las personas que en el Frente Amplio tienen sensatez.

Ya el Ministerio de Economía salió a decir que no está de acuerdo y trata de convencer a los senadores de que no lo aprueben.

Ojalá que los convenzan. Es un tema importante y en el FA hay dos corrientes. La que lidera (el ministro Danilo) Astori, que en 2010 fue quien aceptó que las dondaciones puedan ser dirigidas al las universidades privadas. Esto es lo que quieren tirar abajo y hacer un poco más, como (el senador Ernesto) Agazzi que está diciendo que quiere extenderlo a otras instituciones privadas.

Varios ya aseguraron que esto no se va a correr a los colegios.

El concepto de estas donaciones es que se puede elegir a qué instituciones les voy a dar la donación, y debe ser sin fines de lucro. Y las instituciones terciarias lo usan básicamente para becas de gente que de otra forma no puede estudiar en las universidades privadas. Si no dejan donar a esa gente ¿qué van a hacer las empresas? ¿Donar a nadie o a fundaciones como Impulso, Teletón, Pérez Scremini, entre otras? Lo van a donar a otros. O sea que tampoco hay renuncia fiscal. Es una medida menor que no le hace bien al país. Y demuestra una pequeña sed de venganza y mezquindad que no es buena.

¿Va a seguir habiendo reuniones por seguridad con el presidente Vázquez?

Espero que si. Las leyes no van a mejorar la seguridad en Uruguay. Es solo un pequeño aporte que se puede hacer. Si no funciona bien la Policía, la Justicia, las cárceles y la educación, con leyes solo no arreglamos el tema, pero en la medida de que Vázquez nos llama a debatir, creo que tenemos que hacerlo. La gente está preocupada y el aporte, por menor que sea, hay que hacerlo. Algunas leyes se aprobaron, se va avanzando en algo. No son reuniones para siempre. Pero el gran tema del Uruguay es la educación y el gobierno está dispuesto a no hacer nada.

Es el gran tema del país y en el que estamos de acuerdo. Lo increíble es que si se ven los programas y se ve lo que pensaba (el exsubsecretario Fernando) Filgueira y (el exdirector de Educación, Juan Pedro) Mir, nuestros representantes, los del Partido Nacional y del Partido Independiente, estaban de acuerdo en 95% de los temas. ¿Por qué no nos podemos sentar a trabajar en mejorar el gran tema que tiene nuestro país? Porque Vázquez no se anima, no tiene voluntad ni deseo de enfrentar a las cúpulas sindicales de la educación que ya le torcieron el brazo. Ya perdió con la esencialidad. Ahora quiere hacer la plancha unos años y que venga otro a arreglar el tema.

Populares de la sección