Apuntan a una mayor presencia de inspectores durante el día

La Intendencia de Montevideo cambió el modo de trabajar en el tránsito

La nueva directora de Tránsito de Montevideo, Mariela Baute, asumió el 20 de marzo el rol que hasta entonces ejercía Pablo Ferrer. Desde ese momento se empezó a implementar un cambio en la planificación de los servicios con el objetivo de que los inspectores de tránsito tuvieran una mayor presencia en las calles durante el día. Su tarea no es necesariamente fiscalizar y aplicar multas, advirtió la jerarca, sino evitar trancazos en los corredores y prevenir siniestros. "No es un afán fiscalizador, de hecho las multas no han aumentado y no es nuestro interés poner mas multas", advirtió a El Observador la nueva directora. "Estamos tratando de marcar una presencia y de colaborar en el flujo vehicular que tiene la ciudad, que es muy importante", expresó.

El énfasis está puesto en dar prioridad a los ómnibus para que logren cumplir con sus frecuencias y que realicen sus recorridos en los horarios que tienen previstos. Una de las cosas a las que están atentos los inspectores es, por ejemplo, a los autos estacionados en doble fila.

Una de las cosas a las que están atentos los inspectores es, por ejemplo, a los autos estacionados en doble fila

De todos modos, Baute señaló que, si bien no todos los inspectores están destinados a fiscalizar, pondrán multas en caso de que tengan que hacerlo. "Si es una infracción grave ellos van a estar allí", advirtió la jerarca.

En cuanto a las zonas en las que los funcionarios marcan una mayor presencia desde hace un mes y medio se encuentran los corredores principales de la ciudad: avenida Italia, 8 de Octubre, General Flores, Agraciada, Millán y Rivera.

La nueva estrategia de la división apunta a colaborar tanto con los vehículos como con el peatón y los ciclistas. "Tenemos que garantizarle a todos que puedan estar en la vía pública con las mismas garantías", dijo Baute.

Los mismos de siempre

La mayor presencia de los inspectores en las calles no vino acompañada con un aumento del personal. La comuna tiene hoy 200 inspectores que se dividen las tareas entre la fiscalización, la educación vial, los programas de trabajo con las escuelas, el control del transporte y de corredores, y los operativos de fines de semana. Por ese motivo, para aumentar la presencia en las calles hubo que hacer una reestructura que permitiera ajustar la estrategia.

Avenida Italia, 8 de Octubre, General Flores, Agraciada, Millán y Rivera son las prioridades para mejorar la fluidez

La falta de inspectores es un reclamo histórico de los trabajadores afiliados en la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) y, desde hace varios años forma parte de la plataforma reivindicativa del sindicato.

Según informó a El Observador el abogado Daniel Siri, quien integra el comité de base de inspectores de tránsito de Montevideo, la administración aseguró al gremio que este año se integrarán 15 nuevos funcionarios para cumplir tareas inspectivas.

Sin embargo, los trabajadores consideran que el número de ingresos es insuficiente si se tiene en cuenta la cantidad de inspectores que se jubilan. "Nunca estamos generando nuevos puestos, sino que lo que se hace es cubrir las vacantes. Y se necesitan más inspectores", expresó Siri.


Populares de la sección