ANCAP envía notificaciones para multar a estacioneros por paros

La Unvenu estudiará el tema en los próximas horas con sus asesores legales

Una semana después de que un alto porcentaje de estaciones de servicio de todo el país (algo más de 70%) no despacharon combustible durante dos días, ANCAP comenzó a enviar notificaciones a propietarios de esos comercios para que se presenten en las oficinas del ente.

El presidente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Daniel Añon, explicó a El Observador que todavía no se sabe a cuántas estaciones se les ha enviado la notificación, pero sí que responden a multas que el ente pretende aplicar, según consultas que realizó la gremial.

Las comunicaciones que han llegado por correo electrónico no dan detalle alguno de la sanción y se limitan a convocar a titulares de estaciones para que se presenten ante el área responsable de jurídica y contratos de ANCAP. La gremial comenzará a analizar en las próximas horas el tema con sus asesores legales.

La semana pasada la petrolera estatal reafirmó en un comunicado que seguirá adelante con el nuevo modelo de distribución que considera "una gran oportunidad para mejorar la eficiencia", informó en conferencia de prensa. En esa oportunidad también indicó que "se seguirá velando por el cumplimiento de las normas y contratos, además de garantizar la entrega de combustible para beneficio del país y todos los uruguayos".

También a través de una carta, ANCAP intimó a sus concesionarios a que cumplieran con el contrato vigente que los obliga a mantener el abastecimiento de combustible, so pena de adoptar acciones legales.

En la misiva, fechada el viernes 18 con la firma del nuevo gerente general de la empresa estatal, Ignacio Horvath, la empresa manifestó que el paro previsto para el lunes 21 y martes 22 era "una violación de las obligaciones asumidas" en los contratos de concesión.

Por su parte, la ministra de Industria, Carolina Cosse, expresó ayer a Telenoche que en las próximas horas las autoridades de ANCAP se reunirán con representantes de Unvenu para tratar el tema. "Supongo que se les va a notificar. Van a actuar de acuerdo a los contratos", afirmó la ministra.

El abogado que asesora a la Unvenu, Pablo Donnángelo, señaló la semana pasada que la empresa estatal "no tiene legitimidad para reclamar" porque "ANCAP incumple nada menos que en la obligación esencial, que es la modificación de la ecuación económica de forma unilateral".

El cambio planteado implica que el margen que percibirán los estacioneros se otorgará en tres franjas en función de los volúmenes de comercialización, y se liberará el precio para las distribuidoras en la boca de salida de la refinería de La Teja, pero se mantendrá tarifada la venta al público. La Unvenu entiende que eso perjudicará la rentabilidad del negocio. De hecho, la gremial alerta por las consecuencias que eso puede representar para el empleo en el sector.

Según ANCAP, el cambio permitirá reducir en 10% (unos US$ 36,2 millones) los costos de distribución y comercialización, que alcanzan los US$ 362 millones anuales.

Unvenu aspira a que los cambios en el sistema de distribución sean negociados con los estacioneros. "Los grandes acuerdos del país se construyen en base al diálogo, por lo tanto esperamos la llamada de autoridades para solucionar estos diferendos", había dicho a El Observador el gerente de Unvenu, Federico de Castro. La gremial quiere discutir el nuevo marco normativo con tiempo y fundamentos técnicos


Populares de la sección