Analistas proyectan dos años de salario real sin crecimiento

El poder de compra es la única variable para la que no se espara una mejora en 2017
Luego de más de una década de aumento ininterrumpido del salario real la evolución del poder de compra de los trabajadores enfrenta un parate y tiene un horizonte de caída por delante. Un mercado laboral que expulsa puestos de trabajo,una inflación que no cede y pautas de negociación más restrictivas por parte del Poder Ejecutivo, llevarán a un segundo año prácticamente sin aumento del poder de compra de los trabajadores en 2016, seguido por un primer año de caída en el indicador, de acuerdo a las proyecciones del consenso de analistas privados locales.

La mediana de los expertos que contestaron la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador en febrero proyectaron un incremento de 0,1% del salario real para el cierre de este año y un deterioro de 1,1% para el próximo.

El sondeo, que contó con la participación de 10 analistas independientes, consultoras económicas, centros de investigación académica e instituciones financieras que operan en la plaza local, plantea el fin del ciclo de crecimiento del poder de compra de los trabajadores, que entre 2003 y 2014 supuso tasas de aumento del salario real de 4,1% promedio anual.

Encuesta expectativa febrero

Para este año, los expertos esperan que el mercado laboral cierre el año con un deterioro similar al del año pasado. Estiman que la tasa de ocupación caerá de 59,2% de la población en edad de trabajar en el cuarto trimestre de 2015 a 57,5% en igual período de este año. Esa reducción de puestos de trabajo llevará la tasa de desempleo de 7,9% a 8,5% en el mismo período.

Se crearán empleos en 2017


A diferencia del salario real, los analistas esperan que los indicadores de ocupación y desempleo frenen su deterioro durante 2017 y la economía vuelva a generar puestos de trabajo. La mediana de las proyecciones muestra un aumento de medio punto en la tasa de desempleo (58%), que alcanzará para estabilizar los niveles de desempleo en 8,5%.

Ese desempeño del mercado laboral va de la mano con una aceleración esperada de la actividad económica y los principales componentes de la demanda durante 2017, luego de que este año el ritmo de expansión de la economía toque un piso.

La mediana de los expertos estiman que la economía local creció 1,2% durante 2015 –los datos oficiales se conocerán a mediados de marzo– y que este año tenga lugar una nueva desaceleración, a 1,1%. De cara a 2017 proyectan un repunte a 1,5%.

Esta aceleración viene de la mano de un mayor crecimiento del consumo, una leve aceleración de la inversión –que ya este año detendría su crecimiento en el escenario más probable trazado por los expertos– y un mejor comportamiento de las inversiones.

Así las proyecciones de los analistas respecto al desempeño de la economía tuvieron un leve ajuste al alza para este año, aumentando dos décimas el crecimiento esperado respecto al 0,9% previo. De hecho, la mitad de las respuestas individuales prevén un aumento del eje del 1%, lo que indica un amplio consenso respecto a ese horizonte de proyección.

Las pautas y el salario real


El director del Instituto de Relaciones Laborales de la Universidad Católica, Juan Manuel Rodríguez dijo ayer a El Observador TV que en la medida en que los lineamientos salariales no tengan modificaciones y la inflación no descienda habrá pérdida salarial, incluso en los sectores que negocien como "dinámicos"."El gobierno tiene una situación compleja en varias variables y una situación nueva que desde que está el Frente Amplio en el gobierno no tuvo. Sin dudas que hay un problema entre empleo y salarios. Lo que dice el (Instituto) Cuesta Duarte de que si no se modifican las pautas podrían bajar los salarios sería la evolución más probable", apuntó.


Populares de la sección