Aprueban beneficios fiscales para construcción de estacionamientos

Exenciones abarcarán a inversiones que contemplen un mínimo de 50 nuevas plazas vehiculares
En un contexto marcado por el crecimiento del parque automotor, el Poder Ejecutivo resolvió otorgar exenciones impositivas con el objetivo de promover la construcción, ampliación y explotación de estacionamientos cerrados en el departamento de Montevideo, que impliquen un incremento de al menos 50 nuevas plazas vehiculares por proyecto.

Este tipo de actividades podrá hacer uso de beneficios previstos en la ley de Promoción de Inversiones cuando se lleven a cabo en zonas consideradas "prioritarias" dentro de la ciudad, como Centro, Ciudad Vieja, Cordón, Pocitos y Punta Carretas, entre otras (ver infografía).

El decreto establece que los inversores podrán exonerar el pago del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) hasta por un monto equivalente al 20% de la inversión elegible que se haya ejecutado. El plazo máximo para la aplicación de la exoneración será de 10 años a partir del ejercicio en el que se obtenga renta fiscal y siempre que no hayan transcurridos cuatros años desde que la iniciativa haya sido promovida. En ese caso, el plazo máximo se incrementará en cuatro años y el tiempo de exoneración se computará desde el ejercicio en que haya sido dictada la declaración de promoción.

Por otro lado, se prevé el otorgamiento de beneficios incrementales en el IRAE. Así, el porcentaje de exoneración y el plazo de aplicación podrán ampliarse en 50% si el proyecto cumple con alguna condición extra. Entre ellas figura que la construcción se realice en fincas abandonadas que hayan sido declaradas como tales por la Intendencia de Montevideo, que el estacionamiento construido supere las 75 plazas vehiculares o que las ampliaciones realizadas superen las 75 nuevas plazas.

En tanto, los bienes muebles que estén incluidos dentro de la actividad promovida estarán exonerados del Impuesto al Patrimonio por toda su vida útil y en caso de los bienes inmuebles, la exoneración comprenderá las obras civiles que se realicen por un plazo de ocho años. A potenciales iniciativas privadas, se suman los planes de la intendencia de Montevideo que tiene en carpeta licitar varios espacios públicos de la ciudad para construir estacionamientos subterráneos.

La idea es que los estacionamientos se construyan debajo de las plazas públicas, había dicho a El Observador el director de Desarrollo Económico, José Saavedra. Por ejemplo, la comuna ya tiene a estudio un proyecto para construir este tipo de estacionamientos debajo de la plaza de Villa Biarritz, que tendría lugar para unos 300 automóviles. También han llegado ofertas para construir estacionamientos subterráneos en Ciudad Vieja, por ejemplo en la plaza España.

Reacción privada


En diálogo con El Observador, el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu), Eduardo Steffen, dijo que el decreto es la culminación de distintas iniciativas presentadas por la gremial ante la Intendencia de Montevideo, tomando en cuenta que la problemática del tránsito y el estacionamiento ha adquirido "dimensiones mayúsculas". No obstante, evitó hacer mayores comentarios hasta que el decreto sea estudiado en detalle por el equipo de asesores.

Encontrar lugar para estacionar un auto en algunos puntos de Montevideo es hoy todo un desafío. Los parkings ubicados en la vía pública están repletos durante gran parte del día, y en el caso de los estacionamientos privados la disponibilidad también aparece limitada. La expansión del parque automotor en los últimos años tuvo repercusión directa en el negocio de los parkings, que han visto incrementada la demanda por sus servicios. Los propietarios buscan un lugar seguro para guardar su vehículo o también escapar a las zonas tarifadas.

Eso ha replicado en los precios con aumentos sustantivos de entre 30% y 48% en poco más de un año y medio, según un relevamiento de la Consultora Valora publicado a mediados del año pasado. Si bien en 2015 la comercialización de automóviles para pasajeros fue de 39 mil unidades y se ubicó por debajo del record alcanzado en 2013 con 41.800 unidades, las cifras se mantienen muy por encima de las que se manejaban, por ejemplo en 2009, cuando la cantidad de vehículos comercializados no llegaba a 20 mil. Según el gobierno, el crecimiento del parque automotor está generando "una importante problemática" en el tráfico, que de mantenerse implicará que determinadas vías de tránsito en Montevideo podrían ver su capacidad "sobrepasada".

Populares de la sección